La recompensa del fiscal que consideró el asesinato de Ángel Berrueta como “una riña de vecinos”

No hay comentarios

Ángel Berrueta Legaz tenía 61 años y regentaba una panadería en el barrio de Donibane de Iruñea. Este hombre, ya había tenido discusiones políticas con Valeriano de la Peña, policía nacional que en 2004, además, realizaba funciones de guardaespaldas de Jaime Ignacio del Burgo.

CRONOLOGÍA DE UNA INJUSTICIA

El 13 de marzo de 2004, hacia la una del mediodía, María del Pilar Rubio Martínez, mujer de Valeriano de la Peña, repartió entre los comercios del barrio un cartel en el que condenaba a ETA explícitamente por el atentado del 11-M de Madrid. Uno de los comercios que visitó, con la clara intención de provocar, era la panadería de Ángel Berrueta. Éste se negó a colocar el cartel. Ella, alterada, volvió a casa y le contó todo a su marido. El marido bajó con su arma reglamentaria, acompañado de su hijo, Miguel José, armado con un cuchillo (otros dicen que la mujer también bajó). Tras una discusión, el hijo asestó una cuchillada en el hígado al panadero y el padre lo remató con cuatro disparos. Después se marcharon de allí y hacia las dos de la tarde, Valeriano de la Peña confesó su crimen.

En julio del 2005, los culpables del crimen de Ángel Berrueta fueron juzgados y condenados. Valeriano de la Peña, como autor del asesinato, fue condenado a 20 años años. Miguel José, fue condenado a 15 años. María Pilar Rubio, por instigadora, fue condenada a 10 años. Además, tendrían que pagar una indemnización a la familia del asesinado. Se tuvo en cuenta el factor ideológico, la alevosía y el haber abandonado a la víctima sin atenderla. María Pilar Rubio, sin embargo, fue excarcelada en diciembre de 2005, absolución confirmada en 2006.

Ángel Berrueta, la otra víctima del 11-M

La actitud de un fiscal

En abril de 2005 el fiscal Javier Muñoz calificó el asesinato como “una riña entre vecinos”. Estas declaraciones tuvieron como efecto inmediato que la familia no pudiera cobrar el seguro suscrito por la panificadora Panasa y Mutua Pamplona, al considerar que la muerte de Berrueta se produjo debido a una “riña de vecinos” no se acogía a los supuestos previstos en la póliza.

El 17 de Abril de 2005 la compañera de Angel Berrueta, Mari Carmen Mañas, publicó una carta dirigida al fiscal: «Yo le repudio, señor Muñoz», donde decía cosas como estas:

“Le voy a dejar muy claro que usted no nos va a poner ni la etiqueta de conflictivos ni la de mentirosos. Cambie los roles, y si un policía hubiese sido asesinado por unas ideas políticas, ¿qué hubiera sido? ¿Terrorismo o riña? El asesinato de mi marido fue terrorismo de Estado, y usted con sus declaraciones ha predispuesto al futuro jurado popular a ir con las dudas de qué es lo que habría pasado. Por eso, le repudio para que no entre en ningún tema relativo a mi marido.

Al mismo tiempo, tenemos un juicio el día 21 contra Aseguradora Mutua Pamplona, correspondiente a un seguro de vida realizado por Panasa a nombre de Angel y que desde el principio se han negado a pagárnoslo diciendo que había habido una discusión. Señor fiscal, se lo ha puesto en bandeja, y como aún no hay sentencia firme para los acusados, con lo que está por decidir si es asesinato o no… Bravo por su discreción”.

En el juicio, Valeriano y Miguel José de la Peña, se enfrentaron a una petición de 25 años por “asesinato con las agravantes de alevosía y ensañamiento” por parte de las acusaciones familiar y popular, mientras que el fiscal solicitó 18 años al no apreciar ninguna agravante, pero sí “asesinato”. El fiscal tampoco vio indicios de delito en la actuación de Pilar Rubio, para quien, en cambio, las acusaciones reclamaron una pena de diez años de cárcel.

Julio de 2005 – los culpables del crimen de Ángel Berrueta fueron juzgados y condenados. Valeriano de la Peña, como autor del asesinato, fue condenado a 20 años años. Miguel José, fue condenado a 15 años. María Pilar Rubio, por instigadora, fue condenada a 10 años.

Pero el fiscal Muñoz recurrió la sentencia…

30 noviembre 2005 – En la vista del recurso de apelación presentado por la Fiscalía, Javier Muñoz dice que Pilar Rubio no decidió matar a Berrueta y pide su absolución. Sostiene que “jurídicamente, alentar no es nada”.

2 diciembre 2005 – El fiscal Muñoz logra la absolución de Pilar Rubio.

18 diciembre 2006 – El Tribunal Supremo confirma la exculpación de Pilar Rubio por la muerte de Berrueta.

La recompensa del fiscal

Días antes del asesinato de Berrueta, el 28 de febrero de 2004, con carácter excepcional, se entregaba la Medalla de la Policía Foral de Navarra a Francisco Javier Muñoz Cuesta, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, por su colaboración con la Policía Foral de Navarra…

No es la unica medalla que este fiscal recibe de los cuerpos policiales ya que también posee la Cruz con distintivo blanco de la Orden del Mérito del Cuerpo de la Guardia Civil.

Javier Muñoz Cuesta fue nombrado fiscal del Tribunal Supremo el 24 de octubre de 2015.

Igor Meltxor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s