“La caja de resistencia permite mantener la lucha”

Processed with PICSPLAY

Processed with PICSPLAY

Ernest Gutiérrrez (CORRESCALES): “La caja de resistencia permite mantener la lucha”

Ernest Gutiérrez es catalán. Ha partido en el Correscales, que unirá Bilbao y Barcelona de una fuerte solidaridad en la lucha contra la precariedad laboral. La korrika contra la precariedad llegara a la capital catalana justo cuando comience el Mobile World Congress 2016. Igual que en otras ocasiones, se tratará de dar a conocer al mundo que la lucha merece la pena frente a las grandes multinacionales tecnológicas. La realidad es como decía el Che Guevara, o por lo menos es una frase que se le atribuye a él, que solo se pierde aquella lucha que se abandona. El correscales o la korrika contra la precariedad es el ejemplo gráfico y real.

 

¿Qué es, cómo surge y por qué?

Es una carrera contra la precariedad social y laboral. Es una carrera de 87 relevos, que unirá Bilbao con Barcelona. Ha generado un margen de solidaridad brutal. Parte de la huelga que hace ya unos meses los técnicos y trabajadores subcontratados y falsos autónomos que puso contra las cuerdas a Movistar-Telefónica, y que derivó en una lucha contra la precariedad que meses después está teniendo sus frutos.

 

¿La unión hace la fuerza?

Es evidente y necesaria. No solo es el Correscales, la korrika contra la precariedad que decís en Euskal Herria, sino que nos permitirá realizar un documental para contar la vida precarizada de muchas personas y su trabajo diario para lograr unas condiciones dignas. Pero, sobre todo, nos ha permitido poner en marcha un crowdfunding social que creará el mayor fondo común de resistencia para los trabajadores en los casos de huelga. Porque para que la pelea sea más eficaz está claro que la huelga debe permanecer y extenderse en el tiempo. En 2015 los y las trabajadoras técnicos de Telefónica-Movistar llevaron a cabo una huelga que duró cerca de tres meses para denunciar las condiciones de semiesclavitud en que trabajaban, una realidad que cada vez es más común en el actual mercado laboral, con trabajos cada vez más precarios y con un aumento de las desigualdades como consecuencia más inmediata.

 

¿Cuánto lleváis recaudado?

La respuesta está siendo espectacular, desde gente con pocos recursos a sindicatos que nos entregan una parte importante de las cuotas que pagan sus afiliados. Llevamos como unos 120.000 euros y todavía la posibilidad seguirá abierta en torno a un mes, por lo que esperamos alcanzar la meta óptima que nos habíamos fijado de 146.000 euros. Si superamos esa barrera seríamos el cuarto crowdfunding más importante, tras los que se abren para financiar películas, etc. Sería el más alto de una iniciativa social.

 

¿Os aporta esperanza en un futuro mejor?

Creo que es una construcción del nosotros, de los círculos de proximidad para hacer frente a esa realidad fragmentada que nos imponen. Pero sobre todo nos da garantías sobre la inseguridad de dónde vas a estar mañana. Porque el modelo neoliberal es un proceso de acumulación, de arriba a abajo, pero apretando hacia abajo. Por eso, ese fondo común de ayuda mutua (caja de resistencia) permitirá hacer frente a ese despiadado capital. Porque nos dará fuerzas, primero, para encarnar ese modelo colectivo de lucha y el mantenimiento de la misma en el tiempo para poder generar victorias para los trabajadores. Es lo que pasó hace un año, y que está dando frutos todavía.

 

¿Se les ve satisfecho?

Estamos animados, porque hemos logrado activar esa lucha y esos 87 relevos que tenemos que hacer, donde participarán sindicatos, organizaciones sociales, parados, grupos de mujeres, representantes políticos, servirán para decir que queremos terminar con la precariedad laboral. Es increíble el vínculo que hemos logrado con los movimientos sociales y con los subcontratados. En realidad, lo que estamos haciendo es anticiparnos al futuro que nos viene encima, o que ya ha llegado, pero que debemos hacer frente. Por último, añadir que el Correscales ya está consiguiendo que la empresa se siente también a negociar, cuando antes solo lo hacían con CCOO y UGT. Aqui en Bilbao se consiguieron acuerdos hace poco en beneficio de los trabajadores de las contratas y en Barcelona donde hubo sesenta despidos hace un año, ya ha habido un juicio contra las contratas y se ha ganado, y se han recuperado ya unos cuantos despidos que se produjeron, entre otras mejoras que se están produciendo. Llegarán más co la lucha.



Categorías:BIZKAIA, EKONOMIA, EUSKAL HERRIA, GIPUZKOA, PAÏSOS CATALANS, SINDIKATUAK

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: