Jesús Uzkudun:”No habrá transformación social ni mejorará la prevención mientras no saquemos a la luz todos estos crímenes del amianto”

Processed with PICSPLAY

Processed with PICSPLAY

Entrevista del periodista Juanjo Basterra a Jesús Uzkudun, de CCOO de Euskadi y miembro de Asviamie:

 

En 2015, al menos, son 19 los trabajadores que han fallecido por enfermedades derivadas de la inhalación de fibras de amianto. Las cifras reales de muertes se ocultan, pero son muchas. Lo que sale a la luz es la punta del iceberg. El instituto que investiga el cáncer, IARC, dependiente de la OMS calcula que en Hego Euskal Herria han fallecido desde 1993  un total de 524 trabajadores, casi todos por mesoteliomas, pero quedan otras muertes por cáncer fuera. Es un drama social y laboral , Jesús Uzkudun vive de cerca esa lucha desde CCOO de Euskadi y Asviamie y, a la vez, porque es un afectado, ya que trabajó en la siderúrgica Orbegozo, de Hernani.
¿Que balance hace de 2015 con 19 muertos por amianto, como contabiliza Asviasmie?
Son 19 que tiene contabilizados ASVIAMIE (Asociacion de Víctimas del Amianto de Euskadi), que no son todos. En eso, estoy seguro. Lamentable estoy esperando algunos casos, como uno que trabajó en Fundaciones Telleria de Tolosa e Irubisa, que murió con cáncer de amianto de forma fulminante. Osakidetza comunicó sospecha y cuando se murió se perdieron los papeles. Han estado dando vueltas en Osalan yen la Seguridad Social, pero espero que en breve plazo se resuelva.
Con esto, lo que quiero decir es que hay muchos más. Es un escándalo y otro que el registro del Ministerio español de Trabajo solo reconozca 19 enfermedades profesionales derivadas del amianto. La ocultación que se está produciendo es de vergüenza. En ese terreno si comparamos con otros países europeos, hay mucho que hacer.
Por destacar un aspecto positivo es que durante el año 2015 el registro de vigilancia de la salud en Euskadi ha aumentado en más de 500 personas. No es precisamente por la labor de la Administración, sino por él boca a boca, que da resultados. Estamos ya un total de 7.023 personas registradas y otras 2.800 más que tengo constancia en Nafarroa.

 

¿Por qué se ocultan los efectos que está produciendo el amianto entre quienes trabajaron en contacto con el mineral cancerígeno durante muchos años de su vida laboral?
Se está ignorando. Está ocurriendo que el sistema nos ha ganado en el sentido de meternos una ideología o una forma de pensar en el que la enfermedad es pura y exclusivamente un problema individual, como si fuera un problema biológico. Se oculta, lo que en el siglo XVII Bernardino Ramazzini decía eso de ‘pregunta al enfermo cuál es la fuente de su sustento’. Las personas pasamos un tercio de nuestra vida trabajando y se pretenden ocultar las repercusiones que eso tiene en nuestra salud. Creo que queda mucho que mover. Ese pensamiento de que todos vamos a morir ha dominado a inspectores de trabajo, a los de la Seguridad Social, a los de Osalan, pero es cierto que más allí de la voluntad ocultadora hay una perspectiva de ignorar este daño que han ejercido contra la clase trabajadora. A la vez, sí que hay por parte de esa gente un intento de ocultar prácticas anteriores durante años.
Suelo recordar que en los años ochenta denuncié en Orbegozo de Hernani, donde trabajé, la situación que allí había. Nos decían que el polvo que salía en una cuchara de colada, que tenía amianto, sílice, metales pesados, etc era inerte. Entonces no sabíamos lo que ahora conocemos, pero está claro. ¡Qué se coman un puñado de ese polvo a ver que le sienta! Es la práctica que ha ocurrido, pero no se quieren mover esas decisiones viejas y se sigue ignorando el origen de la enfermedad profesional.

 

¿Qué hay que hacer para sacar a la luz ese daño a la salud a miles de trabajadores con el pretexto de lograr más beneficios para sus bolsillos?
No van a cambiar mientras no se lo pongamos difícil en la agenda diaria. Es una de las tareas pendientes. Hace falta una mayor implicación sindical y, sobre todo, de las organizaciones de pensionistas, porque la mayoría de las enfermedades relacionadas con el amianto y otros productos cancerígenos salen en gente que ya está jubilada o en contrato relevo, o cosas por el estilo.
Mientras Osakidetza y Osasunbidea traten la enfermedad como algo que hay que medicar y alargar la vida sin abordar la prevención, seguiremos con este drama. Por el otro lado, poner en la agenda diaria el problema y, tristemente creo que ahí es como todos espabilamos cuando nos quitan la cartera, es donde tenemos que seguir golpeando de forma contundente. No podemos ser optimistas en otros muchos terrenos.

 

En 2015 se han producido hechos, sentencias y actuaciones relevantes: declaración unánime del Parlamento de Gasteiz del fondo de compensación, nuevas sentencias a grandes empresas: Arcelor, CAF, La Naval, Uralita, el reconocimiento del cáncer laboral de la ama casa que limpiaba los buzos de su marido, currela de Arcelor. ¿Son. Pequeñas victorias en esta larga batalla, no cree?
Sí. Vamos avanzando lento, lento. Son pequeñas victorias, pero importantes. Así lo debemos ver. También estoy satisfecho con que el Parlamento vasco se posicionase de forma unánime en apoyo del fondo de compensación, pero todavía no lo han mandado ni siquiera a Madrid, porque dicen que tienen que arreglar el texto.
En este caso Por otro lado, entiendo con seriedad los soberanistas vascos perdieron la oportunidad de dar un paso a traer al persona que en Euskadi era posible, dando pasos en ese terreno. Aunque parece que hemos retrocedido en algunos medios, pero en otros parece que estamos consiguiendo avance. ¿Por qué lo hacen? Porque parece que vende socialmente. Y otros fruto de las presiones que tienen. En breve van a llegar sentencias en el Tribunal Supremo muy importantes, que abren la vía a continuar en ese terreno. Creo que la gente solo ve el trabajo judicial,pero hay mucho trabajo que se realiza administrativamente y, sobretodo, no voy a descansar hasta que más de 25.000 vascos estemos en el plan de vigilancia de la salud. Porque realmente son miles las personas afectadas y no podemos dejar que no sean reconocidas, porque eso supondría favorecer la ocultación.
uzkudun-2

El sindicato CCOO ha denunciado el trato otorgado por las mutuas a un inmigrante que sufriÛ un accidente laboral. En la foto, de izda a dcha, Jesus Uzkudun, responsable de Salud Laboral de CCOO en Gipuzkoa, y Mario S·nchez, responsable de Euskadi del mismo ·rea.

¿Son eficaces esos planes de vigilancia de la salud, ahora que se sabe que no funcionan como hace poco han denunciado algunos médicos y expertos universitarios y que hemos publicado recientemente en Pepe Rei Elkartea?
Estoy de acuerdo en las conclusiones. He visto lo que publicasteis y te digo más: para escándalo social he hecho propuestas a los grupos parlamentarios para que muevan este tema, pero no me han hecho caso. De los más de 7.000 afectados que estamos en el plan de vigilancia del Gobierno Vasco, Osakidetza no llama a reconocimiento médico ni a una cuarta parte. Y luego hacen campañas del cáncer de colon, de mama…esto del amianto parece que no interesa.
Lo importante más allí de que hay que insistir para hacer esos reconocimientos médicos, es el estar en el listado, porque supondrá una mayor facilidad para el reconocimiento de la enfermedad profesional, porque luego, en muchas ocasiones -lo digo porque tengo varios casos- donde el mesotelioma (un tipo de cáncer fulminante y que es producido por fibras de amianto) es relativamente fácil, pero con el cáncer de pulmón, te preguntan si fumas, y tengo varios casos que decían los médicos que no eran por amianto y, sin embargo, en dos casos en concreto les han reconocido enfermedad profesional. En IQU de Hernani y una mujer de Irun que su hermana murió el año pasado por un mesotelioma y ella está afectada por un cáncer de pulmón, después de que trabajaron en Paisa, de Errenteria, las dos. Creo que se debe insistir en este tema, lamentablemente hay otra mentalidad de mucha gente, incluso activistas, que no quieren seguir este camino, porque dicen que estuvieron poco en contacto con el amianto, pero no es garantía para no haber inhalado fibras y que se hayan quedado en tu cuerpo.

 

Empezó en esta lucha desde CCOO y ahora desde Asviamie, ¿no se puede dejar la lucha?
Así es. He estado como responsable de CCOO y sigo ahí y en Asviamie, como afectado por el amianto. No soy un agitador solo, sino un afectado. La clave está en seguir moviendo esta situación. Ahora tratamos de crear una asociación en Nafarroa, que las asociaciones de pensionistas de CCOO y otras sigan en este tema. Ni como sindicalista ni como miembro de AsViamie puedo estar esperando a que me vengan, porque vendrán pocos. Hay que ir a buscarlos, porque mientras no generemos esa sospecha social de que éste o ése tienen cáncer y trabajó en tal sitio,no vamos a conseguir destapar la realidad de este drama, de esta epidemia.

 

¿Le siguen acusando de ser alarmista social?
Todavía continúan algunos. Como le dije a una persona: los enfermos no enferman estando conmigo, vienen enfermos. Y es muy diferente cuando uno ha comido amianto, o como otros privilegiados, que han vivido en palacio, mostraban indiferencia cuando la gente se moría sin importarle nada. Sinceramente, no habrá transformación social ni mejorará la prevención mientras no saquemos a la luz todos estos crímenes evidentes en este terreno y hace falta motivar y concienciar a los afectados y sus familiares. Avances estamos teniendo, pero queda mucha tarea por delante. Todavía no ha salido todo.

 

¿La sociedad asimila esa lucha que se está produciendo entre unos pocos en este momento?
Hace poco planteé en Mutualia a los empresarios hacer una campaña sobre sustancias cancerígenas. Me dijeron que les parecía muy interesante, pero todos los empresarios quieren hacer el avestruz. Es la realidad para ver si el tema pasa sin pena ni gloria. Para que no ocurra eso lo tenemos que destapar. Y creo que realmente en la sociedad se percibe más el problema, pero hace falta más. Cuando el otro día me venía un colega y me dijo que no he trabajado en amianto, pero tengo cáncer de pulmón, pero había trabajado con soldadura inoxidable, ¡ya está! Lo del amianto esta permitiendo abrir otras vías de enfermedades. Espero que se consolide, pero también hecho en falta, como decía antes, una mayor implicación sindical. La asociación de afectados y los pensionistas deben insistir para abrir ese camino de futuro.

 

¿Algo concreto que se debe hacer ya?
Hace meses plantee en Asviamie dar un salto en el sentido lanzarnos a preparar en el plazo de unos meses una gran manifestación de las víctimas amianto. Ya que el frentismo sindical impide una unidad de estas, se podría intentar conseguir desde la asociación para buscar el apoyo de cada una de las organizaciones para que se involucren. Algunos me lo han rechazado, porque dicen que en Euskadi ya se ha aprobado la reclamación de un fondo de compensación. Creo que hace falta socialmente escenificar una manifestacion potente, y quien no apoye es responsable de la ocultación, así de claro. Protagonismo para las víctimas y así se daría un paso al frente para involucrarse más.
Otro aspecto clave está en que el Consejo Ecnomico y Social europeo ha aprobado un plan para erradicar el amianto de los edificios y centros de trabajo. Aquí seguimos, recuerdo dos resoluciones unánimes del Parlamento de Gasteiz para hacer inventario del amianto, pero como si nada. En Francia tienen avances mayores, a poco kilómetros nuestro. Somos tercermundistas. Es una realidad que debe cambiar, parece que instituciones y políticos no van. Hay que despertarles con la presión, y tengo que recordar que pronto llegarán que ayuntamientos y gobiernos paguen a víctimas amianto por daño producido por trabajar sin prevención ante el amianto.

 

Se suele comentar que son 35.000 trabajadores en presas en suelo vasco los afectados. ¿Está de acuerdo con ese cálculo?
Esa cifra a veces…

 

¿Cree que es mayor?
Estudios a nivel estatal han olvidado la siderurgia y en las fundiciones ha habido toneladas, y hemos pasado miles de personas. De la misma manera, en otros sectores se habla casi del mesotelioma, pero el cáncer pulmón mata más que el mesotelioma. Y luego tenemos un problema, porque en la última resolución de la Seguridad Social sobre Tubos Reunidos que he leído dice que una muerte de un trabajador se debió al tabaquismo y al amianto, como si estuvieran al mismo par, cuando las mismas empresas si estaban trabajando con amianto tenían la obligación de prohibir fumar en el trabajo, pero no lo hicieron.

 

¿Qué espera de este año 2016?
Hay que conseguir 500 personas más en el registro de vigilancia de la salud. Soy de paso corto, aunque tenga la vista larga. Extender el movimiento asociativo a Nafarroa y presionar en todo Euskal Herria a las grandes y medianas empresas, que están saliendo casos como champiñones, y se vaya reconocimiento este grave problema. Hay que plantearse el reto de apoyar a las víctimas en una gran manifestación, y es donde veremos si tenemos ese apoyo social para conseguir que las instituciones se impliquen. Ya sé que la cosa política y electoral está complicada, por lo que no tengo muchas esperanzas en el fondo de compensación a corto plazo, pero creo que hay que seguir golpeando a las empresas hasta que se muevan, ya en el verano en Muebles Xey apareció la amenaza del concurso de acreedores por la sentencia del Tribunal Supremo y estoy seguro que alguna empresa más va a ir a la quiebra al verse obligada a pagar por los daños que ha producido. Quienes se tiene que mover es todo el mundo, desde las organizaciones sindicales, a las empresariales, sobre todo éstas para que presionen a los gobiernos para crear el fondo de compensación porque la dinámica nos agobia.
Y, por último, pediría más atención a los medios de comunicación ante este drama social que estamos sufriendo.


Categorías:EUSKAL HERRIA, SALUD LABORAL

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: