arnaldo
2016-04-30, Donostia. Arnaldo Otegirekin solasaldia, GARA forumak antolaturik. 30-04-2016, San Sebastián. Charla con Arnaldo Otegi, organizado por el forum de GARA En la imagen Arnaldo Otegi en las pruebas de iluminación,antes de la entrada del público.
Otegi alienta un «Estado digno» de «leyes justas, pueblo culto y un gobierno honrado»

Arnaldo Otegi ha llenado el cubo grande del Kursaal (casi 1.800 personas) en un Forum Gara que retomaba aquella conversación de 2009 tras la que fue encarcelado.

Dos horas han dado para hablar en detalle de todo, pero se ha dirigido sobre todo el país para animarle a «construir, no reivindicar» un Estado «digno». Ve materia gris y experiencia suficiente.

arnaldo
2016-04-30, Donostia. Arnaldo Otegirekin solasaldia, GARA forumak antolaturik. 30-04-2016, San Sebastián. Charla con Arnaldo Otegi, organizado por el forum de GARA En la imagen Arnaldo Otegi en las pruebas de iluminación,antes de la entrada del público.

marisol - iraultza

La víspera del día internacional de la clase trabajadora de 1991 tres militantes de Iraultza perdieron la vida al estallarles un artefacto explosivo que iban a colocar. Entre ellas se encontraba Marisol Mujika Areitiaortuena y 22 años después, queremos recordar su figura para que sirva de aliciente en la pelea de la clase trabajadora de Euskal Herria.

Nacida en Ermua, tuvo desde su niñez muy cerca la conciencia obrera. Militante de EMK, vivió en Portugalete donde trabajó de asistenta social. Más tarde vivió en Okondo con su familia y de allí marchó a Nicaragua dejándolo todo por su vocación internacionalista. Con la experiencia junto con el FSLN volvió a casa y decidió militar en Iraultza mientras empezó a trabajar en el Centro Galego de Sestao.

Sabía cuáles son las razones de nuestra lucha. Era consciente de que tocaba resistir y pelear para dejar un terreno abonado y construir un mundo más justo, más humano. Pero aquella historia, todas aquellas historias, no la cuentan las que escriben desde arriba. Nuestra historia es una historia que vamos escribiendo desde abajo.

Marisol soñaba con una revolución social y con la liberación de los pueblos oprimidos. Entre ellos el suyo, el nuestro, Euskal Herria. Era hija de la lucha de Otto René Castillo poeta Guatemalteco asesinado en 1968 por el ejército, que escribió: “De los de siempre, de los que nunca abandonan al compañero ni se arrodillan ante el poderoso”. Marisol fue como muchas hijas de este pueblo, de las que peleaba todos los días para que este pueblo no muriera y avanzara en su lucha por una libertad escrita en letras rojas.

En la historia de la clase trabajadora de nuestro pueblo no habrá héroes ni heroínas; aparecerán nombres conocidos y desconocidos. Y a veces no habrá ni nombres, ya que un nombre no podrá sustituir a un Pueblo. Porque el Pueblo somos todas y entre todas vamos a llevar a Euskal Herria hacia el camino de la independencia y el socialismo.

En ese camino, nos encontramos ante otra batalla contra un modelo político económico y social que nos intenta aniquilar como pueblo y como clase. La Huelga General convocada por la mayoría del pueblo trabajador vasco tiene ser histórica. Una oportunidad para demostrar la fuerza de miles trabajadoras que queremos ir escribiendo nuestra historia. Eskerrik asko Marisol. El 30 de Mayo llenaremos las calles contigo.

Maite Otazua

Bilboko Alde Zaharra

(publicado en Boltxe el 1.5.2013 https://www.boltxe.eus/2013/05/01/mujer-roja-y-libre/ )

 

txiki muñoz 1

Txiki Muñoz, secretario general de ELA

“Al Gobierno Urkullu el empleo le importa un bledo y la calidad del mismo, menos. En sus ámbitos de responsabilidad crea empleo muy precario, muy malo, muy miserable”

“No hay izquierda institucional sin activación social. Como no aprendamos eso, los proyectos políticos de izquierdas van a acabar absolutamente desfigurados”

———————————————

ELA realizará, después de mucho tiempo, dos manifestaciones en el Primero de Mayo, en Bilbo y en Iruñea. La situación económica complicada sirve de impulso y el nuevo escenario en el Gobierno foral permite ese desdoblamiento. Txiki Muñoz habla de la situación social, laboral, económica y política.

 

¿Cree que la economía va bien cómo se empeñan a decirnos los gobernantes todos los días?

Para nuestra gente no va bien, y no ha terminado.

 

¿nde ve el o los problemas?

No ha terminado porque la obsesión por la prioridad del déficit, pago de deuda y no tocar la política fiscal orientan políticas de ajuste presupuestario, y si se da alguna posibilidad de que hay margen de flexibilidad, va a venir acompañada de más reformas. Están exigiendo que se haga una nueva reforma de pensiones. Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, ha dicho que tiene una cita con el nuevo gobierno, que no sabe quién estará, pero sabe para qué, y las cuentas dicen que hay 23.000 millones de euros de déficit. Y si se da margen de flexibilidad, los mismos que han orientado la reforma de pensiones diciendo que había que bajar salarios, ahora dicen que con los salarios que se están metiendo en el mundo del trabajo no se pueden financiar las pensiones. No ha acabado.

 

¿Y quė piensa de los gobiernos de Gasteiz e Iruñea?

El Gobierno vasco es pura ortodoxia neoliberal. Saca el pecho cuadrando el déficit, pero lo hace con recortes. El Parlamento no pinta nada, aprueba unos presupuestos que no se cumplen, porque al final tienes que cumplir el déficit que tienes acordado. En octubre del año pasado el portavoz Erkoreka dijo que iba a haber recortes, el día siguiente el de Hacienda, Gatzagaetxebarria dijo que no, que iba a haber ajuste de gasto. Han hecho un ajuste de gasto-recorte muy importante y los pacientes y paganos de esos ajustes son los servicios públicos y muchos empleos, porque muchos de esos recortes se han hecho en licitaciones de adjudicaciones públicas tirando precios. Al Gobierno Urkullu el empleo le importa un bledo y la calidad del mismo menos. En sus ámbitos de responsabilidad crea empleo muy precario, muy malo, muy miserable.

Y yendo al Gobierno con el movimiento sindical, el lehendakari nos ha dicho que no acepta la reunión que le hemos pedido para el tema de la estatalización. No la acepta con ELA.  El gobierno quiere una relación clientelar con las organizaciones, basada en que yo exploró un acuerdo parcial contigo (puede haber o no), pero la consecuencia es que no hay critica a ninguna de las actuaciones del gobierno. Eso se nos ha planteado a nosotros por parte del consejero de Empleo, Ángel Toña. Es el daño colateral de la política neoliberal del gobierno, que se dedica a hacer propaganda. Este consejero de empleo a ELA le dijo que estaba de acuerdo con la ILP de las subcontratas, y el PSOE y PNV nos la han tumbado en el Parlamento porque, como bien dijo un parlamentario del PNV, si os damos la subrogación laboral, no vamos a poder licitar a la baja. Están en una carrera despiadada de tirar precios. Sabe que la gente que entra a trabajar lo hace en condiciones de explotación y de miseria laboral.

 

¿Hasta dónde se puede llegar a este ritmo, después de que haya caído  el poder adquisitivo?

Nosotros damos mucha importancia al elemento organizativo. En este contexto el poder económico y político, conscientes de el gran privilegio de la instrumentalización de la política por parte del poder económico, conscientes que la política en términos muy generales se diluye en la gestión institucional, que se deja llevar en márgenes más estrechos, supone una cierta orfandad de quienes estamos en la calle.

ELA suele decir que no hay izquierda institucional sin activación social. Como no aprendamos eso, los proyectos políticos de izquierdas van a acabar absolutamente desfigurados. No hay una política de izquierdas en las instituciones si no se acepta una dialéctica autónoma de interpelación y activación social. Está pasando en todos los sitios en Europa. Se le hace creer a la gente que el cambio ‘soy yo y que yo he llegado’. Eso no es verdad. El cambio está por hacerse en el ámbito del Estado, en Euskal Herria, también en Navarra porque no se les puede decir a los navarros que ha llegado, porque haya un gobierno cuatripartito. No hay más que ver la política fiscal irrelevante que se ha hecho. Y a partir de ahí, nosotros estamos y queremos trabajar por una activación autónoma, sindical y social con perspectiva política. El sindicato está ahí y quiere buscar aliados que estén ahí. Que no se dejen atrapar por las reglas de juego que marque la política institucional de los partidos. La relación partido-sindicato ha fracasado en todo el mundo. Porque supone la amortización del movimiento sindical. Nosotros somos pacientes de esa situación.

 

¿También incluye la acción soberanista de País en esa reflexión?

El planteamiento soberanista en este país crecerá en la medida en que se resuelvan los problemas de la gente que vive mal. La única manera que tiene el soberanismo de ganar en la sociedad es dando satisfacción a esta gente. La política social no es un objetivo, que también lo tiene que ser, tiene que ser un camino. No se puede decir ‘cuando yo sea independiente’. No hay más que ver otros países que gozan de la independencia en Europa, ¿Francia es independiente? Pues Hollande va a hacer una reforma laboral dura. ¿Grecia es independiente? Es una reflexión que hay que hacer y, desde una posición netamente soberanista, ELA lo hace.

 

 

¿Confebask es la mano derecha del gobierno con las últimas propuestas que está haciendo?

Está encantada. Si la patronal tuviera menos apoyo de los gobiernos igual buscaba un equilibrio distinto, pero tiene apoyo necesario. El lehendakari ha dicho que la realidad la representa Confebask y el Gobierno. Tiene apoyo económico, se les financia, no acreditan representatividad, porque no puede. Y a partir de ahí han recibido dos reformas y piden otra. El gobierno no apoya a Confebask, apoya la versión que Confebask da de cómo se tiene que interpretar todo el entramado de relaciones laborales.

txiki muñoz 2

Y a la patronal Garen, ¿mo la ve?

Hemos tenido una reunión con ellos. Lo que decimos es que se tiene que acreditar la representación de la patronal, no puede ser una representación otorgada, y es falso lo que dice el consejero de que no ha habido organizaciones que no hemos cuestionado esa representación empresarial. Por primera vez, ELA lo hizo en el Preco, y luego ha sido LAB. Basada en una representación otorgada, una patronal acostumbrada a recibir regalos vía reforma, ha llegado a una conclusión: que la negociación colectiva no le interesa. Quiere una relación individualizada. El nuevo modelo de empresa se basa en la sumisión. Es individualismo puro y duro, que no haya sindicatos, ni representación ni identidad colectiva.

 

¿Hemos ido todavía a peor?

claro.

 

Y con el nuevo presidente de Confebask, Sr. Larrañaga, ¿ha empeorado?

No, yo creo que se ha dado un decantamiento de la patronal vasca hacia las peores hipótesis, que eran las que planteaban Adegi dentro de la propia patronal, la más contumaz en cuanto a discutir el hecho sindical era la guipuzcoana, y Confebask ha hecho suyo ese planteamiento.

En un contexto que tienes dos retornas, la primera de Zapatero que te permite estatalizar la negociación colectiva, que va a ser un elemento de pobreza mayor, y lo están utilizando. Nos equiparamos a la baja. La segunda reforma que trae consigo la caída de la ultraactividad, por un lado, y que el convenio de sector deje de ser un mínimo obligatorio, significa que la pasividad patronal obtiene premio, porque, si no negocio los convenios que tengo aquí, decaen y entran en vigor los que tengo en el estado. Confebask no es Confebask, es CEOE y las patronales españolas están impugnando los acuerdos que estamos haciendo aquí. El último es hostelería para quitar a las colectividades. Supone un 50% menos de salario con la cobertura de CCOO y UGT.

Y luego en el tema de estatalización el digno papel que hizo el PNV en 1994 por carambolas numéricas, ahora 22 años después no sólo vemos que no quiere saber nada de cómo se preserva la negociación colectiva en el ámbito vasco, sino que impulsa la  negociación colectiva estatal, que trae mucha pobreza, porque la aplican en sus ámbitos de responsabilidad.

 

Las relaciones con el Departamento de Empleo, de Angel Toña, ¿han mejorado?

No, el departamento de Empleo es un daño colateral de la política neoliberal. A nosotros Toña nos dijo que estaba de acuerdo con la ILP y dentro del gobierno la obsesión de la hortodoxia neoliberal conlleva que lo prioritario son los ajustes, que se hacen con las licitaciones. Nunca los departamentos de Trabajo han representado menos en la política sociolaboral que ahora, manda la economía, manda Hacienda,mandan las relaciones de Industria con la patronal, están día sí y día también con la patronal.

 

¿Qué le parecen las declaraciones del viceconsejero de Empleo diciendo que su hijo mira en los portales de internet para buscar empleo, que no busca en el Servicio Vasco de Empleo, Lanbide?

Es muy bueno. Llevamos años de Lanbide, nos dijeron que iba ser lo mejor. El gobierno en su política laboral en sus ámbitos fomenta la explotación laboral, es decir cinco euros de salario por hora en la obra pública. En tu ámbito puedes hacer mejores cosas, pero como no quiere, vas a lo que hace el sector privado. En segundo lugar, está dando subvención pública para la contratación temporal, y en tercer lugar, es autoridad laboral para perseguir el fraude y no hace absolutamente nada. Lo saben, porque si hacen eso, te enfrentas a la patronal, que quiere que le dejes libre en ese nuevo modelo de empresa, donde mando yo y se hace lo que yo digo.

 

No tenemos política de empleo, ni política industrial ¿tenemos algo?

Tenemos cada vez más propaganda. La política de competir en escenarios virtuales y mediáticos, cada vez la política es menos. Probablemente la derecha lo hace por vocación, lo hace a gusto porque sabe a quién se debe, pero nosotros decimos que de la izquierda se espera otra cosa y no puede diluir ese factor.

 

¿Cómo ve el futuro de las plantas de Arcelor? ¿Cree que ha habido un cambio: cerramos Zumarraga y mantenemos Sestao, como dijo Erkorera?

No tengo información para eso, lo que sí creo que es que su intervención muy grave. Es un juego de multinacionales el Gobierno, y la consejera apoya el TTIP. No sé si si la intervención del gobierno ha frenado alguna decisión empresarial de cierre o deslocalización en estos últimos años, no sé. Porque cuando ha habido problemas en algunos casos se han dedicado a presionar a los trabajadores para que reduzcan los salarios. ¿Qué pasa? Pues que han dado cobertura a dos elementos: han facilitado el trabajo de la multinacional. Porque es verdad que hay dumping chino, pero es verdad que Arcelor produce acero en China. Y no es verdad que la tarifa eléctrica de este tipo de empresas de gran consumo sea más alta que la alemana. Han dado cobertura a la multinacional,

Y luego la política industrial del gobierno es esa de ahí donde tengo acciones las estoy vendiendo a fondos privados. El 20% de la ACB estaba en manos de BBK y el gobierno. Las venden, por lo que pierdes control sobre tu industria, te quedas sin el arraigo y poco control sobre los empleos.

 

¿Estamos ante una nueva reconversión con Arcelor, Gerdau…?

Sin duda. El gobierno manipula todos los medios que están bajo su control, que no son suyos, el espectáculo de manipulación en EITB es impresionante. No hay derecho que un medio público pagado por todos los ciudadanos obedezca a la agenda mediática y de interés electoral y propagandístico del gobierno. No hay derecho que convierta las alternativas en anécdota, no hay derecho que margine a las organizaciones con amplia representación en la sociedad y no hay derecho a que día sí y día no sea un pase sucesivo del gobierno y del partido de gobierno por los distintos programas.

 

¿Qué tendría que hacer el gobierno en política industrial para impulsar ese sector básico en este pueblo?

Por ejemplo, discutir cuál ese papel del sector financiero vasco. Hemos defendido, y es evidente por todo lo que está apareciendo, que están buscando el momento oportuno para privatizar Kutxabank. Es una pérdida de un instrumento esencial para la economía de un pais, y lo van a hacer. Detrás de eso hay un montón de empresas participadas. Dicen que hay una obligación de desprenderse de parte de la cartera de las participadas. Es decir, va a haber una pérdida de control de lo que eran las entidades financieras vascas, desde nuestro punto de vista. Porque desde el punto de vista industrial es una absoluta barbaridad, no se debe perder control público de realidades empresariales, que ya se han hecho, como Euskaltel, que han vendido las acciones  del gobierno y de Kutxabank a fondos especulativos. Con una operación ventajosa para la dirección de la compañía absolutamente impresentable, propia de capitalismo de casino norteamericano. El gobierno cuando se entera, porque sale mal parado en la imagen pública de que el presidente se lleve diez millones, les pide que dejen ese dinero en acciones, como si no fuese lo mismo en la compañía que llevarse el dinero contante y sonante.

Unido a lo anterior, digo que hay una estrategia de mantener a la gente ignorante. Nosotros combatimos y trabajamos para que la gente deje de ser ignorante.

txiki muñoz 3

Un estudio de la consultora EY confirma que el 50% de los empresarios del Estado español necesitan los sobornos y la corrupción para hacer inversiones, ¿qué le parece?

Una parte de la política sistémica cumple un papel de poner vendas a las heridas. Huele a podrido por todos los lados. La podredumbre coge formas diferentes. Podrido puede ser el que compra un partido para que cuando llegue al gobierno sirva a sus intereses; podrido puede ser las corruptelas en vías de adjudicaciones públicas para que licites o la línea de urbanismo la traces por los sitios que a mí me interesa; y, podrido puede ser la puerta giratoria, que en la política del Estado, incluida la vasca, está a la orden del día.

 

¿Hay alternativa?

Hay alternativa si hay democracia. ¿Hay democracia hoy? Si los parlamentos deciden presupuestos que no se cumplen, y las decisiones esenciales que afectan a los ciudadanos se toman fuera del ámbito parlamentario.

 

¿mo se da la vuelta a esa situación?

Hay que discutir Europa. Europa está pensada para que todos los partidos compitan haciendo neoliberalismo, todos. Y en Europa, en relación a la cohesión de los proyectos políticos que es muy importante, empezando desde Grecia, que empezó el PASOK y terminando en Portugal, la crisis de cohesión de proyectos aparentemente transformadores en la sociedad es impresionante. Lo primero que tienen que hacer las organizaciones es plantearse que soy y para qué estoy para no dejarte llevar. Y Europa está pensada para eso.

 

¿Los sindicatos están respondiendo a ese deterioro tan acusado que describe de la política y del modo de hacer de los gobiernos y partidos políticos?

Creo que los sindicatos estamos sufriendo mucho. No hay un análisis de verdad de que se está haciendo en el trabajo sindical, que se está haciendo muchísimo, que no aparece, pero muchísimo por defender el trabajo, el empleo. Gente  anónima está dando lo mejor de su militancia para eso, no estamos en primera página de los medios de comunicación.

Dicho eso de este corrimiento de la política en general, y de la izquierda en particular, el sindicalismo evidentemente necesita una dialéctica con la izquierda que hoy no tiene. Y de eso eres damnificado, porque lo que tú trabajas social y sindicalmente necesitas que alguien lo recoja, se lo crea y lo trabaje en los ámbitos en donde políticamente quiera hacer política. Hay que hacer oposición. La política tiene que hacer oposición, la izquierda tiene que hacer oposición y a la derecha hay que hacerle oposición. El debate ideológico con la derecha, la izquierda no lo hace. Si no lo haces, nosotros vamos a sufrir más, independientemente que no tengas partido detrás tuyo, pero necesitas eso. No se está haciendo con el rigor que requiere.

 

En Hego Euskal Herria los sindicatos eran punta de lanza , ¿lo siguen siendo ahora?

Sí, lo que pasa que hemos llegado un punto, ojalá no sea definitivo.

 

¿Hacéis menos daño?

No.Creo que capacidad de suma, si solventan los problemas que tenemos entre los que defendemos un modelo sindical y social alternativo, no ha perdido punch. Lo que pasa es que en otras fases lo que hacíamos les interesaba a otros, y hoy probablemente no les interesa a ninguno, porque compiten en eso que te estoy diciendo. Si compites relativizando el modelo de sociedad, a ti no te interesa que ELA y LAB te recuerden que están relativizando ese modelo. El problema es dónde se coloca la política. Es un gran handicap no poder optimizar las potencialidades que tendría una alianza estructural con base sindical. Somos dos sindicatos, y con perspectiva social y política.

 

¿Es imposible ahora?

Hoy no veo posibilidad, desgraciadamente. Depende de un debate que no termina en LAB. Desgraciadamente, el debate no depende sólo de LAB. Más claro no puedo ser.  Insisto en una cosa, les hemos pedido innovación política hace tiempo, porque nos preocupaba mucho lo que  estábamos viendo y nuestra perspectiva, probablemente algún lugar del mundo se nos escape, pero la relación partido-sindicato ha fracasado en todo el mundo cuando el partido llega a responsabilidades institucionales.

 

¿Y un acuerdo con CCOO, UGT, entre los cuatro?

No es posible. En el ámbito general no es posible. CCOO y UGT es un modelo sindical cautivo de fondos públicos, que está mirando a ver si se les abren vías de financiación para seguir haciendo lo que han hecho hasta la fecha y hay diferencias objetivas e importantes. Antes he citado el tema de la estatalización y hay una anécdota que refleja lo que quiero decir. Nosotros cerramos con las asociaciones del comercio,después de haber cerrado el convenio de comercio textil de Bizkaia, cerramos el acuerdo marco para darle garantías al convenio que habíamos firmado, a la vuelta de un mes hay una reunión en Madrid donde CCOO dice ‘ya sabéis a qué hemos venido aquí: a cargarnos el acuerdo marco sectorial’. Ellos en su formulación de intento de monopolio representativo con el coste de lo que sea en término de condiciones de trabajo. No importa cuánto caen las condiciones de trabajo, ellos tienen una concepción piramidal de que el grifo es el que ellos deciden, si no te dan grifo piensan que te ahogan. El último informe que hemos presentado sobre la estatalización da un montón de ejemplos  de qué es lo que están haciendo.

 

¿Otra nueva reforma de pensiones se avecina tras esquilmar el fondo de reserva y el futuro de muchas personas?

Es muy evidente y ya lo dijimos, porque hicieron una reforma  de pensiones con factor de sostenibilidad para que si caían las cotizaciones, cayesen las pensiones. Qué está pasando: que está habiendo una contratación miserable, la mitad de los contratos no pasa de un mes y solo un 0,5% de los contratos supera el año. A partir de ahí tienes una panoplia de modalidades contractuales con salarios que ni generan pensión para la persona, ni generan cotizaciones para el fondo común. Es impepinable que con esas modalidades no hay futuro. Es la apuesta estructural del sistema que solo habla de altas en la Seguridad Social, pero no de calidad en el empleo, porque no le interesa. Está habiendo un proceso de sustitución de empleo digno por trabajo precario.

 

Lo que se hizo en Alemania con los minijosb.

Sí. Me llamó la atención el otro día un periodista de El País que decía que si en Europa el banco central hubiera comprado deuda hace cuatro años y las políticas de ajuste y políticas estructurales se hubieran hecho de manera más pausada, no hubiera sido necesaria la devaluación salarial. Es que han ido a ello.Y hay una obsesión.

 txiki muñoz 4

¿El gobernador del Banco de España ha dicho estos días que, a pesar de todos estos recortes de empleo y bajadas de salarios, la productividad todavía no ha mejorado lo que se esperaba?

Pues se tendrían que ir a casa todos, porque vamos a una economía donde el empresario no asume riesgo. Explotar no es asumir riesgo. La sociedad anónima en un sistema capitalista supone la asunción de un cierto riesgo, pero te están dando todo: te dan mano de obra barata y puedes hacer lo que te da la gana, aquí creo que se le llama capitalismo casino. Vamos a un modelo donde a los empresarios se les tiene que garantizar que ganen  dinero y que tienen que ganar dinero en cualquier hipótesis  explotando. Oiga usted los elementos que pretendía dentro del propio sistema deberían llevar a que haya una cierta profesionalización en el ámbito empresarial. Pero vemos, con distancia, excepciones las habrá, pero estamos creando un colectivo empresarial muy zángano, muy acomodado, que se beneficia de las leyes. Eso no es un proyecto empresarial, es explotar. Muchos lo están haciendo.

Y defender, y esto va para el gobierno, la dignidad en el empleo y defender la justicia social es cualquier cosa menos ser maximalista. Estamos hartos de una clase política que se arrastra, que cada vez es más dócil al capital, que cuando se critica la política que están haciendo el común denominador hacia nuestra organización nos tacha de que ELA es maximalista. ELA se conforma con poco, lo que pasa es que no hay nada.

 

Aunque estamos peor, no se han hecho más huelgas generales, ¿por algo concreto?

Las huelgas generales, excepto la primera, tuvieron un componente de reacción a decisiones muy duras: reformas laborales y de pensiones. No se descarta en ningún caso que se vuelvan a dar, pero creo que en esta fase se convertiría en un gran error si no se diera valor al trabajo que estamos haciendo dentro de la organización para intentar situar en claves organizativas el nuevo reto que tiene el movimiento sindical.

 

¿Cuál es a su juicio?

Estamos haciendo un trabajo para que los cuadros tengan un liderazgo en las empresas, con  las secciones sindicales, con los delegados y la militancia para tener una base militante de la que sujetas la organización. A mí me dijo un sindicalista inglés que tardaron 20 años en darse cuenta lo que significaba Tatcher. Se ha colmado en muchos sitios y aquí hay gente que quiere destruir identidades colectivas, porque les molesta. Al Gobierno Vasco le molesta que haya organizaciones críticas que sean capaces de tener un discurso y poderlo plantear. No lo acepta. Es tremendamente intolerante, entre el poder político y el ciudadano, nada. Y la patronal y su nuevo modelo de empresa, nada. Estamos en esa fase.

Hemos hecho un acto en La Casilla que ha sido el colofón a un pase masivo de delegados, Han pasado 3.500 delegados por cursos. En donde el sindicato lleva la coyuntura, en donde hay dos partes: coyuntura y como identificamos la precariedad en las empresas para intentar colocar lo elemental de la acción sindical, sabiendo que es muy difícil hacerlo en esta coyuntura. Le estamos dando mucho valor. Lo que pasa es que al mundo económico y político a qué dedicamos el tiempo nosotros le preocupa muy poco.

 

¿Descarta las huelgas generales?

No, en absoluto. No se descarta nunca.

 

Pero el daño de las reforma se está profundizando.

Vamos a ver lo que sucede.

 

Si hay nuevas reformas, ¿volvería la huelga general?

El movimiento sindical y social tienen que hacer lo que ha hecho en su historia para que los referentes alternativos sigan estando. Ya veremos en qué se concreta.

 

¿Qué opina de las elecciones en el Estado español y el contexto político actual?

Hay un debate de gobernabilidad, pero no un debate de cambio de política económica y social. Un debate de gobernabilidad en el que entran los partidos, en donde me parece un grave error hacer creer a la izquierda que el cambio es ‘yo he llegado’. Digo porque eso desmoviliza mucho a la sociedad. Está pasando en el Estado español y aquí. En la medida de que la gente percibe que los cambios solamente están sujetos a los cambios institucionales, el elemento institucional está trincado. Si hay alguna izquierda que piensa y quiere ser transformadora solo desde la presencia institucional, sin activación social, no va a conseguir cambios, primero esa izquierda tiene que reflexionar qué es Europa, que conclusiones ha sacado de lo que pasó en Grecia, porque nosotros sí lo hemos hecho, y a partir de ahí vemos imprescindible trabajar por la consolidación de un espacio de activación social.

Juanjo Basterra

otegi parlamento europeo

Otegi: “Cuando la izquierda pierde su credibilidad está muerta políticamente”

 

Otegi: “Cuando la izquierda pierde su credibilidad, está muerta politicamente”

otegi parlamento europeo2

ainhoa etxaide 1

AINHOA ETXAIDE, secretaria general de LAB

“Va siendo hora que Confebask, Adegi, Cebek, SEA y CEN midan de una vez su representatividad y demuestren a quién representan”

“No entiendo los acuerdos y declaraciones conjuntas en el Parlamento Vasco respecto a la política industrial, cuando se necesita una posición con alternativas reales a esta falta de política industrial”

“Creo que  Urkullu no se merece seguir siendo lehendakari”

_____________________________________________

Ante el Primero de Mayo, ¿Cómo valora la situación económica de este momento?

Me reafirmaría en las reflexiones del Primero de Mayo pasado. Explicábamos  que el discurso oficial nos decía que habíamos salido de la crisis y nosotros dijimos tres cosas: primero, que no íbamos a ayudar a consolidar ese crecimiento económico porque, además de ser débil, no iba a llegar en ningún caso a la clase trabajadora, porque que se sustentaba sobretodo en los niveles de precariedad que han impuesto. En segundo lugar, que el sindicalismo tendría que fijar las nuevas reivindicaciones para una nueva fase, que se iba a basar en precariedad, paro, pobreza que se está convirtiendo poco a poco en estructural. Y en tercer lugar, si avanzábamos en esas reivindicaciones no sería porque hacíamos el sindicalismo que la patronal quiere que hagamos, sino porque conseguimos encontrar nuevas formas de disputar el poder. Un año más tarde, nos reafirmamos en que el  crecimiento económico se traduce única y exclusivamente en crecimiento de beneficios empresariales. Y sin embargo los datos que reflejan la realidad social son alarmantes. Y hay uno especialmente: el número de asalariados y asalariadas que piden RGI crece en la misma proporción que baja el paro. Por lo tanto, el escándalo es que no solo hay salarios miserables, sino que parte de ese salario lo estamos pagando entre todos y todas. Aporta lo grave de una situación social alarmante en fase de crecimiento económico, porque  es un crecimiento para beneficiar a unos pocos.

 

LAB hace mucho hincapié contra la precariedad en el Primero de Mayo, ¿qué se puede hacer para acabar con la misma?

No renunciar a los derechos que nos han robado, pero encontrar nuevas formas de ir recuperando todo eso. No creo que vamos a recuperar las situaciones de hace seis o siete años, y tampoco debemos dar por bueno situaciones que hace seis o siete años se denunciaban. Por lo tanto, lo que planteamos es que la salida de la precariedad será fruto de un proceso de transformación de la realidad sociolaboral, con reivindicaciones concretas de los 1.200 euros de salario mínimo, jornadas de 35 horas como máximo, que esas medidas también se hagan efectivas para las mujeres, medidas reales para no tengamos que perder la salud y la vida en el trabajo y poder trabajar en Euskal Herria en euskera.

Contra la precariedad hay que luchar no intentando mejorar lo que hay, sino estableciendo las bases de un nuevo mundo laboral y hacer reivindicaciones que parece que son impensables, pero son económicamente viables y políticamente correctas y socialmente más justas. La alternativa es no renunciar, disputar poder y seguir organizándonos, y hacer mucha acción sindical, tanto dentro como fuera de la empresa.

 

¿Cómo se consiguen las 35 horas en la empresa privada ante la oposición de Confebask?

Las 35 horas se conseguirán porque forzamos una ley o unas políticas que se desarrollen en contra de la voluntad de Confebask, o porque conseguimos ir reduciendo jornadas y reduciendo las horas extraordinarias mediante la acción sindical. Por donde no se van a conseguir es esperando a que Confebask dé el paso. Por lo tanto, estamos en fase de generar condiciones.

 

Con la negociación colectiva, no se reducen horas, solo minutos.

Las 35 horas será fruto de un cambio de políticas en la dirección de las estrategias laborales que se están haciendo. Empresa por empresa lo que podemos hacer es poner límites a la patronal, pero de lo que estamos hablando es que en Euskal Herria seamos capaces de generar mayorías suficientes para que haya acuerdos de país, que se vayan implementando. Son acuerdos políticos y generales. Lo que plantea LAB es avanzar en un marco propio de relaciones laborales, pero un marco no es el continente, sino el contenido. Por lo tanto, generando mayorías sociales suficientes, haciendo un sindicalismo que sea tendente a eso y obligando desde las instituciones a hacer esas políticas.

 

¿Con quién quiere generar mayorías sociales suficientes?

Con los sindicatos, con los agentes sociales que trabajan en contra de la exclusión social y la precariedad, pero, ante todo, con los trabajadores y trabajadoras, estén o no en el mercado laboral. Pensamos que repensar el sindicalismo no es tanto una cuestión de generar programas sindicales novedosos, sino de generar modelos sindicales que nos permitan recomponer el sujeto que nos permita tejer una amplia base. El Primero de Mayo lo queremos abordar mirando a la posición de la patronal o siendo conscientes de que hace poco 15.000 estudiantes salieron a la calle, también 12.000 feministas, en los encuentros miles de jóvenes hablaron de otro futuro, y empezamos el curso juntado a 12.000 en torno a diferentes alternativas. Pensamos que hay suficiente masa crítica. Estamos haciendo el recorrido, los agentes sentando las bases para nuevas alianzas.

 

¿Se han reunido con Garen, la patronal de las pequeñas y medianas empresas?

Hemos estado un par de veces con ellos. Es positivo, en primer lugar, que haya nuevas realidades patronales, porque no es cierto que haya un único y exclusivo punto de vista entre los empresarios, lo hemos dicho desde el principio. En segundo lugar, demuestra que ya va a siendo hora que Confebask, Adegi, Cebek, SEA y CEN midan de una vez su representatividad y demuestren a quién representan. A nosotros nos obligan a ello, pero no a los empresarios.

Lo que ha generado  Garen es demostrar que hay otros puntos de vista de los empresarios. Ahora bien, para generar, sobre todo en negociación colectiva, queda mucho recorrido que hacer por parte de Garen, y creo que la situación de bloqueo en la negociación colectiva requiere más de iniciativa política e institucional que otra cosa.

 

Confebask ha planteado últimamente dos retos sobre la formación profesional, sobre necesidades de empleos, y el tema de la flexibilidad laboral, ¿qué le parecen esas propuestas?

Confebask sabe que el problema de la juventud vasca no es la falta de formación. Muchas veces son ellos mismos los que dicen que tenemos una juventud demasiado formada. Y flexibilidad hay más de la que se necesita, y es uno de los grandes problemas. Creo que Confebask lo que está intentando hacer son políticas de legitimidad social para legitimar sus posiciones porque saben que sus políticas son las únicas que se desarrollan desde este Gobierno Vasco y ya tiene lo que quería de esta crisis, que era la reforma laboral. Si le preguntamos si quiere más, dirá que sí.

ainhoa etxaide 2

¿Cree con las nuevas elecciones al Congreso español se va a constituir un gobierno que eche para atrás las reformas laborales que han beneficiado a la patronal únicamente?

No. Porque ni siquiera han estado sobre la mesa. Si algo han demostrado estos últimos meses es que a lo más que se aspiraba a llegar era un gobierno de progreso del PSOE, que ya ha hecho reformas laborales y la constitucional. Por lo tanto, seguir mirando a una hipotética ruptura democrática en el Estado español, que nos permita hacer nuestro camino, es una apuesta equivocada.

 

El Gobierno Vasco tiene abiertos dos frentes, uno con Ángel Toña con  nuevas políticas de empleo que no parece que cambian mucho y no definen una nueva realidad, y, por otro lado, Arantxa Tapia en Industria que tampoco se ven cambios. ¿Qué piensa? ¿Les han atenazado?

Creo que en los últimos meses se ha visto que Toña es un reflejo más real de hasta dónde llega la política de empleo con el PNV. Y llega hasta donde el viceconsejero ha dicho de Lanbide: que no sirve para nada.

 

Este jueves estará en la capital de Islandia… llega lejos.

Ya pero su viaje en las políticas de empleo ha sido de escaso recorrido. Cuando el viceconsejero dice que Lanbide no sirve para nada, lo que está diciendo es que no hay política de empleo a desarrollar.

 

Tampoco ha dicho nada que se desconocía, porque Lanbide intermedia un 2,5% de las ofertas de empleo de la CAV.

Es la nueva política, que se meten en problemas cuando dicen la verdad, porque lo único que ha dicho es lo que pensamos todos, lo que piensa el y lo que los datos demuestran. Porque venía a raíz de una encuesta en la que se explica que Lanbide es la novena fuente de contratación de los empresarios. Lanbide no tiene política de empleo que gestionar, es un instrumento que ni tiene recorrido porque no hay política de empleo. Y lo que tenemos que denunciar si Tapia es la representante de la patronal y Toña es el representante de los trabajadores y trabajadoras, desde luego la que está con Urkullu es Tapia. No nos vemos representados en ningún momento por la Consejeria de Empleo y se ha visto el recorrido del consejero, porque se empieza hablando de que aquí se paga mal y hay demasiada flexibilidad y donde ha terminado, es criticando a Lanbide y la bomba de relojería que ha presentado diciendo lo de las prestaciones que se dan desde la Diputacion de Gipuzkoa. Ese es el recorrido que tiene la Consejeria de Empleo con este PNV. Por lo tanto, creo que se han retratado todos: Confebask con su nuevo modelo de relaciones laborales, la Consejería de Empleo demostrando el recorrido que tienen las políticas de empleo de este Gobierno y ahora nos tendremos que retratar los sindicatos viendo si somos capaces de generar alternativas.

 

¿Cree que las dos plantas de Arcelor Mittal de Sestao y Zumarraga se van a cerrar, o como dijo el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, que como mal menor se cerraría la guipuzcoana?

Creo que si Arcelor Mittal puede, cerrará las dos. Creo que Arcelor seguirá el camino que se ha seguido siempre. La de Zumarraga se cerrará y no sé si la de Sestao quedará abierta, el problema es que la desindustrialización es real, que está desndustrializando comarca por comarca, y que todavía no se ha abordado un debate real de cuál es el futuro del tejido productivo vasco, y donde debería haber un proceso de transformación del tejido productivo, porque lo que hay es un proceso de desertización. El sinvergüenza del representante de la patronal decía el otro día que todos remamos en la misma dirección, pero unos han hecho negocio con el cierre de Arcelor y otros han perdido absolutamente todo. Por lo tanto, ni remamos en la misma dirección, ni sufrimos igual.

 

¿Qué habría que hacer para reindustrializar?

Primero hacer una apuesta por unas políticas reales, porque la política de no hacer nada es lo que ha provocado esta situación. Por lo tanto, vamos a ver qué tejido productivo necesitamos, vamos a hacer una planificación desde lo público, vamos a ver cómo lo podemos financiar. Porque en Euskal Herria estamos seguros que hay recursos, porque con la capacidad de ahorro vasca se puede; en vez de sacarlo a bolsa, invertirlo en el tejido productivo.

 

Pero están desinvirtiendo.

Efectivamente, por eso digo que el único camino es hacer políticas radicalmente diferentes. Lo que nos están diciendo es que no hay nada que hacer con las políticas que están haciendo ellos claro que no hay nada que hacer. Con las políticas que se han hecho en los últimos años es irremediable que pase eso, lo que si se puede remediar es hacer esas políticas. Si no hay un giro radical en esas políticas, poco vamos a poder hacer. No entiendo los acuerdos y declaraciones conjuntas en el Parlamento Vasco respecto a la política industrial, cuando se necesita una posición con alternativas reales a esta falta de política industrial.

 

¿Todos o alguna parte de los empresarios están a favor de ese cambio?

No. Por eso creo que es el sector público el que debería apostar y asumir esa responsabilidad.

ainhoa etxaide 4

El sector público también está abandonado.

Sí, porque los gobiernos de ahora han decidido abandonarlo todo, pero sigo pensando que si hay alternativa a esta realidad y si hubiera un proceso político real para construir esas alternativas desde compromisos institucionales, sociales y sindicales, claro que hay otras formas de conseguirlo. Lo que no veo es que lo vaya a hacer este gobierno, ni lo vayamos a hacer sin echar a este gobierno, ni con una patronal que no quiere. No veo, por lo tanto, que a corto plazo se vaya a cambiar esto radicalmente. Deberíamos de ser capaces en ese corto plazo de establecer procesos alternativos.

 

¿Cree que se debe cambiar de gobierno cuando Urkullu se decida a convocar las elecciones autonómicas?

Entre otras. Creo que Urkullu no se merece seguir siendo lehendakari si vemos los resultados económicos y sociales, desde luego no entiendo porque tenemos que apostar porque ese señor siga siendo lehendakari. Pero si vamos al ámbito político tampoco creo que haya hecho méritos para decir que ha sido una persona que ha defendido el autogobierno ante un proceso de centralización. Por lo tanto, no le he votado nunca, pero desde luego en las elecciones encontraría menos razones para hacerlo.

 

En la negociación colectiva, ¿qué pasa que está todo paralizado?

Sacamos tres conclusiones. El bloqueo es anterior, la reforma laboral ha hecho que el desbloqueo no sea necesario, porque sin acuerdo se pueden imponer y transformar las condiciones laborales y la patronal ha hecho un guión que nos tiene tomada la medida.

 

Y, ¿no se puede hacer nada?

No. Hacer un guión nuevo. Es lo que estamos pretendiendo hacer. Estamos seguros que ni vamos a conseguir desbloquear la negociación colectiva haciendo lo que estábamos haciendo. Haciendo lo mismo, el resultado iba a ser el mismo. Por lo tanto lo que pensamos es que hay que actuar con un guión diferente y generar las condiciones para recuperar la negociación colectiva. En primer lugar, abrir un frente hacia lo político y lo institucional porque blindar el marco vasco de negociación colectiva es una cuestión política y se tienen que retratar los partidos políticos. Porque, como decía Txiki Muñoz y estoy de acuerdo en eso, no hay autogobierno sin negociación colectiva propia. No es un problema laboral, sino político si en este país existe negociación colectiva y de qué tipo es. Y segundo, haciendo acción sindical que dispute y empiece a ser una fuente de conflictos. Y cuando haya una conflictividad real habrá posibilidades de abrir las mesas de negociación. Porque el problema en estos momentos es que la patronal está tranquila.

 

¿Es culpa de los sindicatos que no actúan con más presión?

Creo que que la reforma laboral y los niveles de precariedad son en estos momentos instrumentos para desactivar a los trabajadores y trabajadoras muy eficaces y bien pensadas. Los  niveles de exclusión social desactivan a los trabajadores y trabajadoras, y las medidas que se han tomado para atacar al sindicalismo nos han restado capacidad de influencia ante toda esa realidad. Aquí hemos apostado, por seguir confrontando con la patronal y hemos hecho planteamientos en ese sentido. Por lo tanto, nuestra responsabilidad es hacer una oferta que dispute el poder y de confrontación, y hacer ofertas nuevas y novedosas de modelo de organización. Porque como nos organizábamos antes es  imposible organizarnos ahora. La culpa de lo que está pasando no es ni de los trabajadores ni de los sindicatos. A mí me parece que echar la culpa de la desmovilización exclusivamente a los trabajadores es comprar un discurso oficial bastante incorrecto. No se puede pretender que con estos niveles de precariedad, la gente es libre de movilizarse o dejarse de movilizar, o de disputar o dejar de disputar lo que le están planteando e imponiendo. Es como decir que estamos en democracia y que el mercado laboral es democrático, y los trabajadores democráticamente han decidido  asumir salarios de miseria. No es así.

 

Ya, pero no sé a qué se refiere con lo de discurso oficial.

El discurso oficial de que lo que está pasando es culpa de los sindicatos y de los trabajadores. Un discurso mayoritario dice eso. No resto responsabilidad a los sindicatos, no creo que tengamos la misma responsabilidad todos, pero creo que los sindicatos tenemos que repensar radicalmente si queremos ser instrumentos eficaces, pero lo que no podemos obviar que han hecho toda una reforma de la política laboral para que la movilización, la activación y la respuesta colectiva sea machacada en los centros de trabajo. El problema está más ahí en lo que nos han impuesto en el mercado laboral que en que los trabajadores y las trabajadoras hayamos renunciado a nuestros derechos.

 

Con ELA ¿va a intentar un acuerdo?

Por ahora no hay acuerdo.

 

¿Es difícil?

Hay desencuentros que son reales y que si fuera fácil el acuerdo hubiéramos llegado a el. Debería ser mas fácil tomar ese camino. Este Primero de Mayo veo mejores y más sólidas bases para un acuerdo sindical que el año pasado. Es un camino que hay que recorrer. Coincidimos en la reivindicación de los 1.200 euros, en que la negociación colectiva es una cuestión política, en el desbloqueo de la negociación colectiva vendrá más de la acción sindical de que estrategias negociarlas en las mesas, y lo que tenemos que hacer es coincidir en conflictos concretos. Por lo tanto, sí que se debe hacer esa apuesta. Creo que en este caso no nos debería unir la necesidad de responder, sino la apuesta estratégica común de hacer un sindicalismo conjunto.

 

El próximo gobierno que salga tendrá que recortar más y llevar adelante reformas laborales, como le ha dicho la Unión Europea, ¿habrá respuesta con más huelgas o huelgas generales?

Creo que va haber recortes en el Gobierno español y en los presupuestos tanto de Gasteiz como de Iruñea. Ya lo dijimos el año pasado, hay crecimiento económico y en el capitalismo solo hay recesión. Está comprobado. Y, entre otras cosas, la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria es eso, una alternativa radical porque en este capitalismo no hay solución, y no existe capitalismo alternativo. Por lo tanto, si hay nuevos recortes ya veremos cuál es la respuesta, pero nosotros lo que entendemos es que haya esa respuesta, aunque no haya recortes. Que se de por la situación social que estamos viviendo que es totalmente alarmante. Creo, en ese sentido, que tenemos un programa social donde se establecen unas políticas que de desarrollarse la situación sociolaboral cambiaría radicalmente. Tenemos el instrumento y lo que tenemos que hacer es una agenda movilizadora mucho más consistente y ambiciosa de la que hay.

ainhoa etxaide 3

Cada vez que llega una época preelectoral siempre se habla de las pensiones, ahí está el debate. ¿Cree que un sistema vasco de pensiones es viable y tiene futuro?

Es viable y es el único futuro que tiene. Y desgraciadamente creo que se está pidiendo la transferencia de pensiones, no para hacer un sistema público viable, sino para potenciar el sistema privado de pensiones en el ámbito vasco. Creo que PP, PSE y PNV se han quedado sin campaña de pensiones desde el momento que han dicho que no a la Iniciativa legislativa Popular de los pensionistas, desde el momento que se niegan a que las pensiones mínimas lleguen a 1.080 euros. Por lo tanto que no sean sinvergüenzas y por lo menos esta vez en campaña que no saquen el tema.

 

¿La soberanía está lejos o cerca?

El proceso que se aceleraría si hubiera acuerdos más sólidos para el acuerdo soberanista, lo dije el otro día en la asamblea de delegados y delegadas. El modelo económico no va a renunciar a su estatus y la soberanía política y social es una forma de romper ese estatus. Por lo tanto, la soberanía estará más cerca cuando dejemos de pensar que llegando a acuerdos con el poder económico de este país se podrá hacer y recorrer este camino. Creo que nos acercaremos mucho cuando optemos por ir empoderando a la sociedad, cuando la sociedad dé un paso al frente sin pedir permiso a nadie y cuando haya acuerdos por parte de los agentes sociales, políticos y sindicales de este país para darle cuerpo a esa soberanía social. A corto plazo no la veo, pero tampoco creo que debamos conformarnos con pensar que es algo que van a ver nuestros hijos e hijas. Lucho para verla yo. Creo que hay posibilidades de acelerarlo.

 

¿Es optimista?

Quiere decir que cuando te organizas no te puede dar igual que cumplas tus objetivos dentro de diez o de cinco años. Y si vamos acelerar el proceso deberíamos de asumir responsabilidades en ello. No soy optimista, soy responsable. No entiendo que haya gente que dice que se conseguirá para las próximas generaciones. Nuestra responsabilidad es verla nosotros.

 

Arnaldo Otegi fijó la barrera antes de los próximos 20 años.

Yo lo firmo. Si puede ser antes, porque LAB hace algún tipo de aportación, mejor. Que sea cuando tenga que ser, pero será cuanto antes si conseguimos hacer el proceso. Es lo que dijimos en el Congreso pasado, no es cuestión de hablar de procesos soberanistas, es cuestión de ver dónde están las palancas para acelerar el proceso soberanista vasco porque la sociedad lo necesita. Y porque no es solo que en el capitalismo haya recesión, es que con esta patronal y poder económico en Euskal Herria solo hay una precarización de la sociedad que nadie pensaba que iba a llegar y que parece que no somos conscientes. Porque parece que la pobreza no existe en Euskal Herria, y es un escándalo ver lo que está pasando.

 

¿El futuro lo tenemos un poco oscuro?

Si seguimos dejando mandar a la patronal y a Arantza Tapia, que es quien más peso tiene en el Gobierno Vasco por su cercanía con el poder patronal, lo veo difícil.

Juanjo Basterra

X24ANTON7.jpg
ANTON ZUBIAURRE

Esta semana arrancará el juicio por el caso de espionaje informático en Sprilur. La Fiscalía pide 18 meses de cárcel para Antton Zubiaurre, ex director general de la sociedad pública, y 9 meses para Iñaki Urrutxua, ex administrativo de la sociedad y antiguo chófer de Zubiaurre.

Este caso fue analizado por Igor Meltxor en su libro GESTIÓN A LA VASCA , publicado en noviembre de 2015: (págs 209-213)

CASO ZUBIAURRE: espionaje y malversación en Sprilur

A mediados de 2010 era detenido por orden judicial, Antton Zubiaurre, ex director general de la sociedad pública Sprilur, encargada de la gestión de suelo industrial, por un presunto delito de espionaje informático a altos cargos del equipo de Gobierno de la CAV en aquel momento, liderado por Patxi López. Durante la investigación se comprobó que varios ordenadores del Grupo Spri -entre ellos, al parecer, el del propio director de la entidad, Tomás Orbea- habían sido ‘hackeados’ con un programa espía, lo que permitía que su contenido fuese vigilado a través de internet con acceso, incluso, a su correo electrónico.

Tanto a Zubiaurre como a su chófer, se les culpa de de acceder a la cuenta de correo electrónico del director técnico de Sprilur, Pedro García, quien en marzo de 2010, se percató de que en su correo electrónico, en la bandeja de elementos enviados, aparecía un e mail enviado el día anterior, domingo, a una dirección  concreta: antonzubiaurre@euskalnet.net. Y  él no lo había hecho. En el correo se hablaba de unos pabellones industriales a la venta a bajo precio en un lugar cercano de unos terrenos que debían ser recalificados.

Las investigaciones pusieron la lupa en algunos ordenadores del Departamento de Industria. Entre los espiados se encontraban, al parecer, los principales directivos de Sprilur, y que accedieron a estos puestos tras el desembarco del PSE de López en Ajuria Enea, en mayo de 2009. Después de que distintos cargos detectasen anomalías en sus ordenadores, Industria interpuso denuncia en los juzgados.

El principal implicado en el caso, Antton Zubiaurre, había sido apartado de la dirección de Sprilur a mediados de 2008, supuestamente debido a su delicado estado de salud. Algunas informaciones, indicaron que Zubiaurre mantenía también diversas actividades en el ámbito de empresas privadas, que rayaban la incompatibilidad con sus responsabilidades como alto cargo de una sociedad pública. Se da la circunstancia, de que Zubiaurre era un hombre del Partido. Militante del PNV de Gipuzkoa, llegó a ser alcalde de la localidad de Mendaro entre los años 1991 y 1999, permaneciendo otros tres años más en el Ayuntamiento como concejal, hasta su dimisión en 2002.

Existen sospechas que Sprilur desvió fondos a terceros a través de la sociedad Avalancha Proyectos. El Gobierno de López denunció a Zubiaurre por un supuesto delito del malversación, tras comprobar que pagó 3,36 millones de euros por 10 hectáreas de terrenos rústicos en Santurtzi (Bizkaia), un precio que los peritos estimaron que superaban tres o cuatro veces el del mercado. De esa cantidad, 460.165 euros los abonó mediante un talón al portador, y que acabó en manos del intermediario de la operación, el administrador de la citada sociedad, Avalancha Proyectos.

Las investigaciones dejaban en el aire una supuesta trama fraudulenta financiera. El informe redactado por la Ertzaintza lo dejaba claro: “El hecho de falsear el volumen del negocio surgido de la operativa realizada por el señor [José Francisco] Darquistade en representación de la empresa Avalancha Proyectos SL, al margen de constituir una infracción a nivel fiscal, podría estar ocultando una desviación de fondos hacia una tercera persona”. Según este informe, el administrador único de Avalancha, José Francisco Darquistade, cobró los 460.165 euros citados, pero solo apuntó en sus libros y facturó al vendedor de los terrenos por 397.388,16 euros, IVA incluido. Los 62.776,84 euros de diferencia no aparecen por ningún sitio. Se da la circunstancia, que el vendedor de las tierras, un vecino del municipio de Abanto, es primo carnal del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y que aseguró que pagó las labores de asesoría a un gabinete, mientras que Darquistade incluyó esos servicios entre los que facturó.

Darquistade declaró a la Ertzaintza que Zubiaurre le informó de un proyecto de desarrollo industrial en la zona, “los precios que se ofertarían por metro cuadrado y, sobre todo, cómo el alcalde de Santurtzi habría dado el visto bueno al proyecto” y, por tanto, a la recalificación. El entonces alcalde de la localidad vizcaína, el socialista Juan Cruz (PSE), testificó que no habló con Zubiaurre para la recalificación de los terrenos, proceso que no se había realizado.

PORTADA 7

Este caso se ciñe al guión de otras tramas ligadas a las recalificaciones de terrenos: un cargo público con capacidad de compra y presupuesto busca a alguien que crea una sociedad mercantil instrumental a la que le facilitaría toda la información para ponerse en contactos con propietarios de terrenos. Una vez localizado el vendedor, el cargo público enviaría al intermediario para sondearle. Este le habla sobre el posible interés de una administración por sus terrenos, y le sugiere que quizás va a haber recalificaciones para convertirlos en suelo industrial. Incluso le dejaría caer que ya está de acuerdo en la operación con las autoridades locales, con lo cual le puede ofrecer un precio por metro cuadrado más elevado. Si se cierra el trato y los terrenos se compran, el sobreprecio se reparte. El intermediario se lleva entre el 10% y el 15% de la operación de compra, y el vendedor logra unas plusvalías considerables.

El consejo de administración de Sprilur, la sociedad pública  que gestiona la compra de terreno para fines industriales, aprobó en marzo de 2011, provisionar 5 millones de euros por el quebranto económico causado por tres operaciones realizadas entre 2006 y 2008, durante el mandato de Zubiaurre. Del total, 3,1 millones corresponden a las pérdidas por las compras de terrenos en Santurtzi  El resto corresponde a otras dos operaciones con pérdidas detectadas por una investigación interna.

Las sociedades en las que participa SPRILUR

 

Araba

Arabako Industrialdea, S. A.

Gasteizko Industria Lurra, S.A. (Vitoria-Gasteiz)

 

Bizkaia

Abanto Zierbenako Industrialdea, S. A.

Arratiako Industrialdea, S. A.

Bizkaia Sortaldeko Industrialdea, S. A.

Busturialdeko Industrialdea, S.A.

Burtzeña Enpresa Parkea, S.A. (Barakaldo)

Ibarzaharra, S.A. (Sestao)

-Urdulizko Industrialdea, S.A. (Urduliz)

 

Gipuzkoa

Beterri-Kostako Industrialdea, S.A.

Bidasoa Oarsoko Industrialdea, S.A.

Deba Bailarako Industrialdea S.A.

Goierri Beheko Industrialdea, S.A.

Lanbarren Parke Logistikoa

k-Tolosaldeko Apattaerreka Industria Lurra, S.A.

Urolako Industrialdea, S. A.

Polo de Innovación Garaia, S.A. (Arrasate-Mondragón)

Meses después, en septiembre de 2011, Zubiaurre declaró ante el juez, que la operación de compra de terrenos de Santurtzi, propiedad de un primo de Ortuzar, se hizo tras llegar a un acuerdo con el ex alcalde de Santurtzi, Javier Cruz, para recalificar como suelo industrial los 10.000 metros cuadrados de dicha parcela. Esta misma versión fue corroborada por el administrador de la sociedad Avalancha.

Javier Cruz testificó que jamás habló con Zubiaurre para la recalificación de los terrenos. La recalificación no se llegó a producir en ningún caso. El terreno no resultaba apto para un uso industrial, según los peritajes del propio Gobierno y de la Diputación de Bizkaia, que sostienen en sus informes que, al encontrarse en la ladera de una montaña, su adecuación para ese fin iba a resultar extremadamente agresiva y cara.

El exdirector de Sprilur, quien tiene otra causa abierta en el Juzgado de instrucción número 10 de Bilbao por supuestos delitos de descubrimiento y revelación de secretos por espiar presuntamente a altos cargos de Industria, se desmarcó totalmente de la gestión de la venta, al asegurar que todo lo relativo a ese proceso fue encargado al bufete bilbaíno de abogados de Antón Pérez Sasía.

Caso paralizado

El caso Zubiaurre, está paralizado desde hace más de un año. El juzgado de Bilbao que investiga al ex alto cargo del Gobierno de la CAV (director general entre 2000 y 2008 de Sprilur) está pendiente de un informe de Microsoft en Estados Unidos, que fue solicitado en mayo de 2012 y que ha obligado a la juez a enviar varias comisiones rogatorias.

publicado en el libro “GESTIÓN A LA VASCA”, Igor Meltxor (págs 209-213)

 

unai sordo1

UNAI SORDO, secretario general de CCOO de EUSKADI:

“Las políticas de empleo del Gobierno Vasco son muy débiles, con muy poco pulso político y sin visión estratégica de empleo”

“Si los vascos dicen que quieren ser independientes, y lo dice una mayoría clara, se tiene que buscar una fórmula de anclaje político, habrá que buscarla”

“No podemos está a rebufo de las multinacionales”

 

¿Cuál es el mensaje que quiere trasladar a los trabajadores para el Primero de Mayo?

Sobre todo un mensaje de no resignación ante la creciente desigualdad que se está dando en la sociedad, ante los nubarrones económicos que se empiezan a dibujar, las consecuencias que pueden tener los desvíos del déficit público y las políticas que se van a volver a tratar de impulsar desde Europa, y ante la incapacidad de la Política de dar respuesta a las políticas de recorte y austeridad. Es un mensaje de no resignación, muy complicado ante el goteo de noticias escandalosas que estamos viendo estos días. No queda más remedio que reforzar la organización sindical, lo civil de la sociedad, y pelear por unas políticas alternativas en un contexto muy complicado. Queda un mensaje de resistencia y de organización. Porque se pueden hacer las cosas de otra manera.

 

¿No cree que hay un cierto hartazgo de los trabajadores con los sindicatos?

Sí. Seguramente se están mezclando muchas cosas. Parte de lo que he comentado antes, ante la sensación de que no sirve para nada, que no hay respuesta en lo público, la gente tiende a individualizarse. Pero tengo que decir que, a pesar de esa desazón palpable, la gente se sigue afiliando a los sindicatos, porque ahí están  los resultados de afiliaciones y elecciones. Hay un riesgo de corporativización: que la gente entienda que los sindicatos están para resolver problemas concretos en una empresa concreta y no entienda el carácter sociopolítico que tienen las organizaciones sindicales.

 

¿No cree que es normal ese temor porque no se ve una respuesta sindical fuerte?

Respuestas ha habido. Algunas no han dado resultado que se buscaba. La realidad de los gobiernos y la propia capacidad de los mismos de hacer política ha cambiado de una forma muy sustancial, incluso quien quiera reconducir las cosas, los márgenes se han estrechado y no se si esto lo hemos acabado de interiorizar, las formas clásicas de presión se han visto recortadas en su efectividad. Las huelgas generales han tenido su efectividad, pero no han dado excesivo fruto. La acción sindical sí que da respuestas en lo micro, cuando se sacan adelante los convenios, cuando se es capaz de negociar inaplicación de convenios. Ahí seguimos manteniendo una relación de utilidad de la gente. El problema es que solo se perciba esa relación de utilidad, y no se perciba por la mayoría de la clase trabajadora que el movimiento organizado es capaz de revertir la mayoría de las políticas generales.

 

¿No se han encajonado un poco?

Hay modelos y modelos, cuando un sindicato es de clase y apuesta porque los derechos sean colectivos de aplicación amplia, da valor del convenio sectorial como valor, cuando el sindicato aspira a ser contraparte necesaria de los gobiernos para negociar las medidas, no se está resignando. También hay que reconocer que los últimos años han sido durísimos en terreno de la producción sindical en ámbitos generales y en espacios de concertación social. Esta cambiando de forma radical el modo de gobierno del poder público, porque la capacidad presión del poder económico a lo público es brutal y  porque hay una deserción de la política para hacer políticas alternativas.

 

¿Como le damos la vuelta a eso?

Desde la autoorganización de la gente en torno al sindicato y otros movimientos sociales, y desde la construcción de una alternativa política, social y sindical que trasciende de los propios estados. Sin una alternativa viable para reformular el modelo político europeo, ahora mismo las políticas progresistas, redistribuidoras y que aspiren a gobernar mínimamente la economía se está viendo que tienen margen limitado. Es necesaria una alternativa. En España se escenifica el próximo escenario de ajustes, desde que empezó la Comisión Europea a advertir del desvío del déficit, desde el populismo electoral de Rajoy rebajando impuestos, permitiendo que se paguen menos cotizaciones y, por lo tanto, apuntalando el incremento del déficit público con fines electoralistas. Se está advirtiendo ya que a partir del año que viene habrá que realizar recortes de 20.000 millones. Estos términos de política macroeconómica dejan a los gobiernos al pie de los caballos, salvo que se plantée una política alternativa por parte de todas las fuerzas antiaustericidas en vez de una especie de entente con Alemania para que me permita relajar mínimamente los déficit.

 

¿Ve posible esa alternativa?

Posible es, pero no la veo fáctica, porque veo una voluntad cada vez más fragmentaria en la política, lo sindical y lo social que creo que hay que combatir. Cuando llueve, cada uno se quiere resguardar en su txoko. Puede ser el futuro, pero deja poco margen para respuestas. Hay que federalizar las respuestas.

 

¿Cree, como parece por los acontecimientos que se están produciendo, que es inexistente una política industrial por parte del Gobierno Vasco tras los casos de Arcelor, Tubos Reunidos, Aernnova..?

Hoy en día hacer una política clásica es tremendamente complicado. Es verdad, que los gobiernos han ayudado a ello. Se ha desinvertido por parte de los gobiernos y desde las cajas, y la capacidad de maniobra cae. Los gobiernos deben replantear a futuro sus políticas para anticiparse a cambios  que permitan un nivel de tejido industrial básico en la economía para evitar el declive. Hay que demandar una política industrial ofensiva, una relación exigente con las multinacionales. En el caso del acero hay otros componentes que tienen que ver con el  acero chino, con la capacidad de gobernar la globalización de las multinacionales, y tiene  que ver el rol que juega Arcelor en sus plantas aquí y en China. Porque, en realidad, todo esto tiene más trampas que un dólar de madera. Pero es verdad que requiere de una actuación política clara y exigente. El hecho de no cumplir legislaciones laborales y medioambientales tiene que tener un coste.

 

Pero tampoco se puede cerrar las puertas al acero chino, para que Arcelor que produce en China, produzca y lo venda a mayor precio y se quede con la distribución en Europa. Es una trampa del lobby europeo.

No comparto las políticas proteccionistas. Como método no es adecuado. Otra cosa que determinados input tiene que tener. El acero que se produce en China por Arcelor, Gerdau o quien sea no cumple los estándares medioambientales y tiene que tener consecuencias. Llamémosle como sea. Pensar que el acero en Euskadi o en Europa hay que mantenerlo por la vía de cerrar los mercados a otras producciones, no estoy de acuerdo. Hacer eso es condenar a otros pueblos a la pobreza, y no estoy de acuerdo. Hay que trabajar con visión medioambiental.

 

¿La planta de Zumarraga está perdida?

Creo que no, pero en el juego de chinchetas que juegan las multinacionales la cosa no pinta bien. Es así. Mientras haya vida, mantenemos la esperanza.

 

¿Cree que el Gobierno Vasco ha vendido (permitido) el cierre de Zumarraga por mantener la de Sestao?

No diría eso. No tengo constatación.

 

A la vista, parece un intercambio de cromos.

Este juego multinacional te lleva a lo peor de lo que pienses, porque una planta moderna y flexible, en el mejor de los sentidos, como la  ACB de Sestao, con  capacidad de abrir y cerrar, frente a mamotreto de un alto horno, te lleva a ese cierre.

unai sordo2

Insisto, desde  fuera parece ese cambio de cromos, de hecho el portavoz del Gobierno Josu Erkoreka dijo que ‘el mal menor sería cierre de Zumarraga’.

Sí. Es una declaración terriblemente desafortunada y una metedura de pata que da pie…

 

A lo que está pasando…

Pero, como digo, la impresión que uno tiene cuando lee los periódicos una afirmación con esa gravedad sin una constatación no la puedo hacer. Sin más. No tengo certeza. Soy consciente de la capacidad de las multinacionales de marcar las pautas. Hablamos de los lobbys cuando estuvimos en Bruselas con la Comisión Europea y nos reconocían también que la presión china es brutal: se reúnen individualmente con europarlamentarios para evitar los aranceles y presionar, y les dicen a países que nada tienen que ver con el acero que ellos también pondrán aranceles. Así que con el sistema de decisión complejo y poco democrático de la UE es difícil llegar a una decisión.

 

¿Nos deja a los trabajadores desarmados?

En una situación terriblemente complicada.Por eso digo que es muy importante la autoorganización de la gente, los sindicatos con auténticas  políticas industriales, modernas y con futuro, y ser capaces de construir un  contrapoder público que no ría las gracias a los multinacionales, que seamos capaces de anticipar los problemas y resolverlos de manera mas rápida. Son retos de muchísimo calado. No podemos estar a rebufo de las multinacionales, sin duda.

 

¿Qué opina de que cada vez que una gran empresa tiene pérdidas  aplique un expediente de regulación como ocurre ahora con Tubos Reunidos y otras?

Las empresas de cierto tamaño han hecho una apuesta estratégica, consiguen que muchas veces el ERE se justifique por los resultados no de una empresa sino una planta o un trozo de planta, que, además, está vinculado a como adscribe los ingresos y gastos, a un juego contable en definitiva. En realidad, en estos casos, se echa en falta en la parte sindical una estrategia global, integrada y federalizante. Nuestras plantas en Arcelor son chinchetas en un mapa general. El problema no se resuelve solo con nuestras chinchetas, pero los comités europeos deben enfrentar una estrategia de futuro. La solidaridad debe tener otra dimensión. Es el gran reto de la globalización. Son empresas grandes inversiones, juegan en una ruleta enorme. El reto sindical es la organización de la gente, constituirse en contraparte de la multinacional. Es complicado por los intereses que  mueven.

 

¿Ve a tu sindicato haciendo eso?

Sí, lo veo, pero es una estrategia sindical tremendamente compleja. Las empresas han hecho eso, porque tienen el dinero y el poder, y porque en el tercer vértice de esta disputa capital-trabajo, como es el poder político, va muy por detrás. El modelo de construccion europea no es casualidad que haya ido a medio gas. Se deja hacer a las multinacionales.

 

¿Cómo ve las políticas de empleo que está poniendo a debate el consejero de Empleo, Ángel Toña?

Creo que son políticas muy débiles, con muy poco pulso político y sin visión  estratégica de empleo. No debiera de ir desencaminada respecto a lo que te he comentado al comienzo. Subvencionar no sé qué actividad o contrato no vale, puedes servir a algún colectivo, nada más. Este gobierno tiene que decidir qué papel deben jugar los agentes sociales. No lo ha hecho, está condicionado, o tiene vértigo. Las políticas de empleo tienen que ver con hacer una apuesta, de cómo tiene que evolucionar el empleo en un futuro, los sectores productivos, los industriales, una apuesta del empleo de calidad y, en tercer lugar, ver cómo se  pueden organizar las transiciones de empleo para que no tengan merma en la s condiciones de los trabajadores, porque en el fondo redundaría en las propias empresas.

 

¿Cómo se hace?

Hay estudios de la UE que dicen que para el 2030, la mitad de las profesiones habrán desaparecido por efecto del cambio tecnológico. Estas cosas siempre se pasan de frenada bastante, si no es el 50% y es el 30%, tendremos un problema importante.

 

¿Está de acuerdo con las conclusiones del estudio de Confebask sobre la formación profesional?

No lo comparto en modo alguno, Creo que la Formación Profesional en Euskadi funciona bastante bien. Me parece que es una excusa de mal pagador la que da Confebask respecto a lo que dicen ellos que es Ia adecuación de la formación tanto la profesional y universitaria con todo el resto respecto a las necesidades de las empresas. Además pasa una cosa muy curiosa porque cuando les preguntas sobre esos 400 o 10.000 puestos que faltan cuáles son y cuéntamelo para que me entere, te hablan de vaguedades. Hemos hablado con FP del Gobierno Vasco y nos garantizan que dentro del aparato integrado de la Formación Profesional para el empleo de Euskadi que están capacitados para adecuar cualquier cualificación, la inmensa mayoría en tres meses. Si Confebask pusiera encima de la mesa que las empresas vascas tienen problemas para cubrir equis cualificaciones profesionales y te dice dónde está el déficit, en tres meses ponen en marcha elementos de recualificación de personas. Si lo que dice Confebask lo tiene concebido, es una absoluta irresponsabilidad de Confebask que no ponga encima de la mesa esos déficits.

 

¿Crees que es una excusa?

Es una excusa, o lo que es peor, que el problema de fondo no son déficits formativos, sino que requieren otra serie de componentes a los trabajadores que tienen que ven con otras cosas. Viene en el informe de Confebask, pero no les dieron cancha pública, es decir que tienen que ver con la actitud del trabajador, con eso que llaman la flexibilidad del trabajador, la adaptabilidad del trabajador, que en palabras de Confebask suele ser sinónimo de aceptar precarización y cualquier condición de trabajo.

 

¿Semiesclavitud?

A veces parece que van por ahí los tiros.

 

Pero el Gobierno Vasco no ha respondido con contundencia, sino que estuvo en ese acto apoyando.

Debiera. No entiendo que no se haga. No concibo que el Gobierno haga una defensa al ultranza del sistema de FP y que no haga un emplazamiento a Confebask a que defina cuales son los perfiles que ellos consideran que no existen, para que mañana se puedan poner las medidas que permitan recualificar a los trabajadores que estén quedando obsoletos entrecomillas para acomodarse a nuevas exigencias. Porque es un problema de futuro. Muchos trabajadores para tener ciertas cualidades en sus trabajos futuros van a depender de su itinerario formativo y profesional. Si esto está controlado solo por las empresas, los trabajadores vamos a tener un problema a futuro, porque ahí hay más componentes que la formación, de poder en las empresas como se utiliza esa recualificación y como se vincula a los convenios colectivos, porque recualificar va a incrementar la productividad de las empresas y hará que revierta en las condiciones de trabajo. Pero la segunda parte de la frase las patronales se olvidan de ella. Y el Gobierno tiene una tarea fundamental y los marcos de diálogo y tripartitos tienen ahí una cita fundamental en el futuro. Estas cosas el Gobierno no las tiene diagnosticadas, sobe todo con lo que tiene que ver con el área de empleo.

 

¿Por qué está tan mal la negociación colectiva y por qué hay tan pocos convenios firmados?

Pasan tres cosas. Una, por los efectos de la secuencia de las reformas laborales. Que de forma constante han desequilibrado el poder en las mesas de negociación. Es evidente que no se negocia igual cuando tienes una garantía de ultraactividad de un convenio que te permite unos tiempos y garantía de que el convenio es una ley que no va a desaparecer hasta que sea sustituido por otra ley. Lo sabemos nosotros y la patronal, que ha salido  fortalecida y que, junto a la sicosis del paro y todo el temor de la crisis, les ha dado fuerza. Las reformas laborales han tenido mucho que ver con ese bloqueo y parálisis de la negociación colectiva.

En segundo lugar, creo que hay una disputa de estrategias sindicales perniciosa, donde hay un modelo sindical que aspira a no tener convenios colectivos de amplia cobertura para todos los trabajadores, que es el modelo que ha defendido ELA, y que LAB asume acríticamente en los últimos tiempos, y que está detrás de parte del bloqueo de la negociación sectorial y que luego intenta buscar en las empresas un ámbito de negociación, porque ahí sí se rentabiliza mejor la negociación del convenio. Como esquema de sindicalismo de clase es pernicioso, para mí.

Y luego hay una tercera cuestión que tampoco podemos obviar, como es que la negociación en la empresa tiene cada vez una mayor importancia, no en detrimento del convenio sectorial, pero sí relacionada con la variedad de situaciones que se dan en los centros de trabajo. El fortalecimiento de la acción sindical en la empresa y el centro de trabajo es fundamental ante las nuevas realidades de precarización, y donde los trabajadores ya no son industriales de mono azul y de 45 años en su mayoría, sino que tienen situaciones variadas, nuevas problemáticas en las empresas: formación continua, salud laboral, igualdad de trato y de género, y nos exige una negociación y movilización mucho más potente en un tejido de pequeñas y microempresas, lo que es terriblemente complicado.

unai sordo3

¿Se va a una individualización de las relaciones laborales?

Evidentemente si no hay una referencia de Marcos sectoriales ese riesgo es absolutamente latente y presente. Si un trabajador lleva diez años sin tener una referencia de su convenio sectorial, pierde referencia.

 

¿Cuando se firman los convenios en Madrid de ámbito estatal, no le parece que hay pérdida de control desde aquí y su sindicato de convierte en una sucursal de Madrid?

Si los convenios sectoriales que se firman en Madrid limitan y capan absolutamente la negociación que pudiera darse en otros sitios no estoy de acuerdo con ese modelo. Si la negociación que se pueda dar en Madrid es compatible y es capaz de articularse con ámbitos sectoriales de Euskadi y otros territorios, y con ámbitos de empresa, a mí no solo me parece un modelo defendible, sino deseable en el sentido que puede dar cobertura a la negociación provincial manteniendo la ultraactividad como se ha dado en el metal, y porque puede ser un elemento para luchar contra el dumping al marcar un estándar mínimo de condiciones de las empresas que jueguen esa divergencia para trasladar las empresas de un sitio a otro.

A mí me gustaría que no fueran solo estatales, sino europeos que marcarán unos estándares mínimos. Un convenio europeo del metal no va a ser el convenio del metal de Gipuzkoa en toda Europa, va a ser básico. Es una utopía. No creo que el problema de la negociación estatal sea el problema de fondo de la negociación sectorial en Euskadi. En el comercio se ha hecho una acuerdo de Comunidad autónoma para otorgar prevalecía a convenios de ámbito vasco. CCOO hemos planteado ya tres veces llegar a un acuerdo de estructura que todavía hoy en día permite la ley, para que los convenios de ámbito vasco tengan prevalencia sobre otros que se suscriben. ¿Por qué vale para el comercio y no para otros?

Hemos emplazado a recuperar el contenido que le hemos enviado a Confebask en respuesta a su modelo de relaciones laborales. Es un documento conjunto con UGT en donde reclamamos otorgar prevalencia a los convenios sectoriales de ámbito vasco, mientras la ley lo permita. Y luego, si se marca una estructura de convenios de ese tenor, hay que darle salida. Porque dar prevalencia a un convenio que lleva diez años sin actualizarse es como pretender sacar a bailar a una momia. Creo que son los retos que tiene la negociación colectiva en Euskadi.

 

¿La cuestión política como la ve?

La situación política la veo muy complicada.

 

¿Ve elecciones anticipadas? (La entrevista está hecha hace ya unos días)

Creo que va a haber elecciones anticipadas. Es un fracaso de la política, así de claro. Deseo que hubiera un gobierno progresista, de izquierdas en el sentido de que tuviera un plan y programa de gobierno sobre derogación de las reformas laborales, la fiscal, y la reversión de los recortes en educación y enseñanza. Tampoco quiero ser ventajista, porque creo que para un plan de gobierno en ese terreno o hay una cierta fortaleza parlamentaria o teniendo en cuenta la que se viene encima con la posición que va a tener Europa, la situación es muy difícil de gobernar. ¿Cómo se hace? Para eso están los partidos, y las mayorías que dan y ponen los electores. No me toca decir a mi con quė fórmulas, pero desde luego creo que este escenario de revertir las políticas de austeridad y de sentarse para renegociar los términos de cumplimiento de déficit y objetivos del pacto fiscal, no sólo debe hacerse desde la perspectiva del recorte, sino de una profunda reforma fiscal y un ataque en serio al fraude y la elusión fiscal, lo que va a requerir de fortaleza en ese gobierno.

 

¿Urkullu adelantará las elecciones?

Ahí sí que estoy despistado. Reconozco mi despiste, pensaba que el PNV no tiene incentivo para hacer coincidir las elecciones vascas con las estatales. Ligar las elecciones vascas con las españolas puede mantener en la cresta de la ola ese nuevo fenómeno de máximo interés como es Podemos, la cuestión es en detrimento de quién. Puede estar el lehendakari haciendo una valoración, se me escapa. Pero puede haber algo de eso, porque me ha sorprendido dejar caer esa posibilidad. Mi opinión es que se mantienen en otoño, siempre y cuando haya repetición de las generales.

 

¿Está de acuerdo en el derecho a decidir?

Por no andar con vueltas, creo que si la población vasca de forma mayoritaria, de forma permanente y de forma clara apuesta por una modificación del status quo de Euskadi dentro del Estado, esto requiere un proceso de negociación política para tratarlo. Siempre he pensado que es así. En mi opinión los modelos deseables para Euskadi en el Estado y en el conjunto de Europa son modelos federalizantes, de defensa del autogobierno, pero modelos federales. Me parece que lo otro es una vía de un camino incierto. Me parece que el marco autogobierno vasco debe contar con la decisión de los vascos, no se puede hacer frente a la voluntad de los vascos y las vascas. Si eso es derecho a decidir, estoy de acuerdo. Pero, incluso, una reforma del Estatuto de Autonomía requiere de un referéndum, con lo cual tiene una suerte de derecho a decidir. Como digo, el ejercicio de derechos a decidir como un derecho democrático, que es lo mismo el marco nacional como el modelo de salud, estoy de acuerdo con ese derecho, pero creo que desde el fortalecimiento de un modelo federal europeo es desde donde se abre la posibilidad mucho más amplia de tener políticas concretas aquí.

No digo que en Europa se hable de una formulación genérica, sino digo que si hay una formulación de un gobierno mucho más democrático en Europa que permita unas políticas económicas alternativas eso es lo que te va a habilitar el derecho a decidir. ¿Qué derecho a decidir va a tener el gobierno de España, que es un estado absolutamente soberano en el mundo, a hacer una política distinta si se le atenazan con 20.000 millones de recorte o se le  pone la prima de riesgo en 700 puntos en tres meses como ya ha pasado? ¿Qué derecho a decidir ha tenido el Gobierno de Tsipras que honestamente creo que debería de dar un vuelco a la situación política en Grecia?

Creo que la relación de poder entre la política, la economía y el cuerpo social ha variado en los últimos años de una forma sumamente radical. No lo hemos visto hasta que estalló la crisis, porque hemos estado dopados por el crecimiento y, en sentido figurado se ataban a los perros con longanizas a nivel macroeconómico y lo estamos viendo durante la crisis.

Es un debate en el que la izquierda tiene que entrar sin ningún complejo. Si los vascos, pese a todos estos razonamientos, dicen que quieren ser independientes, y lo dice una mayoría clara de vascos, se tiene que buscar una fórmula de anclaje político, habrá que buscarla. No digo que no. Pero, en mi opinión, el derecho a decidir, las políticas concretas que afectan a la gente concreta hoy en día tienen más que ver con fortalecer un espacio democrático y federal de gobierno en Europa. Lo pienso honestamente. Que es difícil, sí. Hay una disputa, como hablamos al principio, la política no es un ente que va al margen del conflicto social y de la economía.

Juanjo Basterra

 

enrique olaran

Hoy conocíamos que la Diputación pagó 757.400 euros al abogado bilbaíno Enrique Olaran Bartolomé por reprentar a la institución foral durante el proceso judicial contra el empresario Jabyer Fernández, en el marco del “Caso Iurbenor” (noticia de El Correo). El empresario fue condenado a tres años de cárcel por insolvencia punible, aunque resultó absuelto de la acusación de fraude fiscal formulada por el Departamento de Hacienda. La decisión de contratar a Olaran se tomó en octubre de 2009, aunque con anterioridad ya había trabajado con la Diputación de José Luis Bilbao, al llevar unos pleitos relacionados con la sociedad pública Azpiegitura. Entre 2000 y 2010 percibió 482.529 euros por estos trabajos.

Se da la circunstancia que el abogado Olaran, quien defendió los intereses de la Diputación en el Caso Iurbenor, ha sido el Secretario-letrado asesor del Bilbao Basket de junio de 2014 a enero de 2016. Curiosamente, Iurbenor era una filial de Iurbentia dirigida por Jabyer Fernández, que patrocinó el equipo de Baloncesto entre julio de 2007 y mayo 2009.

En abril de 2013, la Diputación foral de Bizkaia aportó 5,2 millones al Bilbao Basket para evitar su desaparición, aunque de este dinero el club solo recibía 1,5 millones líquidos, ya que el resto, 3,7 millones, se dedicaron a cancelar la deuda que tiene el club con Hacienda. La institución esgrimió que tenía un acuerdo con el Bilbao Basket para aportarle 5,7 millones en los próximos tres años (2014-2016), a razón de 1,9 millones por año. De esta manera cancelaba ese convenio y adelantaba el dinero al club.

Así, según ha podido conocer EL PERIODISTA CANALLA,  el abogado que es uno de los que más ingresos ha obtenido por parte de la Diputación de Bizkaia en los últimos años (757.399€ entre 2011 y 2015), fue al mismo tiempo , el Secretario-letrado asesor del Bilbao Basket (2014-2016), que recibió de la misma institución a la que asesora, la mayor subvención dada para mantener al club y pagar sus deudas con la Hacienda vizcaína. Si bien es cierto, que el dinero se concede en 2013, el convenio estaba cerrado para el período 2014-2016, cuando coincidió con Enrique Olaran como Secretario del Club.

No deja de ser curioso. Quizás, como todo lo que ocurre en el oasis vasco.

Igor Meltxor

 

raul arza UGT 1.jpg

RAÚL ARZA, SECRETARIO GENERAL UGT EUSKADI:

“Hay que derogar las reformas laborales de Rodríguez Zapatero y Rajoy”

“Solo 29 de cada 1.000 contratos fueron indefinidos a tiempo completo en 2015”

Raul Arza, secretario general de UGT Euskadi. El 5 y 6 de mayo se celebra un nuevo confesó de UGT y se presenta a la renovación. El Primero de Mayo  en BIlbo será el punto fuerte de la movilización y con la idea de impulsar la negociación colectiva, que Arza cree que es un tema esencial para el mundo del trabajos. Y entre el 5 y 6 de mayo celebrará el Congreso en Portugalete, que reelegirá a Arza y en el que se rendirá homenaje a Nicolás Redondo Urbieta, a sus 89 años.

 

¿Cómo evalúa la situación económica en este momento?

Vemos que no coincide con la alegría de los gobiernos. Porque los datos macroeconómicos no tienen nada que ver con la realidad del mercado de trabajo. No sólo con las contrataciones, que son de peor calidad y de menor duración,sino que se está produciendo un incremento muy importante de la contratación a tiempo parcial y también está habiendo una bajada brutal de los salarios, una de las consecuencias mas directas de la crisis.

Para apreciar la realidad no tenemos más que ver  qué ocurre con los sectores del acero y el tubo. Empresas tractoras de este país están como están. Pensamos que hay que trabajar para buscar un gran acuerdo entre las empresas, los sindicatos y el Gobierno vasco en defensa de la política industrial y de la industria. En un momento dado se tomó la decisión de vender nuestras empresas a las grandes multinacionales y no tienen corazón, y solo miran por los ingresos y  gastos.

 

Andoni Ortuzar (PNV) dijo algo parecido hace unos días.

En un momento dado fue una salida, pero a la vista de  lo que está pasando nos damos cuenta que estamos sufriendo con claridad lo que es la globalización. Nos parece tan lejana, pero…

 

Eso lo hemos visto aquí desde hace unos años atrás

Sí, pero ahora con más crudeza. Porque ves la competencia de los chinos, cosas que como consumidor te vienen bien, como bajada del petróleo, pero mal para otras cosas.

 

Arcelor qué es china, india, luxemburguesa

Esas empresas tienen intereses en todos continentes. Una empresa con 490.000 trabajadores y centros de trabajo en todos los continentes, en cada momento apuesta por una determinada zona.

 

¿Plantas como Zumarraga o Sestao pueden desequilibrar las cuentas de ese “monstruo” multinacional?

No. Es una decisión estratégica.

 

¿Por qué se espera hasta el final para movilizarse o presionar. Hace un año Arcelor España dijo que invertiría solo en Asturias y, por tanto, dejaba las plantas de Euskal Herrria en el aire?

Lo que yo no sé porqué nos enteramos ded lo que va a pasar aquí porque nos lo cuentan desde Asturias. También dice que ha  afectado el precio de la chatarra con respecto al  mineral de hierro, y que producir en altos hornos es más rentable que producir en acerías. Cuando estuvimos en Bruselas nos dijeron que no solo es dumping chino afecta, sino que critican mucho el alto precio de la  electricidad.

 

Pero Arcelor está en China, también.

Sí, sí, pero también añadían el dumping medioambiental. Ya  me han dicho lo del informe de la UPV de la electricidad que no es tan cara, aunque creo que ese factor está ahí. Pero luego también está que aquí que hemos ido  haciendo esfuerzos que se les ha pedido: rebajado salario, aumento jornada y flexibilidad y, cuando llegan estas decisiones, no se tiene en cuenta ese camino andado.

 

¿Cree que el Gobierno vasco ha hecho lo suficiente o lo necesario?

Parto de la premisa que tiene bastante poco que hacer.

 

Pero, en ese poco ¿ha hecho algo?

Creo que intenta… pero en el problema de Arcelor hay una cerrazón de la empresa muy grande, porque ls trabajadores le emplazaron para analizar un plan industrial y no han aceptado. Hay tomado la decisión y ya está.

raul arza ugt 2.jpg

De la forma que se ha sucedido: primero ponen punto de mira a Sestao y luego Zumarraga, y luego nos quedamos con una como mal menor, ¿Es jugar un poco sucio

Para Zumarraga es un mazazo. Lo grave es que ya han sufrido ala reconversión de grupo, de Madrid a Zumarraga, y ahora, a Asturias. Con el  Gobierno vasco y Diputación habría que ver la posibilidad fiscal para ayudar al mantenimiento de los puestos de trabajo o incluso si habría algún grupo industrial interesado en esa empresa.  Creo que es bastante difícil. Tiene  10.000 trabajjadores en las plantas del Estado, y aquí 700 puestos están el aire ahora.

 

Detrás de Arcelor, llegará Gerdau, ¿también tiene problemas?

De hecho está a la venta y está investigada por algunos fraudes, por lo que he oído.

 

Entonces, ¿el futuro está muy complicado?

Muy complicado. De peores hemos salido. Hemos pasado dos reconversiones en los ochenta y la crisis de los noventa. Con altibajos hemos estado bien. Creo que el objetivo es que el Gobierno vasco, la sociedad,  los sindicatos y empresarios debemos recuperar el sector industrial, porque genera empleo de calidad. Debemos llevar el peso del PIB de la industria a los niveles anteriores, pero eso se consigue con empleos de calidad e inversiones. Porque la industria genera más empleos, de más calidad, mejor remunerados, y la prevención de riesgos laborales funciona mejor en ellas.

 

En el Primero de Mayo, UGT se fija en la negociación colectiva. ¿Qué está fallando?

Es clave. Me hace poco gracia cuando a alguno se le llena la boca con el tema del marco autónomo de relaciones laborales, si no tenemos legislación. El único ámbito que podemos legislar en cierta  manera es la negociación  colectiva, pero pensamos que hay una dejación en el caso de ELA, que es egoísta, porque lo que busca solo es crecer como sindicato a corto plazo. Es compatible la negociación colectiva empresa por empresa, como la sectorial. No entendemos como pueden estar  355.000 trabajadores con convenio decaído o pendiente de negociar.

 

¿De quien es culpa?

De todos, gran parte  de la patronal, pero también sindicatos. Al negociar todas partes tienen que ceder. Sin empresa no hay trabajadores y sin trabajadores, no hay sindicatos. Creo que tenemos que hacer un esfuerzo por mantener las empresas, no a cambio de cualquier cosa. Cuando los empresarios hablan de transparencia y colaboración, no es una novedad, sino que tendría que haber sido una práctica habitual de las empresas. De hecho, la normativa del Estatuto de los Trabajadores ya recoge esas obligaciones de las empresas; no hay que esperar a que las empresas vayan mal.

 

No son transparentes porque en materia salarial hay una desproporción enorme con los trabajadores.

Lo habrá. Lo que decimos es que no solo hay que esperar a que cuando la empresa vaya mal para dar esa información, sino que los trabajadores cuando vaya bien deben tener parte de ese beneficio y cuando las empresas van mal los trabajadores son los que arriman el hombro. No puede ser que cuando va bien, los salarios suban un 1% o un 0,25%.

 

¿Como va a negociar en ese desequilibrio actual en favor de los empresarios?

La realidad es que la reforma laboral ha puesto todas las herramientas en manos de la patronal. Quien tiene el sartén por el mango es la patronal.  La solución, sin embargo, no puede ser dejar a la gente sin convenio. En algún momento tendremos que decidir si queremos mantener algo o nada. El problema es que nos vienen convenios estatales.

 

¿Y los firman ustedes, como el estatal del metal?

Sí, porque es una firma a nivel estatal que mejora las condiciones de muchos trabajadores. El del Metal no toca ni los salarios ni jornada, que se pueden seguir negociando aquí. Lo que nosotros decimos es si hemos estado orgullosos de la negociación colectiva que teníamos ¿por qué la hemos dejado escapar? Porque en un momento era bueno haber defendido el marco que teníamos.

 

¿Quien la ha dejado escapar?

Porque no nos hemos puesto de acuerdo. Y también hay una comodidad por parte de algún sindicato que esperan que firmen otros y como cobramos todos, no pasa nada. Y si se firma eficacia limitada, mantenemos una serie de derechos, luego te critican, pero no dejan de cobrar o sumarse a las mejoras. Me duele cuando hemos firmados muchos EREs sin mayoría, pero después  se benefician todos. Eso es gorroneo sindical.

 

¿Por qué hay que firmar en minoría?

¿Por qué no? Si firmar en minoría supone dejar a los trabajadores mejor que si no firmas nada, estamos dispuestos a firmarlo.

 

¿Como se encauza la negociación colectiva?

Recuperando la confianza entre todas las partes y cuando va bien, que les vaya bien a los trabajadores. No puede ser en Euskadi que vaya bien o vaya mal, el 93% de los contratos sean temporales.

raul arza ugt 3.jpg

¿También pasaba con la economía en alza?

Sí, sí. La UGT no está en contra de la contratación temporal, sino de la utilización fraudulenta de la contratación temporal. Sabemos que hay empresas que llevan rotando durante muchísimos años a trabajadores cuando son puestos indefinidos. Debieran de implementarse los controles de la Inspección de Trabajo.

 

Pero no se hace.

Pues habrá que exigirle al Gobierno Vasco que se implique. Con las herramientas informáticas que tenemos ahora del sistema de Seguridad Social se puede saber cuando una persona lleva contratada 24 meses en periodo de treinta. En ese caso debería saltar un aviso para hacerle fija. No se puede ir cambiando de contratos.

 

¿Es la pelea de siempre?

No puede ser que la mayoría de contratos sean de obra y servicio, que no se sabe cuando duran, o de circunstancias de la producción, que duran  menos de un mes, y de interinidad. En Euskadi en el año 2015 este dato es demoledor: solo se hicieron indefinidos a jornada completa a 29 de cada 1.000 contratos. A nivel estatal, a tiempo parcial de menos de 7 días son el 30%. Muchos no nos enteramos de lo que duran. La Seguridad Social lo sabe, pero no interesa que salga.

Todo, además, repercute sobre prestaciones por desempleo, que han caído en picado, porque es difícil cumplir ciertos periodos para tener derecho a una prestación contributiva. Con un contrato a tiempo parcial de siete días al mes, se necesitan cuatro años y medio para tener derecho a cuatro meses de paro con contributiva, un horror. Y eso también repercute en las pensiones que, además de desvalijarlas,  los que entran cotizan un 40%-50% menos que los que se van. Se han dejado de ingresar caso 2.000 millones de  euros. Tenemos un drama.

 

¿Cómo se supera el drama?

Creo que hay que recuperar la contratación indefinida. Solo se debe incentivar la contratación indefinida. Además estoy muy cansado que nos desayunemos con intervenciones de empresarios que nos dicen que no tienen gente preparada. Entre 150.000 parados, 3.000 o 4.000 serán susceptibles de ser formados. El modelo que me gusta son cursos con compromisos de contratación, que debe ser el esfuerzo a hacer. Porque nos dicen que nos hace falta gente, pero no hacen nada. Es un mantra. Pero hay que quitarles la careta.

 

¿Lanbide intermedia pocos contratos de trabajo?

Sí. Un 2,5% y el INEM, en su mejor momento, 10%, ahora ya no ocurre. Como en realidad se coloca la gente es de la red de contactos, por desgracia. Creo que Lanbide podría jugar papel  relevante en información, orientación y formación y poner a los trabajadores en base a las demandas que necesitan las empresas. Debería de ser un servicio empleo con un orientador de cabecera y que trate siempre la misma persona, que tendría conocimiento previo de cada persona para ayudarle en cursos, en trabajos. O el cheque servicio. Tenemos que ser mas flexibles para responder a los desempleados. La gente no tiene confianza en los servicios públicos, sobretodo porque Lanbide está dedicada en cuerpo y alma para RGI, que son 66.000 familias. No fuimos partidarios de que toda la RGI estuviera en Lanbide. La gente no empleable tendría que haber seguido en servicios sociales hasta que les diera visto bueno que esa persona era reintegrable. NI tiene sentido que los pensionistas estén ahí, a principio año se debiera comunicar las pensiones y se debiera complementar automáticamente las ayudas necesarias. Se han multiplicado los problemas porque se ha duplicado el número de atenciones por la crisis y porque ha habido problemas con la propia plantilla que todavía no se ha regularizado de forma total.

 

¿Qué piensa del TTIP que empieza a acelerarse su tramitación?

Estamos en contra. Tiene por objeto abatatar nuestras condiciones para ser más competitivos y permitir la entrada de lo los productos americanos que no tienen las mismas exigencias sanitarias y de producción que los nuestros.

 

¿Antes hablábamos del dumping chino, pero este es estadounidense?

Claro. No estamos de acuerdo porque seremos los grandes perjudicados. No tienen un sistema que es homologable. Además se nos oculta mucho y hay poca transparencia cuando tendrá graves consecuencias para los trabajadores y privatizará  servicios públicos. Si es tan bueno, ¿por qué  hay tanto ocultismo por parte de la Comisión Europea? Es lo que nos preguntamos.

 

El PSOE con el TTIP, ¿está actuando bien?

No sé, no soy del PSOE. Lo puedo ver, lo que me preocupa es lo que diga la UGT. Somos sindicato socialista, no del PSOE. Creo que el PSOE se equivoca en bastantes cosas, a veces no se acuerda quién es su referente social y mayoritario. Ese afán que hay muchas veces de gobernar para todos, que a mí no me parece mal, pero debiera ser pensando en los tuyos. Ha habido algunas cosas como la reforma laboral de Rodriguez  Zapatero que en ningún caso la entendimos y por eso estamos diciendo que hay que derogar las dos: la de Zapatero y la de Rajoy.

 

¿Va más lejos que Podemos y el actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez?

Ya. Hay que revertir las reformas.

 

¿Cuándo es el congreso de UGT Euskadi?

El 5 y 6 de mayo. Me presento a la reelección, Hemos hecho un trabajo de pacificar las relaciones del sindicato. Nos tenemos que volcar en elecciones sindicales, la afiliación y con los trabajadores y trabajadoras. Tenemos que hablar muy poquito de nosotros y mucho de los problemas de la gente.

 

¿Qué balance hace de afiliación y representatividad sindical?

Estábamos mal con respecto la UGT a nivel confederal, pero hemos bajado menos que en muchas comunidades. Tenemos casi 35.000 cotizantes. El problema nuestro es que no tiene relación número cotizantes y representantes. En Araba la representatividad está casi en el 18% y Bizkaia,12%, pero en Gipuzkoa, 5,61%. Tenemos casi 1.900 delegados. Y 800 delegados de prevención. La misma presencia que los demás, al ser sindicato representativo. Estamos en pie de igualdad con menos recursos humanos. En lo que va de año la representatividad ha pasado del 10,88% a 10,90% y espero que vayamos al congreso por encima del 11%. Lo que va de año hemos logrado 113 delegados y hace cuatro años 96 en comparativa. Nuestro objetivo tras el congreso es no bajar. Hemos detenido la caída. Y en  afiliación, lo mismo. Se han detenido los años malos. Entre 2013 y 2015 se han afiliado más de 5.000 personas, aunque hemos perdido unos 4.000, afiliados, más en bruto.

 

¿Dónde celebrarán el congreso?

En la Escuela Náutica en Portugalete. Entre otras cosas, lo hacemos ahí porque le vamos a hacer un homenaje a Nicolás Redondo Urbieta. Es de Barakaldo, pero vive allí. Nos parecía oportuno rendirle homenaje de la UGT el día de la inauguración del congreso, a sus  89 años. Esta fenomenal.

Juanjo Basterra

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: