Pensiones públicas, dignas y en Euskal Herria

pensionistas

-Proposición de Ley de EH BILDU en el Parlamento Vasco para que ninguna pensión sea inferior a 1.080 euros

-Más de 54% de los pensionistas cobra menos de 1.000 euros al mes después de cotizar entre 35 y 43 años.

-Las reformas del Gobierno del PP han esquilmado las pensiones públicas por distintas vías.

Las pensiones deben ser públicas, se pueden garantizar si no se impulsan las pensiones privadas, si se realizan contratos de trabajo dignos y con salarios dignos y, a la vez, si están ligadas a las arcas públicas, no sólo a los ingresos que provengan de las cotizaciones de trabajadores y empresarios, porque en el caso actual la irrupción de la precariedad está hundiendo el sistema público. Y, por supuesto, un sistema vasco de pensiones es viable, atendiendo a estos criterios, incluso añadiendo otros, sin duda, donde el que más tiene debería de cotizar de forma proporcional.

 

PENSIONES DIGNAS EN CUATRO AÑOS.

EH Bildu ha presentado en el Parlamento de Gasteiz su propuesta de ley para garantizar pensiones dignas en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, que no estén por debajo de los 1.080 euros. El jueves 5 de mayo el Pleno del Parlamento de Gasteiz deberá decidir si se admite a trámite esa mejora para miles de pensionistas vascos con salarios mensuales de miseria. La reivindicación del mantenimiento del sistema público de pensiones, dignas y en Euskal Herria cobra fuerza ante el caos que el Gobierno del PP ha generado para apoyar a los bancos y fondos de pensiones privados.

La iniciativa de EH BILDU coincide con la petición que las diferentes plataformas de pensionistas han puesto encima de la mesa. PNV, PP y PSE ya rechazaron en diciembre el inicio de una iniciativa legislativa popular que los pensionistas propusieron? Después EH Bildu tomó el relevo en la reivindicación con la propuesta de ley en el que “el camino que perseguimos por construir un país digno, todos y todas las ciudadanas de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa tienen derecho a recibir una pensión digna para poder vivir dignamente”. A juicio de la formación soberanistas pasa por que las personas jubiladas cobren como mínimo 1.080 euros.

Para lo que plantea que sea el Gobierno Vasco quien complemente las pensiones más bajas hasta esa cifra, según ha explicado el coordinador del grupo parlamentairo, Unai Urruzuno.

“En ese sentido, pretendemos que la propuesta de ley sea contrastada y enriquecida por la visión y opinión de los colectivos y personas a quienes va dirigida la propuesta. Para ello, recabaremos la opinión y las aportaciones de las asociaciones de pensionistas de cada territorio en reuniones abiertas y participativas”, añadió.

“En total, casi 160.000 personas se beneficiarían del complemento propuesto por EH Bildu, es decir, las que cobran pensiones de jubilación inferiores a 1.080 euros”, según sus datos.

La coalición propone una implantación progresiva en el plazo de cuatro años. “Es una propuesta ambiciosa, pero perfectamente factible si existe voluntad política, ya que la aplicación progresiva del complemento hará que su coste sea asumible para las arcas públicas: algo menos de 400 millones de euros en el primer año”, ha explicado el parlamentario.

“Este país no solo tiene el derecho, sino también la absoluta necesidad de crear su propio sistema de pensiones porque el Estado español no hace más que empeorar y agravar las condiciones de vida de la población. Es intolerable que más de 25.000 jubiladas y jubilados vascos cobren menos de 400 euros al mes”, precisa Unai Urruzuno.

 

PENSIONES DE MISERIA.

El problema de las pensiones tiene bastantes aristas. Una de los más importantes es que más de la mitad de los actuales pensionistas, después de estar cotizando 40 años, percibe  salarios inferiores a 1.000 euros mensuales. Los datos oficiales de la Seguridad Social confirman que en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa existen 535.035 pensionistas. El 33,3% percibe una pensión no superior al Salario Mínimo Interprofesional, que es un 40% inferior a la media de los estados que lo tienen.Pero en realidad, el 54% de las pensiones están por debajo de 1.000 euros.

Llama la atención que, aunque la media de las pensiones en la CAV está en los niveles más altos, entre las pensiones por jubilación hay 94.447 pensionistas que perciben salarios mensuales por debajo del salario mínimo, lo que representa el 28% de las pensiones por jubilación. Entre las de viudedad, 59.111 pensiones, un 43,73% de las pensiones de este rango, están por debajo del Salario Mínimo.

 

EJEMPLO PRESIDENTE KUTXABANK.

Dos ejemplos. En los cuales se ve como quienes más cobran, pagan menos a la Seguridad Social. Otra manera de “saquear” las arcas públicas. Así, si un trabajador o trabajador-a que gana una cantidad importante de sueldo bruto anual, por ejemplo 44.000 euros, paga mensualmente el 4,7% de cotizaciones a la Seguridad Social (171,17 euros), el 1,55% al Desempleo (56,45 euros) y el 0,10% a Formación Profesional (3,64 euros) y su empresa también paga por Contingencias Comunes el 23,60% (859,51 euros), el 1% por A.T. y E.P. (36,42euros) el 5,50% por Desempleo (200,31 euros) el 0,60% para Formación Profesional (21,85 euros) y el 0,20% para FOGASA (7,28), es decir se paga por Cotizaciones Empresariales 1.125,37 y por todos esos conceptos (empresa + trabajador) 1.356,63 euros mensuales al conjunto de las arcas públicas.

Sin embargo, el Presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, que cobra 800.000 euros brutos anuales, es decir cobra más de 18 veces el salario del anterior trabajador (que tenía un sueldo alto), pero paga igual, tanto el presidente como “trabajador” como Kutxabank, en lo que le toca como empresa. “Si, por ejemplo, Villalabeitia pagara en función de lo que realmente cobra, 66.666 euros mensuales, el debería de pagar 4.233,28 euros por sus conceptos (paga solo 231,26) y Kutxabank debería de pagar, siguiendo los mismos porcentajes que le corresponde para el resto de trabajadores, un total de 20.599,78 euros (ahora paga 1.125,37)”.

Si a esa merma de cotizaciones entre quienes tienen salarios muy elevados, se une el problema problema combinado como el actual mercado laboral, que cuenta con una precariedad muy elevada y las cotizaciones sociales son mínimas o inexistentes en muchos de los casos, es por lo que el sistema público está sufriendo esa “desnutrición” de cotizaciones, por la precariedad, pero también porque en la parte alta de los salarios no se paga en la misma proporción, como en el ejemplo anterior.

POLÍTICA PRIVATIZADORA.

Y, por otro lado, nos encontramos con la política privatizadora y favorecedora de los fondos privados de pensiones y EPSV. Tal es así que el Gobierno del PP no ha inyectado recursos al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, todo lo contrario los ha sacado. Desde 2012 a estas fechas la “hucha de las pensiones” se ha reducido a más de la mitad de los recursos. Y, a la vez, las diferentes haciendas siguen apoyando con reducciones en la cuota a quienes invierten en los sistemas privados. Es un mal camino que está provocando muchas dudas sobre el futuro de las pensiones públicas.

Esa incertidumbre solo beneficia a los fondos privados que se encuentran con el patrimonio más alto de su historia. Desde 2008 a 2016, el patrimonio de estos fondos, según los datos de la patronal Inverco, se ha incrementado en un 31,5%, hasta los 103.111 millones. Ha ocurrido esto en un periodo de crisis económica, lo cual llama más la atención.

 

HASTA 2060.

En este momento, según los datos de la Seguridad Social en Hego Euskal Herria las pensiones contributivas netas se sitúan en torno a 9.700 millones de euros, lo que supone en torno al 11,52% del PIB vasco. La OCDE sitúa el PIB de las pensiones en el periodo 2010-2015 en el 11,8% del PIB en el Estado español. Pero hay países por encima del promedio vasco y español como Bélgica, Austria, Francia, Finlandia, Grecia y Portugal. Alemania en ese periodo está algo por debajo, según la OCDE, pero después a lo largo de los años se va equiparando.

Para el año 2060 con las proyecciones de la OCDE explica que el gasto en pensiones en el Estado español rondaría 11% y sería uno de los más bajos del conjunto de la OCDE, por encima estarían las grandes economías europeas.

Son proyecciones, pero lo más importante es garantizar un empleo digno y con salarios dignos, porque, en realidad, es lo que aporta y, por supuesto, que dependan de las arcas públicas. Porque para las pensiones privadas, fondos o EPSV, se necesitan ingresos económicos altos para poder destinar a pensiones una cantidad de los ingresos de cada persona.

Juanjo Basterra



Categorías:EHBILDU, EKONOMIA

Etiquetas:

1 respuesta

  1. Si a eso le sumamos que a Urkullu, además del sueldazo que tiene, se le garantiza una Pensión Vitalicia de la mitad del sueldo que cobra actualmente, que en el Pleno PNV vote NO a la propuesta para Garantizar una Pensión Mínima Digna de 1.080 euros seria una SINVERGUENZADA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: