Caso Hiriko: saqueo del dinero público

HIRIKO - ECHAVE

Hoy se hacía público que la Fiscalía de Gasteiz pide 10 años de inhabiliatación para los gestores de Hiriko y la devolución de los 15,7 millones que recibieron en ayudas públicas.

Os dejamos el capítulo correspondiente a este caso, publicado en el libro: GESTIÓN  A LA VASCA (págs 110-137) – Pepe Rei Elkartea, Igor Meltxor.

 

CASO “EPSILON – HIRIKO”: saqueo del dinero público

 “Hiriko es un caso claro de corrupción y saqueo de dinero público”

(Igor López de Munain, Parlamentario de EHBILDU, 22.6.2014)

Hay quien ha querido disfrazar el “caso Epsilon-Hiriko” como un caso de fracaso empresarial, pero esto para nada es así. Es imposible que por una razón muy simple, nunca fueron un proyecto empresarial. Epsilon e Hiriko simplemente fueron dos proyectos económicos vacíos de contenido y que no contaban con ningún tipo de viabilidad económica. Eran proyectos que servían al objetivo único de optar a millones de euros públicos, ese era el único objetivo que se perseguía y así actuaron los responsables de dichos proyectos desde el inicio.

Tampoco nadie debe creer las palabras de aquellos que dicen que pueden considerarse dos proyectos innovadores fracasados ya que ambos se acercan más a un despropósito que a un fracaso.

¿Cómo consiguieron semejantes subvenciones?


Muy sencillo. Ambos proyectos venían avalados. Avalados no por el contenido de los proyectos, (objetivos que se modificaron durante sus desarrollos y ni siquiera supuso un problema en continuar financiándolos), y es que aquí lo importante no era el qué sino el quien. Y el quién en esta historia está claro, el quien es el PNV.
El PNV a través de personas cercanas a su partido y muy bien relacionadas desde siempre con las administraciones públicas se hizo con dos proyectos fraudulentos pero que tenían una cosa en común, la facilidad de optar a dinero público de manera directa y rápida. Hablamos de élites extractoras de dinero público.
¿Qué personas están detrás directamente?

Debemos recordar como antecedente que todo surge en un momento muy concreto en el que el automovilismo se convierte en un foco de atención mediática. Sobre todo el automovilismo en el área de la competición deportiva.
Así surgen proyectos empresariales como el de Epsilon que en un inicio únicamente se dedicaba al área deportiva. En ese momento Epsilon ya contaba con toda la ayuda pública posible ya que tal y como se denunció por El Tribunal Vasco de Cuentas tenían un alquiler por debajo de precio de mercado o directamente fijado sin ningún criterio en Azkoitia.

Ésta tal y como reconoció el propio Viladelprat es una de las razones fundamentales por las que EPSILON se decide finalmente por optar a fijar su sede y su centro de trabajo en el Parque Tecnológico de Miñano.
Ahora empieza a desvelarse nombres que tanto en Epsilon como en Hiriko coinciden. El promotor del proyecto fallido de Arakamendi no era otro que Jesús Echave, persona relacionada históricamente con el PNV, consejero nombrado por este partido en la Vital y que ha sido beneficiado a lo largo de décadas desde la administración pública, hay que recordar que cuentas con negocios que van desde las canteras hasta los concesionarios (algún día habrá que hablar de las concesiones de las canteras y de las explotaciones de las mismas y en que manos están).

Echave a través de su empresa circuitos del Norte SL promovía el proyecto de Arakamendi. En esta empresa también estaban personas que posteriormente entrar a formar parte del proyecto Hiriko, estos son: un socio de Echave en su empresa de productos asfálticos de Atauri, los otros son constructores y promotores.

Así podemos ver que los promotores de la empresa Circuitos del Norte se dedicaban casi en exclusividad a las muy “nobles artes” en las que han existido y existen los mayores índices de evasión de impuestos, blanqueo de dinero, sobrecostes en las adjudicaciones, etc… Esta misma gente, todos ellos, esperarán de nuevo su oportunidad en la aparición del proyecto Hiriko, entrando como socios.

Y es que debemos recordar cómo se hacían las cosas por aquel entonces en Miñano y es en ese momento cuando Epsilon entra en el Parque Tecnológico. En el caso de Miguel están involucrados altos cargos del PNV, imputados por prevaricación, malversación de fondos públicos, falsedad documental en documentos públicos privados o mercantiles y alteración de precios en concursos y subastas públicas. Pues en todo esta vorágine de intereses no muy legales y de posibles mordidas nos situamos a nivel temporal.
En el caso de Hiriko hay dos Asociaciones sin ánimo de lucro que se esconden bajo ese nombre, lo que les ayuda a que la fiscalización de las mismas sea más complicada y así esconder los tejemanejes de sus directores.
Por un lado está AFYPAIDA: Asociación promovida y gestionada por Jesús Echave. Por otro lado, se encuentra Denokinn. AFYPAIDA ya todo el mundo conoce que es quien recibió todo el dinero de Hiriko y luego lo dilapidó. Son los máximos responsables del fraude de Hiriko y si no son los máximos por lo menos si los más conocidos.

DENOKINN: Esta es una sociedad pública creada por varios ayuntamientos, entre los fundadores de dicha Sociedad para la promoción de proyector innovadores para la zona de la costa de Bizkaia se encuentra el exalcalde de Mundaka, Unai Rementeria. Una vez creada ponen como director al señor Macías, concejal del PNV en Trapagaran hasta noviembre del pasado año, y que dimitió tras salir su nombre en el escádalo de la planta de purines en Karrantza. Persona muy conocida en Bizkaia por las labores que realiza para el partido. Otra de las personas que aparece en este entramado es Gorka Espiau, persona vinculada con el PNV, no solo en el pasado, sino actualmente.
Denokinn tiene varias características que sorprenden: Por un lado no realiza su actividad directamente bajo el objeto social que ostenta y por otro lado que tras destaparse el fraude de Hiriko ha pasado a ser una empresa privada. Lo cual significa que todos los activos que antes se controlaban por parte de los ayuntamientos que conformaron dicha empresa ahora han pasado a ser activos privados en manos de las personas que siguen en la gestión de la misma, entre ellos el señor Macías. ¿Pelotazo?
Dennokin contrató para este proyecto a dos personas, Carlos Fernandez Izoird e Iñigo Urkidi, por su relación con el MIT, ellos consiguieron hacer de Denokinn un socio del MIT y que el proyecto de desarrollo del coche Hiriko pudiese traerse aquí. Todo ello costó de inicio varios millones de euros. Fernandez Izoird era el ingeniero y Urkidi el que realizaba las relaciones comerciales. Posteriormente aparecerán tras el fracaso del proyecto Hiriko y la aparición del proyecto Tokiko junto a las empresas que debían desarrollar “el pieza a pieza” de un coche que nunca se desarrolló y que costó millones de euros a las arcas públicas. De esta manera se pudo comprobar que entre los impulsores, las conexiones políticas estaban claras.
HIRIKO IGOR

¿Existen responsabilidades políticas?

Sin duda que existen, en ámbitos diferenciados y esas responsabilidades aparecen con claridad. La primera de todas proviene del  mismo que tienen estas personas a la hora de optar al dinero de las arcas públicas para poder financiar proyectos que en ningún caso contaron con financiación privada.
Esto no puede hacerlo el común de la ciudadanía y viendo los perfiles de los impulsores se hace evidente las facilidades que se les dieron. Recordemos también como el proyecto de Epsilon se definió como estratégico por el Gobierno de Ibarretxe, un proyecto que se basaba en el área de la promoción, las carreras y la manufactura, pero que en ningún caso realizó ninguna de las tres tareas poniendo un euro de sus bolsillos, y mientras vaciaban el dinero de las subvenciones para no hacer ni crear nada en absoluto.
Recordemos también que tanto el proyecto de Epsilon como el de Hiriko pasaron todos los filtros que la Administración pública vasca tiene para los proyectos de I+D+I. Si bien lo que habría que decir a la ciudadanía es que y tal como reconoció el señor Alberto Fernández, responsable de realizar las evaluaciones de la SPRI, el señor Fernández reconoció que cada persona de su equipo realizaba un análisis, evaluación y realización del informe para su aprobación de por lo menos 2 proyectos de estas envergadura al día. Proyectos cuyas memorias son de cientos de páginas se evalúan, analizan y auditan en un solo día y no solo eso sino que a pares. Esto solo trasluce en una cosa, y no es otra que la de que los proyectos que cuentan con un empujón político son los que se cuelan por los filtros de evaluación pública.
Posteriormente Epsilon contó con otro empujón más, un aval fraudulento, fuera de la normalidad y sin caso precedente como es el de avalar por 16 millones de euros un préstamo que tenía con dos entidades que ahora conforman Kutxabank. Y esos 16 millones de euros no eran un gasto para las arcas públicas. Cabe decir que en 2014  se amplió el capital a aportar en el Centro de empresas e innovación de Araba por las pérdidas que se arrastran casualmente desde el mismo año en el que se concede dicho aval.

 

¿Quién es la responsable máxima de dicho aval a nivel del Gobierno de Gasteiz?

Pues evidentemente la persona que tenía la máxima responsabilidad política, la persona que ha hecho de un problema privado un problema público que ahora alguién debe revertir, se llama Ana Aguirre, ex Consejera de Industria. Araba no necesita ni de un pabellón preparado para la F1 ni de un túnel del viento que no se utiliza ni se puede encontrar ninguna utilidad para el mismo. Todo un despropósito político.

Existen responsabilidades de aquellas personas que consintieron dar las subvenciones y además aquellas personas que cuando los objetivos del proyecto variaron como fue en el caso de Hiriko mantuvieron las ayudas.

Esas ayudas fueron concedidas como base para aprobar los presupuestos del PSOE, esas ayudas defendían el interés particular de unos empresarios cercanos al PNV frente a los intereses de la ciudadanía. No es casualidad la vehemencia con la que el PNV defiende en Madrid los intereses empresariales vascos mientras acepta de buen gusto los recortes y eso será por alguna razón.
Basta con mirar los conceptos por los que se han obtenido las subvenciones directas de Madrid para proyectos empresariales muy concretos, y quizá podamos ir viendo como los beneficiarios de dichas subvenciones tienden a ser siempre los mismos y como también muchos de los objetos subvencionables no se cumplen.

Para poder explicarlo de una manera sencilla podríamos decir que el Gobierno de la CAV, dio un dinero para realizar una investigación en determinadas piezas de un vehículo, pero de esa investigación nada vale nada, pero ojo, que aquellos que desarrollarían lo que es la fase final, que nunca se desarrolló, son aquellos mismos que tienen patentes similares a las de AFYPAIDA, y estas nuevas patentes superan a las de los procesos de investigación que fueron subvencionados al 100% con dinero público. Qué casualidad que estas empresas sí que tienen capacidad de comercialización.
La consejera de Desarrollo Económico, Arantza Tapia,  dijo que las patentes de Afypaida no valían nada porque ya habían sido superadas por otras que desarrollan empresas vascas, el problema es que sabe que miente, porque no es lo mismo que esos desarrolladores produzcan un Hiriko o algo muy similar como dijo el señor Urkidi en Euskal Herria que en Brasil, por poner un ejemplo… Ya que ni la producción sería vasca ni se amortizaría ese capital público salvo en los bolsillos de los empresarios cercanos al PNV. El nombre de la consejera aparece salpicado en este caso.
Redes clientelares que parasitan en las instituciones vascas y sacan el dinero público para repartírselo.

Todo parece indicar que habrá más Epsilon e Hirikos en el futuro, por una razón muy sencilla, porque todos aquellos empresarios y personas cercanas al poder que han vivido del dinero público necesitan seguir recibiendo dinero, su problema es que hoy hay menos para dar, por lo que vemos claramente como aquellos que antes no comían en el mismo pesebre ahora se ven obligados a hacerlo y por ello aparecen nombres relacionados en proyectos económicos diferentes.
-En 2010 un consorcio de empresas vascas surge de la nada, para acoger el proyecto en Gasteiz. El consorcio se denominó Alfypaida, dirigida por Jesús Echave, hombre próximo al PNV.

-Afypaida tomó el proyecto a través de Denokinn, una sociedad dirigida por otro miembro del PNV (José Miguel Macías) y dedicada al I+D, que había adquirido los derechos del proyecto de coche plegable delMIT.

-Para llegar a esa fase de financiación y puesta en marcha, el proyecto recibió numerosas ayudas públicas.

-Denokinn desembolsó al MIT 1,2 millones de dólares por los derechos del proyecto. Denokinn cobró a Afypaida un total de 4,2 millones de euros. 0,9 millones fueron a MIT y el resto, 3,3 millones a cubrir gastos de tener a dos técnicos del MIT trabajando en Gasteiz dos meses, a elaborar el plan de negocio de Hiriko.

-Afypaida recibió del Estado 17,5 millones de euros en ayudas públicas directas aproximadamente.

-Gastó 328.000 euros en alquiler de oficinas para el proyecto, que eran propiedad de Universal Araba, sociedad propiedad del director del proyecto, Jesús Echave. El acondicionamiento le costo a Afypaida otros 370.000 euros, y ese dinero lo percibió otra empresa de Echave.

-La compañía suspendió sus actividades en mayo de 2013. Desde febrero de ese mismo año ya no pagaba a sus empleados. 14 de los 19 empleados llegaron a un acuerdo para evitar denuncias a la empresa, a cambio de percibir el 70% de la deuda salarial que tenían pendiente.

-Según ex trabajadores, Armando Gaspar, ex directivo de la planta de Mercedes en Gasteiz, se embolsó 441.000 euros por 16 meses de trabajo en Afypaida.

 

El presidente del TVC denuncia irregularidades y acusa a PNV y PSE

El presidente del Tribunal Vasco de Cuentas, José Ignacio Martínez Churiaque, acudió a la comisión de investigación en el Parlamento de Gasteiz, y expuso un “preborrador” coordinado por él mismo y que constataba graves irregularidades en la concesión de ayudas públicas para la creación de una escudería de Formula 1 “made in Euskadi”. Un “preborrador”, que se contraponía con el informe oficial aprobado por la mayoría de vocales del TVC, y que veía “legales” las subvenciones públicas. Cuanto menos, resultaba curioso.

Churiaque expuso en su comparecencia, algunos ejemplos de por qué el dinero que recibió Epsilon fueron “ayudas públicas no debidamente justificadas”. Por un lado, la venta de pabellones para Epsilon en Miñano, otro el patrocinio que se acordó para que los monoplazas lucieran el nombre de Euskad, y el tercero, el aval encubierto o “cesión de rango hipotecario” para que la empresa de Joan Villadelprat obtuviera un crédito de Vital Kutxa, y que hizo que la administración perdiera esa cantidad tras la quiebra del proyecto.

Martínez Churiaque explicó que la sociedad pública Sprilur compró pabellones “con cargo al presupuesto” y posteriormente hizo obras en ellos para entregar “llave en mano” esas instalaciones “a un destinatario concreto”, Joan Villadelprat. “Hay 2,6 millones para ofrecérselos a una mercantil que se iba a instalar allí y que se le entrega a la compañía por un alquiler por 451 euros al mes”, añadió.

El presidente del Tribunal fiscalizador, se refirió a los patrocinios : “Bajo esa fórmula se están adjudicando unos contratos que deberían haber salido a concurso público. Se utilizan para alterar la igualdad de oportunidades”.

Finalmente, aseguró que el Gobierno de la CAV “comprometió” patrimonio público para beneficiar a un proyecto privado al conceder un aval a Epsilon y firmar que compraría el pabellón que la compañía tenía en Miñano si Villadelprat, como ocurrió, no pagaba el crédito de 16 millones que le concedieron Vital y Kutxa.

“El parque tecnológico de Miñano puede tener una dimensión de 12-14 millones. Es una operación muy sustancial […].La cesión del rango permite dar una garantía a la entidad de crédito para que esta financie a Epsilon […]. Si lo que uno pide son garantías, lo que otro cede no son melocotones, son garantías. Son fondos públicos”, explicó Martínez Churiaque. Al respecto, el presidente del TVC matizó que la operación pudo ser “legal”, pero que esta comprometió “claramente” patrimonio de la Administración.

Churiaque criticó que la mayoría del Tribunal, en concreto, los vocales designados por PNV y PSE eliminaran las irregularidades que él denunciaba. Haciendo alusión a las diferencias entre el preborrador y el informe defintivo, Churiaque denunció la “desaparición” de 12 folios sobre los fondos públicos recibidos por Epsilon. El presidente valoró que estos cambios suponían una “intromisión no soportada” con documentación “que iría contra una buena práctica profesional”. Además, aseguró que el “preborrador” sí venía contrastado “exclusivamente por criterios técnicos”.

PORTADA 7

 Los trabajadores dejan al descubierto el fraude

“Yo he oído que sobre el papel todo es correcto. Pero en vez de 20 prototipos hemos hecho uno y medio y a 15 familias se les adeudan cuatro meses de salario. Eso sí, el dinero se ha gastado todo”

(Fernando Oharriz, representante de 15 trabajadores del proyecto, junio 2014 en Comisión de investigación)

 El representante de los trabajadores contratados para el proyecto, el ingeniero Fernando Oharriz, denunció en junio de 2014, las enormes irregularidades en torno a este caso, en la comisión de investigación creada en el Parlamento de Gasteiz. “Se ha pagado dinero a espuertas”, exclamó Oharriz mientras señalaba con nombrs y apellidos a los responsables del saqueo.

Oharriz dejó claro que hablaba en nombre de 15 compañeros de la mercantil Afypaida y aseguro que la génesis del proyecto fue “la recompensa” de 14 millones que el PNV recibió en Madrid por apoyar al Gobierno en minoría de Jose Luis Roríguez Zapatero (PSOE). “Desconocemos los méritos para que Afypaida fuera honrada con esa subvención”, ironizó Oharriz, aunque inmediatamente apuntó como posible respuesta que tanto el presidente como el secretario general “son militantes” de ese partido.

No dudó en señalar que ése era quizás el único motivo por el que una empresa liderada por un comercial de joyería (José Luis Bengoechea), un empresario de canteras (Jesús Echave), un constructor (Fernando Achaerandio) y “uno que se dedica a la política del PNV” (Iñigo Antía) recibió la confianza de la Administración para construir coches eléctricos. “Los socios tenían conocimientos casi cero de automoción”, explicó Oharriz.

El objetivo era construir 20 prototipos del coche Hiriko, que luego se fabricaría en serie. Sin embargo, aunque las ayudas públicas llegaron regularmente, la iniciativa acabó quebrando y sin haber logrado sus objetivos. “Yo he oído que sobre el papel todo es correcto. Pero en vez de 20 prototipos hemos hecho uno y medio y a 15 familias se les adeudan cuatro meses de salario. Eso sí, el dinero se ha gastado todo”, señaló Oharriz, que cuantificó en 16,77 millones los fondos públicos del Estado, de la comunidad autónoma y de las diputaciones que se han perdido.

 

Oharriz puso varios ejemplos de gestión nefasta:

-un pedido de 80 ruedas que se pagó íntegro a una empresa afín que sólo envió cuatro.

-cómo se gastaron 700.000 euros “en un invento que ya tiene todo el mundo”.

-cómo Hiriko le compró por 640.000 euros un coche de carreras sin motos a Epsilon “que no se utilizó para nada”.

-cómo el instrumental para revisa la electrónica de los coches quedó inutilizado ya que no había hirikos que revisar y sólo se probó “en un limpiaparabrisas”.

-gasto de 166.000 euros “en catering, vino, el desplazamiento de 36 personas y txalapartas” que se gastaron en un viaje a Bruselas para presentar al presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Duräo Barroso, el único prototipo que salió de la fábrica de Hiriko.

Con motivo de este viaje, para no olvidar el “glorioso” artículo escrito por la europarlamentaria del PNV, Izaskun Bilbao, alabando las bondades del proyecto. Texto que llevaba por título “Hiriko, innovación vasca referencia para Europa” (24.1.2012), y donde Bilbao decía cosas como estas:

Hoy, sencillamente, emoción, porque lo que hemos vivido en el salón de actos de la sede central de la Comisión Europea, no ocurre todos los días. Hoy he escuchado al presidente José Manuel Durao Barroso hablar de Euskadi, de la innovación social en el País Vasco. Ha explicado cómo el conocimiento, la capacidad, la voluntad, la cooperación, han sido capaces de convertir una buena idea en una realidad y colocar a Euskadi como referencia mundial de innovación social. Hoy Barroso ha presentado en Bruselas ante centenares de personas de primera línea internacional la realidad “Hiriko“. Jesús Echabe, el presidente del consorcio de empresas vascas que desarrollan esta iniciativa de movilidad sostenible nos explica de qué estamos hablando.

 

 Ya veis que estamos ante un esfuerzo de personas, de un equipo en el que, junto al capitán Echabe, Gorka, Iñigo, Carlos, José Luis, Pepe, y tantos y tantos otros han escrito una pieza muy importante de lo que somos y queremos ser en esta fría mañana de Bruselas.  Aquí veis al presidente de la Comisión destapando la lona que cubre el coche, una depurada joya de ingeniería de última generación, un ejemplo de innovación social y modernidad que convive con el acento y los ritmos ancestrales de una Txalaparta”.

Sobran los comentarios.

 

Oharriz también criticó el “autoalquiler” de aproximadamente 300.000 euros montado por Echave. Alfypaida arrendó y reformó con el dinero público recibido, unos locales propiedad de Echave y encima “a un precio fuera de mercado”.

Oharriz recalcó que hablaba en nombre de 15 de los antiguos trabajadores de Hiriko, de 21 en total. Decir que de los restantes: “dos eran sobrinos de Echave, otro de ellos el mismo día de la extinción del contrato fue nombrado director del Gobierno de la CAV, otra tiene el marido trabajando en otra empresa del presidente y otro trabajador es amigo del sobrino del presidente”.

Estas clarificadoras declaraciones están en manos de la Fiscalía de Araba para su investigación. La comparecencia completa se puede consultar en el Anexo 1. Lectura obligada para comprender muchas de las irregularidades cometidas en este caso de saqueo de lo público y de gestión nefasta por parte de los representantes políticos.

El relato pormenorizado de la Fiscalía de 18 de febrero de 2015, resultaba demoledor: http://www.naiz.eus/es/hemeroteca/gara/editions/gara_2015-02-17-06-00/hemeroteca_articles/la-fiscalia-acusa-de-blanqueo-y-fraude-a-los-promotores-de-hiriko



Categorías:CORRUPCIÓN/USTELKERIA, EUSKAL HERRIA, PNV

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: