El riesgo de mortalidad es mayor en las zonas más desfavorecidas

 

imanol montoya desigualdades

Muertes atribuibles a las desigualdades: 5.278 fallecimientos en el período 1996-2001 y 4.475 en el período 2002-2007. 

“Es un 10 % sobre el total de fallecimientos en los hombres”, dice Montoia

Ezkerraldea es una de las principales zonas afectadas, pero se citan más de 22 zonas o barrios de las capitales

Hace unas semanas se dio a conocer los resultados de una tesis doctoral de la UPV/EHU que concluye que existen diferencias relevantes en el riesgo de mortalidad dependiendo de dónde se viva. El estudio es anterior a la crisis, por lo que se estima que los resultados a partir de 2008 serían más extremos.

La investigación llevada a cabo por Imanol Montoya en la UPV/EHU, en colaboración con el Departamento de Salud del Gobierno Vasco, ha cuantificado, por primera vez en la CAV, el impacto que las desigualdades socioeconómicas tienen en la mortalidad general y en las principales causas de mortalidad. De hecho, concluye que ha en el caso de los hombres hay un promedio de dos fallecimientos diarios atribuibles a las desigualdades sociales en la salud relacionadas con el lugar de residencia.

“Evolución de las desigualdades socioeconómicas en la mortalidad en áreas pequeñas de la Comunidad Autónoma del País Vasco” es el título de la tesis de Imanol Montoya en el Departamento de Economía Aplicada III (Econometría y Estadística) de la Facultad de Economía y Empresa de la UPV/EHU.

En opinión de Montoya, “el análisis de la distribución geográfica de indicadores de salud es muy importante para poder desarrollar políticas públicas adecuadas que permitan reducir las desigualdades en salud”, aunque la realidad, como certifica el estudio, no se ha hecho. Para ello, la tesis estudia la asociación entre la mortalidad y la privación socioeconómica, según el lugar de residencia en dos períodos de tiempo (1996-2001 y 2002-2007) para los hombres y mujeres en las 1.645 secciones censales de la CAPV.

La principal conclusión de este trabajo “es que existen desigualdades socioeconómicas muy relevantes en la mortalidad general y en varias de las principales causas, entre las secciones censales de la CAV en los períodos 1996-2001 y 2002-2007 —explica Montoya—, y que estos resultados son más evidentes para los hombres que para las mujeres. En las zonas más desfavorecidas socioeconómicamente el riesgo de mortalidad es claramente superior al de las zonas más favorecidas”.

Según datos que aporta el investigador, en el caso de los hombres, se ha mostrado que el número total de muertes atribuibles a las desigualdades es relevante: 5.278 fallecimientos en el período 1996-2001 y 4.475 en el período 2002-2007; “eso supone prácticamente un 10 % sobre el total de fallecimientos en los hombres”, explica Montoya. Esto implica, según el investigador, que para los hombres en la CAV diariamente hay un promedio de dos fallecimientos atribuibles a las desigualdades sociales en la salud relacionadas con el lugar de residencia.

 

MAPA DEL DAÑO

En Bizkaia existe una agrupación muy importante de secciones pertenecientes al quintil menos favorecido en Ezkerraldea. Otras zonas menos favorecidas en Bizkaia se encuentran en las secciones del sur de Bilbo, en los barrios de Basurto, Rekalde, Ibaiondo y Begoña. Fuera de la zona del Gran Bilbao los menos favorecidos corresponden a secciones de Bermeo, Zornotza, Durango y Ermua. Por el contrario, las zonas más favorecidas en Bizkaia se reparten por todo el territorio, aunque destaca el centro de Bilbo, junto con Eskumaldea y la comarca de Plentzia-Mungia.

desigualdades - mapa

En Gipuzkoa las zonas menos favorecidas se encuentran en muchas de las secciones censales de Pasaia, Errenteria y Soraluze, algunas de Hernani, Andoain, Beasain, Arrasate y Villabona. Por el contrario, las zonas más favorecidas en el centro de Donostia, algunas de las secciones censales de Zarautz, Irun, Hondarribia, Zumaia, Elgoibar, Azkoitia, Azpeitia, Tolosa, Arrasate y Legazpi, entre otras.

En Araba,las zonas más desfavorecidas se encuentran en algunos de los barrios de Gasteiz, concretamente El Pilar, Zaramaga, Ali-Gobeo, Abetxuko, Casco Viejo y Adurtza. Por el contrario, las más favorecidas son la zona sur se encuentran sobre todo en la zona sur de Gasteiz, en los barrios de Mendizorrotza, Ariznabarra, San Martin, Lovaina y centro de la ciudad, junto con los municipios de Zuia y Zigoitia en Estribaciones del Gorbea.

 

ANTES CRISIS ECONÓMICA

El estudio, realizado en dos períodos, ha obtenido resultados que persisten en el tiempo: “tanto en un período como en el otro, los resultados son prácticamente equivalentes”, concluye Montoya. Destaca, sin embargo, que desde 2008 la CAV sufre una crisis económica importante y que este trabajo analiza la mortalidad hasta el año 2007, por lo que “en el futuro, estos resultados pueden resultar valiosos para analizar el efecto que pueda tener la crisis sobre las desigualdades socioeconómicas en la mortalidad en la CAPV”, señala el investigador.

Según explica Montoya en la tesis, “el hecho de residir en un área más desfavorecida suele suponer una acumulación de factores negativos o de desventaja a lo largo de la vida. Estos factores pueden ser una peor alimentación en las primeras etapas de la vida, un peor acceso a la educación, una mayor exposición a ambientes poco saludables, peores infraestructuras urbanas, una menor seguridad en el barrio o mayor posibilidad de estar desempleado”.

 

CONCLUSIONES FUNDAMENTALES

Las principales conclusiones para los HOMBRES del presente trabajo son:

-Se ha mostrado que el número total de muertes atribuibles a las desigualdades es relevante con 5.278 fallecimientos en el período 1996-2001 y 4.475 en el período 2002-2007. Esto implica que para los hombres en la CAV diariamente hay en promedio dos fallecimientos atribuibles a las desigualdades sociales en la salud.

fallecimientos 1996-2001

CAUSAS DE MORTALIDAD PARA LOS HOMBRES

Las causas de mortalidad que destacan por el número de muertes atribuibles para los hombres son los tumores malignos donde el número de muertes atribuibles es de 2.058 y 1.988 en cada uno de los dos períodos, el cáncer de pulmón con 682 y 655, y la EPOC (La enfermedad pulmonar obstructiva crónica es una enfermedad progresiva que causa dificultad para respirar) con 641 y 769 respectivamente.

Al fijarse en el porcentaje que estas muertes atribuibles suponen sobre el total de fallecimientos en una causa determinada destaca el sida un 50,3% y un 48,5% de las muertes son atribuibles a las desigualdades, el cáncer del TADS con 26,8% y un 27,1% y la cirrosis con un 23,7% y un 23,2% en cada período respectivamente.

-Respecto a las causas específicas analizadas, se ha encontrado asociación entre la privación socioeconómica y la mortalidad en prácticamente todas las causas en los dos períodos de estudio.

-El sida es la causa con un resultado más extremo con un riesgo relativo estimado de 3,24 en ambos períodos y con un 50% de los fallecimientos atribuibles a las desigualdades sociales en la salud.

-El segundo riesgo relativo estimado más elevado se encuentra en causas como la cirrosis o como el cáncer del TADS (tracto aéreo-digestivo) relacionadas ambas con hábitos de vida no saludables, y en las que en torno a un 25% de los fallecimientos son atribuibles a las desigualdades sociales en la salud.

-Las siguientes casusas con más impacto son: el suicidio, las causas externas, la EPOC, el cáncer de pulmón, el cáncer de estómago y los tumores maligno. En estas causas de mortalidad se ha estimado que entre un 10% y un 20% de los fallecimientos son atribuibles a las desigualdades sociales en la salud.

-No solo existe asociación entre la mortalidad y las zonas más desfavorecidas en las causas anteriormente citadas, sino que además existe un gradiente de afectación, de manera que a mayor privación en el lugar de residencia mayor riesgo de mortalidad.

 

CAUSAS DE MORTALIDAD DE MUJERES

Las principales conclusiones del presente trabajo para las MUJERES son:

-Respecto a la mortalidad general no se puede concluir que haya una asociación entre el riesgo de mortalidad y las desigualdades sociales por áreas pequeñas de la CAV en ambos períodos.

Para el caso de las mujeres, podemos confirmar que existe asociación positiva entre la privación socioeconómica y la mortalidad general únicamente en el primer período 1996-2001.

Respecto a las causas específicas analizadas, únicamente en cinco de ellas (sida, cáncer de estómago, diabetes, EPOC y cirrosis) existe una asociación significativa positiva y una negativa (cáncer de pulmón).

En el segundo período surge una nueva asociación significativa negativa para las demencias y la enfermedad de Alzheimer.

El impacto que estas desigualdades tienen en la mortalidad, medido a través del número de muertes atribuibles a las desigualdades socioeconómicas, es claramente inferior al observado para los hombres.

Para la mortalidad general el número de fallecimientos atribuibles es solamente de 398 fallecimientos en ambos períodos. Además, este resultado no es estadísticamente significativo. En algunas de las causas específicas sí que existe un número de fallecimientos atribuibles significativo. Estas son la diabetes con 241 y 374 y el cáncer de estómago con 161 y 123 en cada uno de los dos períodos respectivamente.

fallecimientos 1996-2001 (2)

“Cabe destacar el caso del cáncer de pulmón, que tiene un mayor riesgo de mortalidad en las zonas más favorecidas y para el que el número de muertes atribuibles a las desigualdades es negativo -193 y -282 en ambos períodos”.

Para otra causa con un efecto opuesto, concretamente las demencias y enfermedad de Alzheimer, el número de muestres atribuibles en el segundo período es de -431.

Al fijarse en el porcentaje que las muertes atribuibles suponen sobre el total de fallecimientos destaca, entre otras causas, el sida donde el 26,3% y el 56,7% de las muertes son atribuibles a las desigualdades en cada uno de los períodos respectivamente.

-Respecto a las causas específicas analizadas, se ha encontrado asociación entre el riesgo de mortalidad y las desigualdades sociales en varias de ellas. Al igual que para los hombres el sida es el caso más extremo ya que el 25% y el 50% de los fallecimientos son atribuibles a las desigualdades sociales en la salud en el período 1996-2001 y el período 2002-2007 respectivamente.

-Otras causas donde se ha encontrado asociación son las siguientes. Están ordenadas por orden de importancia del riesgo relativo: la diabetes, la cirrosis y el cáncer de estómago. Para estas causas entre un 15% y un 25% de los fallecimientos son atribuibles a las desigualdades sociales en la salud.

 Juanjo Basterra



Categorías:EKONOMIA, EUSKAL HERRIA, SALUD LABORAL

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: