urkullu-1

Menos lecciones y aplíquense el cuento

(Lander Iruin)

Llama la atención la insistencia del PNV a la hora de reprochar al conjunto de la izquierda abertzale y en concreto, en los últimos días, a Arnaldo Otegi la necesidad de hacer una autocrítica acerca de su trayectoria política. Una insistencia que ha llevado a dejar en evidencia el miedo escénico que se ha expandido en las filas nacionalistas tras la calurosa acogida que recibió el líder abertzale tanto en Elgoibar como en el Velódromo de Anoeta. Un reproche que se basa en el mismo discurso que lleva haciendo el partido liderado por Iñigo Urkullu casi 20 años, y que frente al panorama de Paz y Convivencia abierto en Euskal Herria no ha cambiado ni lo más mínimo. Con las elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina, el PNV pone en marcha la maquinaria de abrir el baúl de los recuerdos para frenar la subida frenética (en ánimos y votos) de la izquierda abertzale con la salida de Otegi tras 6 años y medio preso. El último as que se ha sacado de la manga, el recuerdo al empresario secuestrado por ETA en 1979 (Luis Abaitua); secuestro por el que Otegi fue condenado en 1989 a 6 años de cárcel (fue detenido en el 87 y salió en el 90). Un secuestro que el PNV ha tardado 37 años en denunciar, justo 48 horas después de que Otegi saliera de su última estancia en prisión. Hasta entonces, ni mu. Curioso.

 

Un mensaje, el de los nacionalistas, que empieza a ser cuanto menos, cansino. Si en estos últimos 5 años (desde el cese de la lucha armada de ETA) algo ha escuchado incesantemente la sociedad vasca, eso ha sido la continua autocrítica ejercida por parte de la IA a la hora de asumir responsabilidades en 50 años de conflicto. Tanto los agentes políticos como los sociales de dicho movimiento se han expuesto a tumba abierta ante cualquier tipo de juicio ético, siendo valientes y asumiendo el daño que se haya podido causar, homenajeando a víctimas de ETA, y aportando su granito de arena en la construcción de un nuevo marco democrático. Sí, aquí saltarán algunos diciendo ‘si, pero nosotros llevamos 30 años homenajeando víctimas’. Lo realmente importante, es que la autocrítica se viene haciendo, sigue presente, y se ha asegurado que se seguirá haciendo; una reflexión con un largo recorrido y con un profundo debate dentro de las bases y en los diferentes ámbitos de la IA. Cosa que, por cierto, ha sembrado más de una discrepancia dentro de las bases del movimiento, por lo que algo habrán debatido en estos últimos años, digo yo.

 

Ahí están, por ejemplo, las palabras del presidente de Sortu Hasier Arraiz, en noviembre del 2015, reflexionando acerca del trato que recibieron las victimas de ETA en el pasado por parte de la IA: “Sentimos profundamente que nuestra actitud política no haya acompañado siempre el dolor de cada víctima”. Añadiendo que “esa actitud política, en algún momento, ha agravado el dolor de estas personas”. Pero remontémonos en el tiempo al año 2011, justo cuando se presentó el nuevo partido de la IA, Sortu. Tras años de ilegalizaciones, la izquierda abertzale presentaba un nuevo partido, con unos nuevos estatutos, y con unas nuevas estrategias. Así pues, el nuevo partido rechazaba en sus estatutos “abiertamente y sin ambages” a ETA y se comprometía a colaborar con agentes políticos y sociales para conseguir la total desaparición de cualquier clase de violencia y “en particular la de organización ETA”. No lo digo yo, está escrito. Pero si hay alguien tras los pasos dados por la IA en el rechazo de la violencia y en el cambio de estrategia, ese es Arnaldo Otegi. Los 5 de Bateragune fueron detenidos y secuestrados (Rafa Díez Usabiaga sigue en la cárcel) porque el Estado Español sabía perfectamente cual era el nuevo proyecto de la izquierda abertzale. Proyecto que rompía por completo los esquemas tanto del PSOE (recordemos que los 5 de Bateragune fueron capricho de Rubalcaba), como del PP, y ante la previsible reaparición en la política de la IA, se decantaron por poner freno a toda costa a ese nuevo planteamiento. Era demasiado tarde. Porque los cimientos de la nueva estrategia estaban ya construidos. Y ahí también, en el 2009, la izquierda abertzale venía de un proceso largo de reflexión que comenzó con la declaración que hizo el propio Otegi en el Velódromo de Anoeta en el año 2004. En aquel mitin se vislumbraba un nuevo giro estratégico. Las palabras de Otegi fueron claras: “Si hemos llegado hasta aquí, que nadie tenga duda de que no vamos a desaprovechar la ocasión de ganar un espacio de paz”. Agregó que la izquierda abertzale “movía ficha” y que “se equivocaría” quien tratara de “desactivar” este planteamiento. “Sé por qué lo digo”, agregó. Por lo tanto, no hablamos de un proceso de anteayer. Pero el PNV sigue a lo suyo. Según su versión, en pleno 2016, dice no haber visto nada.

 

Lo que la sociedad no ha visto todavía ha sido cierta autocrítica por parte del Gobierno Vasco a la hora de reconocer los errores que han cometido a lo largo de estos años de conflicto. Si de algo han servido estas décadas, han sido para llegar a la conclusión de que todos las ramas políticas han sido parte de esta sangría. Todos tienen su parte de responsabilidad, pero los únicos que se han desnudado y siguen desnudándose frente a la sociedad son los mismos. La gente ha escuchado diferentes voces de la IA asumiendo responsabilidades, reconociendo el daño causado, y condenando cualquier tipo de violencia (incluso males menores como la quema de autobuses o cajeros en meses pasados). ¿Cuál ha sido la autocrítica del PNV? ¿Es capaz de admitir algún error? ¿Por qué se firmó la dispersión? ¿Qué se buscaba? Que lo digan. Que justifiquen aquella firma. Firma que responsabiliza al partido de Urkullu de que hoy en día haya casi 400 presos en las cárceles y el 90% de ellos a más de 400km de sus casas. Que expliquen también por qué marginaron y criminalizaron a la izquierda abertzale con el Pacto de Ajuria Enea. Un Pacto diseñado desde Madrid, para anular políticamente y socialmente al Movimiento de Liberación Nacional. Que expliquen por qué existía un aparato para controlar a miembros de la izquierda abertzale cuando Juan Mari Atutxa era Consejero de Interior. O de los halagos y obsequios que recibía éste último desde Madrid por su ‘impecable’ trabajo (cerco) policial y político contra los mismos. Pero hay más. ¿Cuándo serán reconocidas como víctimas de la Ertzaintza Rosa Zarra, Kontxi Sanchiz o Imanol Iparragirre? ¿O acerca de la muerte de Juan Calvo Azabal en Arkaute en 1993, harán autocrítica? Por no hablar del delatador silencio que mantuvo el PNV con las acciones del GAL contra refugiados políticos vascos en Ipar Euskal Herria. Pero no hace falta sacar la máquina del tiempo (cosa que el PNV hace constantemente para reprochar responsabilidades a la IA), para darnos cuenta de que mantener el silencio en Lehendakaritza ha estado de moda, está, y lo seguirá estando. Ahí está, por ejemplo, el repugnante silencio e intolerable pasividad del Gobierno de Lakua en el tema de Iñigo Cabacas. Un acto de motivación política, lo pinten como lo pinten. Recordemos que el pelotazo que mató a Cabacas se registró en los aledaños de la herriko taberna de Indautxu en Bilbo, cuando no había ningún motivo para montar semejante operativo contra el gentío que se encontraba disfrutando de una tarde de fútbol.

 

Ya vale, señor Lehendakari. Ya vale de dar lecciones a un sector político que lleva 7 años a pecho descubierto frente a una sociedad que avanza diez veces más rápido del que lo hace usted y su partido. Y podríamos seguir con un largo etcétera sobre momentos en la historia de este país de los que el partido que lidera Urkullu debería reflexionar.

 

Es más. Me atrevería a decir que que los propios aparatos jurídicos del Estado Español han valorado más esas reflexiones en el seno de la formación abertzale que el propio Gobierno de Urkullu. Absoluciones a jóvenes con acusaciones duras de cárcel por pertenencia a Segi (los 40 del sumario 26/11, los 10 de Iruñerria o los 6 de Hernani y Urnieta son algunos ejemplos), juicios políticos cerrados con acuerdos entre las dos partes, o el fin de la Doctrina Parot son varios ejemplos de que el ‘tema vasco’, digámoslo así, ha pasado a un segundo plano en los Tribunales; no es prioritario, y los temas del día, tras décadas de ‘monotema’ vasco, pasan a ser la corrupción, y Catalunya y su proceso independentista. Desgraciadamente, a día de hoy, la figura de la Audiencia Nacional no ha desaparecido de la actualidad política vasca, y decenas de jóvenes vascos siguen pasando por delante de los jueces.

Decía Tácito, Historiador romano, que “irritarse por un reproche es reconocer que se ha merecido”. Y la verdad es que los líderes nacionalistas se ponen muy nerviosos a la hora de reconocer errores del pasado. ¿Por qué? Porque son conscientes de todos y cada uno de ellos, pero los quieren seguir manteniendo bajo la alfombra. Pero no les va a quedar otra que sacudirla. O se ponen el mono de trabajo y asumen el papel protagonista que ha tenido el PNV en todo este asunto, o seguirán con el mismo discurso de hace dos década, y con la credibilidad, un poco más, por los suelos (éticos).

Lander Iruin

 

 

Santamaria

Hace 17 años, el militante de ETA, José Luis Geresta, apareció muerto en Errenteria, durante el mandato de Aznar y con Mayor Oreja en el Ministerio de Interior. No fueron sólo periodistas los que pusieron en duda la versión del suicidio, José Barrionuevo, 8 meses después de los hechos, incidía en las contradicciones de la versión oficiosa desde las páginas de El País:

“Marzo de 1999. El etarra Luis Geresta aparece muerto, en las afueras de Rentería, con un tiro en la sien derecha. La pistola que lo ha disparado, y que no es suya, está en el lado izquierdo. Su mano está en el bolsillo del pantalón. Ya muerto le han arrancado dos muelas y le han serrado otra. Suicidio legal.

Y esto es lo que declaraba José Antonio Saenz de Santamaria, ex director de la Guardia Civil, en entrevista publicada en La Razón el 19 de noviembre de 2001:

Al preguntársele si en el actual gobierno persisten los métodos de guerra sucia, Sáenz de Santa María respondió: “La hay también. Supongo que sí. Los comandos no se entregan solos. Incluso ha aparecido algún muerto con un diente extraído a martillazos (el citado José Luis Geresta). Después de morir no se pegan martillazos en la boca. No lo digo como crítica […] Está bien el estado de derecho, pero no se puede llevar hasta sus últimas consecuencias, porque quedaríamos en manos de los terroristas” [….]A la pregunta de si mediante la guerra sucia se puede acabar con ETA, respondió que esta táctica “no se puede fomentar, pero es necesaria. Con la sola aplicación del derecho no se consigue la declaración del detenido“.

MENDIA - DERECHO A DECIDIR

IDOIA MENDIA: LA DEMOCRACIA Y YO MISMA…

IDOIA MENDIA (Secretaria General de PSE)

Demócrata convencida…

mugikorra 3 045

Los “peligros” del euskera…

zzz 078

Arnaldo Otegi… juzgado y sentenciado

mugikorra 3 023

Bozkatu PSE!

IBERDROLA-FINANCIACION PARTIDOS

Iberdrola eleva un 263,4% la financiación de partidos políticos en Estados Unidos

La multinacional eléctrica habla de neutralidad, pero en 2012 el Tribunal de Cuentas sacó a la luz la entrega de 100.000 euros a FAES por parte de la Fundación Iberdrola

Iberdrola explica en su informe de responsabilidad social que es “una empresa con una posición neutral desde el punto de vista político”. Pero una línea después admite que “en el ejercicio 2015 ninguna de las empresas del grupo, excepto en Reino Unido y Estados Unidos, ha contribuido a la financiación de partidos políticos o a organizaciones dependientes de los mismos”.
Esta supuesta neutralidad no fue tal en 2012 cuando el Tribunal de Cuentas español reconoció en su informe, el último que ha visto la luz, sobre la contabilidad de las formaciones políticas y sus fundaciones satélite correspondiente al ejercicio 2012 ha obligado al ‘think tank’ de cabecera del Partido Popular, la Fundación para el Análisis y los Estudios Social (FAES), a revelar que en octubre de ese año recibió una donación de la Fundación Iberdrola por valor de 100.000 euros. No es la compañía, pero si la fundación.

En el último trienio, Iberdrola ha aumentado la contribución económica en un 263,4% y, así entregó 101.963 euros a los partidos políticos. En Gran Bretaña, la aportación de Iberdrola fue más modesta con 27.540 euros, pero es un incremento del 17% en el último trienio. eN conjunto, el dinero que ha destinado Iberdrola para los partidos políticos ha aumentado en un 150%, al pasar de los 51.611 miles de euros a los 129.503 euros en 2015.

Como detalla la información de la multinacional eléctrica de origen vasco, en Gran Bretaña, su filial Scottish Power ha aportado ude acuerdo a la ley Political Parties, Elections and Referendumns Act (2000). Según indica, se ha distribuido entre distintos partidos de todo el espectro político, “para el patrocinio de conferencias y eventos” e Iberdrola justifica esta entrega económica porque “constituyen una oportunidad importante para que el Grupo pueda presentar sus puntos de vista a representantes de todas las opciones políticas sobre una base no-partidista”.

En Estados Unidos, Iberrola explica que “se ha aportado un total de 101.963 euros por parte de todas las sociedades filiales de la actual Avangrid. Concretamente, en el Negocio de Redes, la antigua Iberdrola USA y sus empresas filiales CMP, NYSEG y RG&E han realizado aportaciones a candidatos y partidos políticos por un total de 91.607 euros, informando sobre las mismas de acuerdo a la legislación vigente. Asimismo, el Negocio de Renovables ha realizado aportaciones por un total de 10.356 euros. En ambos casos las aportaciones son las realizadas por la Compañía y no incluyen las aportaciones adicionales voluntarias de los empleados”.

MULTAS A IBERDROLA

LAs multas a Iberdrola se han más que duplicado en el último trienio. De 15,3 millones en 2013 a 35,5 millones en 2015.

Del importe total, en el Estado español se han impuesto multas por 27.386.763 de euros, 25.000.000 de los cuales corresponden a la impuesta a Iberdrola Generación, S.A.U. por “una supuesta manipulación fraudulenta tendente a alterar el precio de la energía eléctrica, por incrementar el precio de las ofertas de las unidades de gestión hidroeléctrica de Duero, Sil y Tajo, entre el 30 de noviembre y el 23 de diciembre de 2013”. Recuerda que ha interpuesto recurso contencioso-administrativo con solicitud de medidas cautelares frente a la resolución sancionadora que sido admitido a trámite.

En el Negocio de Redes, se han impuesto multas por valor de 2.071.588 euros por apertura de zanjas sin licencia de obra y por la construcción de instalaciones sin autorización.

En Brasil se han impuesto multas por valor de 8.092.571 de euros, siendo significativos los 5.310.006 de euros impuestos a Coelba, relacionados principalmente con una multa por la contabilización de costes de inversiones del periodo 2008/2012.

En Estados Unidos, en el Negocio de Renovables se han impuestos multas por valor de 63.035 euros por incumplimiento de requisitos técnicos en las operaciones, mientras que en Gran Bretaña se ha recibido una multa “poco significativa” de 207 euros.

Asimismo, se han recibido también 9 sanciones no monetarias, en relación a aspectos de carácter laboral y administrativo, no consideradas significativas por la Compañía.

 

iberdrola cortes de luz

Iberdrola cortó la luz por impago a 1,72 millones de clientes en 2015

El informe de responsabilidad social de Iberdrola confirma que en 2015 la multinacional eléctrica de origen vasco cortó la luz a 1,72 millones de clientes, de ellos 265.175 fueron del Estado español, por impago de los recibos de la luz.

La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán ganó el año pasado 2.422 millones, un 4,1% mas que un año antes y su salario se situó en 9,7 millones, contando el valor de las acciones que recibió como parte de su remuneración.

En Gran Bretaña no cortó la luz a nadie, mientras que en Brasil, Iberdrola cortó la luz a 1,37 millones de personas y en Estados Unidos a otros 93.049 personas.

Estos cortes destacan, porque en ese informe de responsabilidad social de Iberdrola recuerda en uno de sus apartados que tiene aprobado y firmado con admite acciones públicas un acuerdo sobre el “Acceso a la electricidad para clientes en situación de vulnerabilidad”.

En el Estado español, ese compromiso de la eléctrica se materializa mediante “la definición y aplicación de un procedimiento de protección a clientes en situación de vulnerabilidad, cuyas acciones se centran en el incremento de los plazos del proceso de cobro, la flexibilización de las condiciones de pago y el asesoramiento personalizado” y recuerda que ha firmado “convenios con diversas entidades públicas u otras organizaciones colaboradoras”.

Sin embargo, no han sido suficientes, porque en el Estado español se ha cortado la luz a 265.175 viviendas.

Existe además el denominado “Bono social”, que permite precios más bajos de la electricidad para su aplicación a los consumidores de electricidad considerados como vulnerables. El Bono social está financiado a través de las empresas de producción, distribución y comercialización en base a una cuota asignada por el Ministerio españolde Industria, Energía y Turismo. Iberdrola asume el 38,25%, 880.600 suministros acogidos.

En Gran Bretaña, Scottish Power, filial de Iberdrola, ha firmado el acuerdo de Energy UK Safety Net for Vulerable Customers, que incluye el compromiso de no desconectar a aquellos clientes que sean declarados vulnerables por razones de edad, salud, discapacidad u otra causa grave y reconectarles, en su caso, de manera prioritaria. Además, continua vigente el programa Warm Home Discount para hogares en riesgo de pobreza. También ocurre en Estados Unidos y Brasil con ayudas, pero se sigue cortando la electricidad.

 

monedero - lomana

MONEDERO (SOBRE BILDU): “LOS ILEGALIZARON, Y AHÍ ESTÁN TAN FRESQUITOS Y SIMPÁTICOS”

“A Bildu le ha hecho un regalo la vida, porque como los prohibieron, tuvieron que renovarlo todo y ahí están fresquitos y simpàticos”

¿GANARÁ LA IZQUIERDA AL PAÍS VASCO PARA LA CAUSA DE LA EMANCIPACIÓN?
– Juan Carlos Monedero
El país vasco, durante la transición, demostró la mayor movilización social del Estado, germen para una democracia de alta densidad. El país vasco, vio esa movilización perdida y traicionada por la locura de una organización terrorista que operaba con maneras antiguas en un lugar de alta renta media. El país vasco, que se mantuvo lúcido tras la muerte del dictador y que, al final, vendió por un plato de lentejas nacionalistas la verdadera lucha por la democracia. El fascismo nacional-católico, cierto es, sigue en su sitio y no necesita cambiar porque el viento sopla en su dirección.
¿Pero vosotros y vosotras? ¿Podrá la izquierda vasca reinventarse?
Os habéis equivocado en los últimos treinta años y nos habéis dificultado sobremanera nuestras peleas. No nos pidáis más comprensión. Defendemos lo que entendemos justo no por vosotros, sino por seguir respetándonos a nosotros mismos. Por eso estamos en contra de la ley de partidos y a favor de la legalización de un partido que se base sin dudas en la pelea política pacífica.
No es nada fácil mantener la sensatez con una España de Torrente y de Mayor Oreja detrás. Pero vosotros tampoco habéis ayudado. Había otra gente en el resto de ese país que compartimos y que algunos llaman España y otros lo quieren confundir con un enorme aparato burocrático, como si no nos hubiera pasado nada juntos en los últimos 600 años (¡El Estado español!). ¿Os creéis mejores que el resto? Cuando alguien reivindica en exceso quien es, no puede sino terminar diciendo que los demás son peores. Y si alguien ve como un valor la endogamia, es, simplemente, un imbécil. Les sobran cuatro quintas partes de la humanidad.
Vuestra pelea, con tanta frecuencia ciega, poco ha ayudado a reconocer a gente con la que, seguramente, teníais mucho que compartir. Os quedásteis solos, sin hablar con nadie que no fuérais vosotros mismos. Y solos os extraviásteis.
Os he visto llamar txacurra (perro) a gente que se jugó la vida para defender la República y una patria vasca socialista en 1936. Qué valientes. ¿Los descendientes de los gudaris que se entregaron a las tropas italianas y no volaron Altos Hornos de Vizcaya, dejándolos intactos para que Franco terminara de asesinar a más milicianos? Valientes y cobardes hay en todos lados.

Os he visto en Venezuela, haciendo primar vuestros intereses y reivindicaciones por encima de los intereses de la revolución bolivariana. Como si el nacionalismo detuviera el entendimiento y te convirtiera en un idiota egoísta. Pero qué más daba debilitar a Venezuela si lográbais colocar una bandera dentro de Miraflores.
Mal virus el nacionalismo. Toca las fibras de la trascendencia. Y, como le ocurre a la religión, son trascendencias que no hablan con la razón ni tampoco la escuchan. Por el contrario, el sueño de la izquierda o es dialogado o no es.
Ojalá pronto volváis a dialogar y os quitéis esas muletillas facilonas.
Los rebeldes, dicen los zapatistas, se encuentran en el camino.
Dejad de echarnos a la cuneta.

 

MONEDERO

MONEDERO SE OFRECIÓ A IR EN LISTAS DE PP Y PSE CON LA IA ILEGALIZADA EN 2003


De ofrecerse a rellenar las listas de PP y PSE por la amenaza de ETA, a portar camisetas del subcomandante Marcos…

El 6 de mayo de 2003, el PP pidió una condena de tres meses a cinco años por injurias y calumnias para Juan Carlos Monedero, profesor universitario, y por aquel entonces, asesor de IU. Monedero había registrado a su nombre una página de Internet en la que se acusaba de “cómplices de asesinato” a los diputados del Partido Popular por apoyar la guerra de Irak.

La polémica derivaba de una portada que apareció enhttp://www.noalaguerra.org, una de las decenas de páginas que aparecieron contra la invasión de Irak. En la página se podía ver una foto de todos los diputados del PP con la leyenda “cómplices de asesinato”. Monedero aparece como la persona que registró la página. El profesor aseguró que se limitó a financiar con 50 euros a un grupo de alumnos que le presentó una iniciativa “para recoger la indignación política y el clamor de la gente”. Le pareció buena idea, y lo financió, aunque luego se desentendió.
“No se puede controlar Internet, ni lo que hacen todos los alumnos. Esa página estaba autogestionada. Tal vez la expresión no sea afortunada. Si hubieran dicho ‘cómplices de atrocidad’, no habría denuncia. Pero es igual, es Internet. Allí se dicen miles de cosas, también contra IU, y nadie se lleva las manos a la cabeza”.

Monedero consideró “injusta” la acusación contra él y recordó que junto a otros profesores se ofreció voluntario para rellenar listas de PP y PSOE en el País Vasco.

Se da la circunstancia que la Izquierda abertzale acababa de ser ilegalizada. MIentras tanto, Juan Carlos Monedero se ofrecía a rellenar las listas del PP y PSE por la amenaza de ETA.

Para recordar, otro artículo de Monedero:

¿GANARÁ LA IZQUIERDA AL PAÍS VASCO PARA LA CAUSA DE LA EMANCIPACIÓN?
8.2.2011 – Juan Carlos Monedero

El país vasco, durante la transición, demostró la mayor movilización social del Estado, germen para una democracia de alta densidad. El país vasco, vio esa movilización perdida y traicionada por la locura de una organización terrorista que operaba con maneras antiguas en un lugar de alta renta media. El país vasco, que se mantuvo lúcido tras la muerte del dictador y que, al final, vendió por un plato de lentejas nacionalistas la verdadera lucha por la democracia. El fascismo nacional-católico, cierto es, sigue en su sitio y no necesita cambiar porque el viento sopla en su dirección.
¿Pero vosotros y vosotras? ¿Podrá la izquierda vasca reinventarse?
Os habéis equivocado en los últimos treinta años y nos habéis dificultado sobremanera nuestras peleas. No nos pidáis más comprensión. Defendemos lo que entendemos justo no por vosotros, sino por seguir respetándonos a nosotros mismos. Por eso estamos en contra de la ley de partidos y a favor de la legalización de un partido que se base sin dudas en la pelea política pacífica.
No es nada fácil mantener la sensatez con una España de Torrente y de Mayor Oreja detrás. Pero vosotros tampoco habéis ayudado. Había otra gente en el resto de ese país que compartimos y que algunos llaman España y otros lo quieren confundir con un enorme aparato burocrático, como si no nos hubiera pasado nada juntos en los últimos 600 años (¡El Estado español!). ¿Os creéis mejores que el resto? Cuando alguien reivindica en exceso quien es, no puede sino terminar diciendo que los demás son peores. Y si alguien ve como un valor la endogamia, es, simplemente, un imbécil. Les sobran cuatro quintas partes de la humanidad.
Vuestra pelea, con tanta frecuencia ciega, poco ha ayudado a reconocer a gente con la que, seguramente, teníais mucho que compartir. Os quedásteis solos, sin hablar con nadie que no fuérais vosotros mismos. Y solos os extraviásteis.

Os he visto llamar txacurra (perro) a gente que se jugó la vida para defender la República y una patria vasca socialista en 1936. Qué valientes.

¿Los descendientes de los gudaris que se entregaron a las tropas italianas y no volaron Altos Hornos de Vizcaya, dejándolos intactos para que Franco terminara de asesinar a más milicianos? Valientes y cobardes hay en todos lados.
Os he visto en Venezuela, haciendo primar vuestros intereses y reivindicaciones por encima de los intereses de la revolución bolivariana. Como si el nacionalismo detuviera el entendimiento y te convirtiera en un idiota egoísta. Pero qué más daba debilitar a Venezuela si lográbais colocar una bandera dentro de Miraflores.

Mal virus el nacionalismo. Toca las fibras de la trascendencia. Y, como le ocurre a la religión, son trascendencias que no hablan con la razón ni tampoco la escuchan. Por el contrario, el sueño de la izquierda o es dialogado o no es.
Ojalá pronto volváis a dialogar y os quitéis esas muletillas facilonas.
Los rebeldes, dicen los zapatistas, se encuentran en el camino.
Dejad de echarnos a la cuneta.

1986-2016, EUSKAL HERRIAK NATORI EZ

La OTAN es un instrumento agresivo del imperialismo neoliberal atlantista, una organización criminal que arrasa pueblos e impone los intereses de una minoría, como estamos comprobando a lo largo y ancho del planeta

El 12 de marzo de 1986 Euskal Herria expresó un sonoro rechazo a la OTAN. Aquello fue muy importante porque la mayor parte de los partidos apostó a favor de la OTAN. Algunos, como el PNV, temerosos de la opinión popular, dieron libertad de voto, pero sus líderes Ardanza, Arzalluz y otros hicieron público que votarían sí. Los datos mostraron la distancia entre la fotografía oficial y la voluntad explícita de la ciudadanía y pusieron en cuestión la narrativa que pretendía legitimar la Reforma posfranquista en base a los votos de los partidos.

En Euskal Herria dos fueron las plataformas principales que impulsaron el «No», el Manifiesto, que lo hacía desde la defensa de nuestra soberanía, y la Movida Anti-OTAN, que agrupaba a otras gentes de la izquierda y movimientos sociales. Junto a ellos el Colectivo por la Paz y el Desarme y otros muchos grupos activos en la campaña: Jarrai, el movimiento obrero, estudiantil, feminista, ecologista…

El «No» tenía un significado político y se expresó con claridad en los cuatro territorios de la Euskal Herria peninsular. La denuncia del Polígono de Tiro de las Bardenas tuvo un lugar destacado en las iniciativas de sensibilización y las movilizaciones y esto reforzó la dimensión nacional en un momento en el que las fuerzas de la Reforma estaban potenciando la partición con todas sus fuerzas.

Lo que triunfó en 1986 fue la apuesta por una articulación hegemónica, es decir, una interrelación entre demandas y críticas que delimitaba el campo político en dos espacios. En aquella articulación quedaron alineadas de un lado la soberanía, el desarme, el antimilitarismo y las condiciones de vida y trabajo de la mayoría de la población, mientras al otro se encadenaban el elitismo, el militarismo, la crisis, la negación de la soberanía, el terrorismo de estado y un régimen que cada vez generaba más indignación. El «No» A LA OTAN era el lema principal de la articulación, si bien tenía significados diferentes para unas y otros.

Los resultados pusieron de manifiesto que la rebelión vasca contra la dictadura y la reforma había sedimentado en nuestra sociedad. La reforma, pese a haberse impuesto materialmente, tenía grandes problemas para lograr la adhesión de la gente.

El ensamblaje en las redes internacionales capitalista-atlantistas era uno de los principales retos de la reforma. La CE y la OTAN constituían los soportes principales de aquella inserción, cuyo objetivo era mantener al Estado español en la geoestrategia del imperialismo capitalista. El PSOE, que en otro tiempo había mantenido una posición pública contraria (su lema fue «OTAN, de entrada no»), cambió de postura al llegar al Gobierno. El referéndum pretendía aligerar tensiones y legitimar aquella apuesta apuntalando la propia Reforma.

Conviene recordar que la rebelión vasca fue el principal escollo de la reforma. Al llegar al Gobierno de Madrid en 1982, el PSOE recrudeció la estrategia para liquidar la lucha y las ansias de libertad de la sociedad vasca. Antes de 1986 los GAL ya habían matado a más de 25 personas, se implantó el Plan ZEN, las torturas siguieron…

Paralelamente, el PSOE llevó a cabo desde el Gobierno una bestial reconversión económica, sobre todo en el ámbito industrial, que supuso una masiva destrucción de empleo y una drástica caída de las condiciones laborales de miles y miles de trabajadoras y trabajadores. En 1986 había muerto ya la ilusión de un PSOE transformador y había quedado claro su alineamiento con el capital y contra el trabajo. Eso es lo que una CE convertida en laboratorio gigante del neoliberalismo le pidió al Estado español, y el PSOE se empleó en esa tarea con todas sus fuerzas.

Asustado por los resultados en Euskal Herria, el Estado español llegó a la conclusión de que debía aplicarse con más brío en la represión hacia la izquierda abertzale y todos los sectores rupturistas. El PNV, por su parte, también vio con miedo lo sucedido, tanto más ante la escisión que dio lugar a EA. Estaba claro, por tanto, que la Reforma debía acelerar su ofensiva para evitar que la crisis de adhesión que mostraban aquellos resultados tomara cuerpo en una alternativa viable.

El rechazo de Euskal Herria se convirtió, pasados unos años, en abono para la rebelión de la insumisión, y la defensa de la soberanía y el rechazo del belicismo de la OTAN se convertirían en elementos del sentido común del país: el militarismo atlantista ha tenido grandes problemas para lograr apoyos aquí.

El «No» a la OTAN y las numerosas movilizaciones de la época dieron un importante espaldarazo a la izquierda independentista, especialmente a Herri Batasuna. Tras el referéndum llegaron varias citas electorales y en ellas la izquierda abertzale obtuvo resultados históricos mientras el PNV sufría un duro varapalo. Más tarde vendrían las conversaciones de Argel, poniendo de manifiesto el alcance de la acumulación de fuerzas lograda; pero como sabemos, aquello no llegó a buen puerto y el Estado español logró endosar el grueso de la factura del fracaso a la izquierda abertzale.

30 años después de aquel referéndum las razones para decir «No» a la OTAN se han multiplicado. El Polígono de Tiro de las Bardenas sigue en manos del Ejército español y al servicio de la OTAN, pese a las expresiones de rechazo y movilizaciones populares. La OTAN es un instrumento agresivo del imperialismo neoliberal atlantista, una organización criminal que arrasa pueblos e impone los intereses de una minoría, como estamos comprobando en todo el planeta.

Dejada atrás la polarización llamada Guerra Fría, la OTAN se vio sin su principal coartada, pero no tardó en encontrar otras dos. La «lucha contra el terrorismo», que ya venía usando antes, narrativa en la que terrorismo es todo aquello que cuestiona su predominio. La segunda, el «humanitarismo», según el cual las intervenciones militares imperialistas se presentan como acciones en defensa de los derechos humanos. La OTAN quiere responder a la multipolaridad de nuestro mundo impidiendo el surgimiento o fortalecimiento de agentes autónomos. En última instancia, es un mecanismo para asegurar la dependencia, una fuerza armada para imponer las relaciones que interesan al imperialismo.

Este aniversario es una oportunidad para potenciar el debate, fortalecer la apuesta contra el militarismo y recordar el espíritu de aquella gran movilización social. No podemos quedarnos en el mero recuerdo de la victoria: es hora de conformar mensajes y líneas de actuación acordes a nuestro tiempo, hay que buscar nuevas fórmulas para esta vieja batalla.

En esta pugna, el referéndum contra la OTAN, la insumisión y el Polígono de las Bardenas son tres grandes referencias, pero el horizonte debe apuntar a la total desmilitarización de Euskal Herria. Nuestro pueblo debe decidir qué relaciones quiere tener con los otros pueblos y debe poder organizarse sin supeditarse a ningún agente externo y sin ser cómplice de la supeditación de ningún otro pueblo.

La elección que hizo nuestro pueblo en 1986 aparece como pionera contra el neoliberalismo imperialista y belicista: cada vez es más evidente que la soberanía de los pueblos es clave para la construcción de un mundo diferente. Euskal Herria dio un gran paso soberano el 12 de marzo de 1986. No fue una simple proclamación, pues nuestro pueblo fue soberano al decidir, por más que esa decisión no haya sido respetada.

Euskal Herria respondió como pueblo a aquel desafío y ahora también debemos responder como pueblo a las agresiones del neoliberalismo, tomando nuestro propio camino y haciendo respetar la voluntad popular. En 1986 demostramos capacidad para sumar fuerzas y actuar en común desde la diversidad. Ahora también la defensa de la soberanía es necesaria porque representa a la vez el cambio social, la igualdad y la democracia. En definitiva, porque para ser libres necesitamos serlo en un pueblo libre.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: