Amianto en el campo de fútbol de San Martín (Laudio)

campo futbol laudio

Novotec oculta su existencia y el Ayuntamiento de Laudio mira a otro lado.

La sección sindical de CCOO en el Ayuntamiento de Laudio ha informado de “la existencia de varias placas de uralita” en el tejado del Campo de Fútbol de San Martín en la zona dedicada “a guardar materiales”. “Dichas placas no se encuentran reflejadas en la revisión y posterior informe hecho por la empresa Novotec para detectar materiales con amianto en las propiedades municipales, dado que dicho informe sólo se contempla la existencia de telas asfálticas en los tejados de dicha instalación”.

Por lo que urge a que se retiren de forma “urgente” ante el peligro de ese material con el mineral cancerígeno. Otro engaño de Novotec y otro silencio del Ayuntamiento de Laudio ante el grave problema del amianto. ¿Ningún tėcnico municipal ha controlado los engaños de Novotec? Si lo han hecho, ¿se han callado? ¿Esa es forma de actuar y gobernar un Ayuntamiento? Son preguntas que deben ser respondidas cuanto antes y, a la vez, debe realizarse un informe real de lo que ocurre con el amianto en las instalaciones municipales.

Esta es una nueva ocultación por parte de la empresa Novotec, dedicada a la prevención de riesgos laborales. Lo cierto es que el primer informe, entregado hace cuatro años, costó al Ayuntamiento de Laudio, es decir a las arcas municipales, 21.000 euros con el IVA incluido.

Según Novotec “el campo de fútbol de  San Martín fue edificado en 1976, habiendo sido objeto de renovaciones realizadas en el año 2001 y 2010. En el momento de la redacción del informe -precisa Novotec- no se disponen de registros relativos a dichas reformas”. Las instalaciones “observadas  constarían de un sistema de calefacción por caldera de gas y un depósito de agua  y calderines para el control de la presión, que fueron objeto de reciente instalación”.

En el informe se admite, por otro lado, que “las cubiertas son planas de pequeñas dimensiones o de escasa pendiente y cuantía recubiertas con tela asfáltica. Posiblemente de la época de construcción”. Y añade que la red de saneamiento, debido a la antigüedad del campo de fútbol 1976, no sería descartable que las acometidas bajo el edificio hasta la red general de saneamiento fuesen de fibrocemento con amianto”. Sin embargo, el extenso informe no constata la existencia de las uralitas que la sección sindical de CCOO ha constatado y eso que están a simple vista, como ocurrió en el colegio de Lateorro.

 

Informe de 2013

La historia del amianto en las instalaciones municipales de  Laudio comienza, como ya hemos explicado en varias ocasiones, hace unos años con la enfermedad mortal del trabajador municipal Kepa Galdós. Murió de un mesotelioma, un cáncer fulminante derivado de la inhalación de fibras de amianto. Una reciente sentencia confirmó la falta de medidas de seguridad y de prevención de los trabajadores municipales, lo que costó la vida a Galdós.

A raíz de ese grave problema, algunos trabajadores mostraron su inquietud ante lo que estaba pasando. La sección sindical de CCOO en el Ayuntamiento de Laudio se preocupó por las condiciones de trabajo y por la enfermedad de su antiguo compañero Kepa Galdós, que derivó en muerte antes de finalizar 2012, y Osalan obligó a adoptar medidas de actuación preventivas frente a posibles riesgo.

En ese momento, se solicitó por parte del representante de LAB en junio de 2012 en el Comité de Seguridad y Salud que se realizase un estudio de control de amianto en las instalaciones de titularidad municipal, y se encargó a la empresa Novotec, que es el que detectó amianto en 18 de las 52 instalaciones chequeadas (por decir algo), aunque hay muchas dudas de que sean más por la falta de rigurosidad adoptada por la empresa de prevención de riesgos laborales, contratada por el Ayuntamiento de Laudio. Hay una constatación real de que se han ocultado zonas con amianto de forma deliberada.

El 24 de abril de 2013 se aprobó por unanimidad del Comité de Seguridad y Salud del Ayuntamiento de Laudio el “informe sobre presencia de amianto en edificios e instalaciones  de titularidad  municipal. Informe definitivo de la empresa adjudicataria del estudio Novotec. Se hace entrega a todos los miembros de Seguridad y Salud del informe completo (en formato CD-ROM) redactado por la empresa Novotec”. ¿Qué hicieron  desde 2013 hasta setiembre de 2016 cuando saltó el problema de la existencia de uralitas y las jardineras en el Colegio Latiorro? No parece que mucho, adornar alguna estantería vacía. Por cierto, quienes componían el comité de seguridad y salud conocían de primera mano todos los extremos y la peligrosidad del amianto.

En esa en esa misma fecha en el comité de seguridad y salud se confirma que se debe “acometer la toma de muestras de materiales sospechosos de contener amianto para su análisis en laboratorio, determinando así, con precisión, la presencia o no de amianto” y, en segundo lugar, “consultar, con empresa especializada (registrada en el RERA), sobre el modo de proceder al pintado de los pilares exteriores de las dependencias escolares en los que se sospecha de la presencia de amianto”.

Otro ejemplo de como no se han puesto medidas eficaces para terminar con el mineral cancerígeno asesino, sino para esconder el problema, como se hizo en el tejado de uralita del Colegio de Latiorro que se puso chapa encima de las uralitas (con amianto) en mal estado, como se refirió en 2001 un informe de los servicios técnicos municipales, o en el colegio Gregorio Marañón, como denunció también el responsable de Salud Laboral de CCOO de Euskadi, Alfonso Ríos. Aunque esa realidad, ni para los técnicos ni los responsables del Gobierno municipal, fue peligrosa,  desde que saltara el tema a la luz pública por la intervención responsable de un padre que su hija acude al colegio de Latiorro. Se supone que cuando termine el curso se llevará adelante las recomendaciones que Novotec se vio obligada a adjuntar tras la denuncia del padre de la niña.

También pasó con los hornos de Larra Bustingintza en Kultura Etxea, que no figuraron en el informe de Novotec, pero que tras la denuncia pública el Alcalde de Laudio prohibió la entrada en la sala y poco después retiraron el horno en activo, puesto que el viejo fue retirado por empleados municipales sin medidas de seguridad,  ante la peligrosidad que suponía una instalación con el mineral cancerígeno.

Juanjo Basterra



Categorías:Uncategorized

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: