image

Son cientos los gestos de solidaridad que nos llegan cada día desde diferentes puntos del Estado Español a Euskal Herria. En modo de foto, tweet, canción, carta, pintada, cartel… Todo vale, no somos exigentes. Y, la verdad, que ante todos esos gestos nos emocionamos cómo con ninguna otra cosa. Uno siente dentro un escalofrío, se te humedecen los ojos, es un sentimiento indescriptible; como bien dijo el Ché, la solidaridad es la ternura de los Pueblos, y los independentistas vascos enseguida mostramos cariño y afecto a todo aquél que da la cara por nuestra causa. Por ese motivo, antes de nada, vaya por delante este cordial saludo a todos esos camaradas que intentan hacer frente a la sinrazón, sin ningún temor a nada; a aquéllos que se atreven a rebatir las lecciones que nos llegan basándose en portadas y titulares de prensa redactados desde la absoluta manipulación.

En cambio, cuando el tema del independentismo vasco aparece en la mass media española, ciertos sectores de la izquierda distorsionan el mensaje. Uno de los últimos ejemplos ha sido Alberto Garzón. El líder de Izquierda Unida, siempre ha mostrado respeto por Arnaldo Otegi (firmó la petición de excarcelación junto a otras personalidades y se ha mostrado contrario a su inhabilitación en los próximos comicios vascos), pero el pasado sábado, no supo hacer frente a esa presión que supone solidarizarse con ‘lo prohibido’. Mostrar empatía con la causa vasca y hacerla pública en el Estado supone no ser un ‘demócrata’, entender la posición de EHBildu conlleva a recibir palos por todos lados, y sacando la cara públicamente a la candidatura de Arnaldo Otegi en una cadena privada, te juegas el tipo. No digo nada si el tema a debatir es el de los presos políticos vascos. Pero no fue el caso.

La presión pudo con Garzón en La Sexta Noche, ya que a la hora de describir la trayectoria del líder abertzale, la definió como “abominable”. Hasta el propio Eduardo Inda quedó satisfecho con las palabras del líder comunista. Da igual que Otegi no tenga ningún delito de sangre a sus espaldas, que a día de hoy siga negando la única condena que le puedan echar en cara (secuestro del empresario Luis Abaitua), que su labor por la normalización política en Euskal Herria haya sido respaldada por líderes políticos y grandes pensadores como Pepe Mújica, Desmond Tutu o Angela Davis. Todo eso, que es el ahora, da igual. Para la mass media, para la prensa progresista española, lo importante es mirar el retrovisor, recordar la sangre derramada, las condenas (ni siquiera saben lo que dicen sus propias leyes) y el relato de los vencedores y vencidos; y el líder de Izquierda Unida, fue cómplice en un juicio mediático más contra el candidato a lehendakari de EHBildu.

Unos medios que, se las gastan de progresistas cuando hablan de políticas sociales o económicas, pero la cosa cambia cuando hay que adentrarse en asuntos fangosos. Hay que recordar que el ‘efecto Podemos’ en sus comienzos fue gracias a La Sexta y Cuatro, ya que fueron sus programas los que abrieron la puerta a la formación de Pablo Iglesias en la actualidad política. Subieron como la espuma. Y nosotros nos alegramos ante esa aparición, por supuesto. Aparecía por fin un discurso nuevo. Ya era hora de meter un elemento izquierdista en los debates políticos, de plantar cara a ese frente formado por emisarios de la oligarquía española. Incluso los nacionalistas españoles se quejaban de que se les daba demasiado espacio en dichas cadenas. No obstante, en según qué temas, el discurso se suaviza. Uno de los ejemplos lo vimos cuando Iglesias reculó y pidió disculpas por recordar al PSOE su pasado de cal viva en el Congreso en pleno debate de investidura. Aquello fue el acabose. La palabra ‘cal viva’ en el Congreso de los Diputados. No podía ser. Podemos recurría a un asunto que única y exclusivamente pertenecía a la izquierda abertzale en Madrid. Visto el revuelo, Iglesias dio marcha atrás y pidió disculpas. ¿Por qué? Por el miedo al ‘qué dirán’, a la pérdida de simpatizantes, a las portadas de La Razón, El Mundo y el ABC. Es decir, de izquierdas sí, pero no vayamos a enfadar a nuestros votantes social-demócratas. Cálculos.

No obstante, a los que pedimos valentía y coherencia, siempre nos quedará gente como Willy Toledo. Boicoteado, apartado, marginado, humillado, ridiculizado… La España más rancia ya se ha ocupado de construir un monstruo con el actor, por el simple hecho de manifestarse públicamente a favor de diferentes luchas. De hecho, ha tenido que buscar trabajo en Argentina por el constante boicot que sufre en el Estado Español. Euskal Herria, presos políticos, Cuba, Venezuela, los jornaleros andaluces, Palestina… Es incansable. Y no es de esos que amansan el discurso por el mero hecho de ir a un programa de máxima audiencia en España. Nada de eso. El lunes a la noche acudió al plató de Telecinco; sí, con dos narices. Realmente, se nos hizo raro ver a Willy en ese plató rodeado de personajes de la farándula. Pero no nos defraudó. Entre otras cosas, manifestó con contundencia que Otegi había sido un preso político, y que su inhabilitación viene a raíz de que “le temen más que a un nublado”. En ningún momento se arrugó por la situación, ni por las preguntas rebuscadas de las presentadoras. No se arrodilló ante nadie, y todo lo que expuso lo argumentó de tal manera que dejó en evidencia la ineptitud e ignorancia de aquéllos que sólo consumen medios de intoxicación.

Nos sentimos orgullosos de tener un camarada como Willy Toledo en el Estado Español. La izquierda histórica, la solidaria, la de la primera línea del frente. La que mantiene un discurso coherente vaya a donde vaya, y no la que actúa por interés político ni por el miedo a los titulares del día siguiente. Por eso, tras la pequeña ‘decepción’ de Alberto Garzón, fue un gran alivio la aparición en escena del actor. Dos modos diferentes de exponer el izquierdismo ante la opinión pública. La sumisa y la rebelde. Nosotros nos quedamos con la segunda. Ese elemento tan incómodo para muchos, pero tan querido por otros.

Lander Iruin

image

KEPA FERNÁNDEZ TRINCADO, alias ‘Kepa Bizkaia’

“HE GANADO TODAS LAS BATALLAS QUE SE ME HAN PRESENTADO, PERO ESTE CÁNCER POR AMIANTO ES INSALVABLE”

Antiguo miembro de ETA, salió de la antigua cárcel de Puerto Santa María en 1977 con la AMNISTIA.

Quedamos con Kepa Fernández en Etxebarri. Se le ve un poco cansado, pero fuerte a nivel emocional. En enero de este año le detectaron un Mesotelioma, un tipo de cáncer ligado a la inhalación de fibras de amianto, en uno de los controles médicos que pasa desde hace años “desde que me abrieron la boca por una infección en la muela del juicio”. Está satisfecho porque la Seguridad Social le ha reconocido la enfermedad profesional, lo que mejora sus bajos ingresos. Pero admite que, después de una vida intensa de trabajo y de lucha por Euskal Herria y en contra del dictador Franco, de la batalla actual frente al cáncer por el amianto no se salvará. Los empresarios no pusieron los medios adecuados para evitar que las fibras cancerígenas del mineral se alojarán en su cuerpo para estallar a comienzos de este año.

El próximo 8 de setiembre cumplirá 71 años. “Si llega, y me deja. Me he deteriorado mucho este último mes. Lo noto. Conozco mi cuerpo”, pero es optimista porque admite que “me pillaron a tiempo”. Es consciente de las consecuencias y explica a EL PERIODISTA CANALLA que “el tiempo se me acorta, mi contrato con la vida expira, y quiero que sepas que no tengo temor a nada. Asumo lo que me toca. No hay más. No puedo pretender nada. No pretendo hacerme la víctima y que todo mi entorno las pase putas conmigo. Ni hablar. Ni mucho menos, mi mujer, mi hija, mis hermanas, mi nieto y mis amigos”. Así de crudo se lo dijo a la sustituta de su habitual médico cuando le ofreció los resultados inapelables de que tenía ese Mesotelioma. Entonces, se prestó a una entrevista de la doctora para un trabajo conjunto con otros enfermos. “Conté lo que pienso de forma natural. No hay más cera que la que arde”. Son 17 folios. Destacamos un par de citas en este repaso que realiza por su vida. “En principio, mi vida no es nada relevante para nadie, sólo para mí. Y es relevante en tanto en cuanto que es lo que yo he elegido, lo que he querido hacer. A veces arrastrando, sin pretenderlo, pero arrastrando a los demás a conductas insospechadas, porque, ¿quién le iba a decir a mi mujer que la iban a meter a la cárcel, bueno a la cárcel no; a comisaría, y le iban a ‘untar’ por haberse casado conmigo?”. Recuerda que su hija se quedó sorda a los tres años, pero “hoy es una gran mujer. Tengo un nieto que es ¡la leche!”.

En último lugar, la doctora le pregunta sobre ¿un regalo para la familia? Y Kepa Fernández contesta: “que no se dejen engañar por nadie. Que la vida es dura, que no hay milagros. Que afronten las cosas como hay que hacerlo y cuantos menos problemas tengan, mejor. No dejarse conquistar por peces de colores, que no son comestibles.¡Ni hablar! Los peces tropicales no alimentan nada. Así que comportaos para que los demás se comporten con vosotros. Ni más ni menos. Para mí, ha sido la filosofía de mi vida y la que he procurado e intentado llevar adelante”.

Pero, ¿cómo se infectó del amianto? De chaval, fue mecánico coches y camiones. “El amianto era algo habitual en la reparación de escapes, juntas, zapatas… había que manipularlo”. Admite que cuando me preguntó la médico de Cruces, “no recordé en un primer momento haber tenido contacto con el mineral cancerígeno. No me acordé de 40 años o 50 años antes. A botepronto no supe. Luego empecé a rebobinar y me salió todo: lo pedíamos tal y como suena: ‘dame amianto’ para humedecerlo, darle forma y echar para adelante para fabricar los productos que había que hacer. No me costó tanto rememorar esa situaciones”.

EN TALLERES SAGA

Su primer trabajo fue en Talleres Saga, sociedad anónima general del automóvil, “que era la delegación de Pegaso en el Norte Peninsular”. Nacido en Uribarri, en Bilbo, iba a trabajar a Perez Galdós, en reparación de camiones, aunque también en algún turismo. Comencé a los 15 o 16 años. Mi viejo era albañil con 5 hijos. Se desvivió por darme estudios, pero yo era más pillo”.

“Tengo una cicatriz en la zona de la boca, surgió porque a cuenta de la muela del juicio tuve una infección de caballo. Me tuvieron que abrir toda la boca, para separar y limpiar. Siempre me han hecho controles médicos. Me vine con la historia. Todos años un seguimiento médico. Hasta este año nunca he tenido ninguna referencia. A primeros de año, en enero, surgió una anormalidad, ‘tienes un algo que tienes que mirar’, me dijo la médica. Coincidió con el tema del amianto. La mujer fue honrada y me lo dijo. Tienes un cáncer y me voy a ir a tomar por el culo. Tenía referencias de que la gente moría por amianto”. La doctora le dijo que era un mesotelioma, “no ofrecía dudas”. Del hospital de Cruces “me mandaron a Galdakao. La oncóloga que me atendió, de inmediato, me mandó a oncología y al bombardeo de quimioterapia y vacunas. Hasta este mes pasado (llevo un mes jodido) he andado con situaciones lógicas de la ‘quimio’, pero bastante bien”

Kepa Fernández mantiene el ánimo, pero “me ha entrado anemia y estoy mas deteriorando, porque me quita toda la fuerza, todo…y me jode un montón. He perdido peso. ¿He perdido el ánimo? No, porque mi carácter es así. Me voy a enfrentar a todo por los míos, por mi hija, mi mujer, mi nieto…y porque no me quiero pirar. Aquí estoy bien y contento”, señala.

Tras ese taller, se puso a trabajar por su cuenta con camión y después una pescadería hasta que se jubiló, junto a su mujer. “Anduve trabajando en una empresa de productos químicos que se llamaba Hispano Química. Transportaba material para siderurgia mezclado con amianto, mazarotas, que eran para la fundición. Ese tipo desprendía polvo de amianto, lo barría de la cama del camión. Lo hacia casi a diario. Y, sin embargo, no parece que los médicos le daban la importancia a ese capítulo, sí a la empresa donde me inicié, que yo le he podido dar”.

Tras ese paréntesis, retoma su contactos con los médicos. “Empezamos con el tratamiento, la misma médico del Hospital de Cruces me recomendó que hablara con Asviamie (Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi). Me asesoraron y me dijeron que debería lograr la declaración de enfermedad profesional”. Admite que tanto en Osalan como en el Tribunal Médico de la Seguridad Social “me atendieron de cine. Les estoy muy agradecido”.

Tras una serie de trámites “me han concedido enfermedad profesional, lo que supone un suplemento de unos 500 euros. Cobrando como cobraba de autónomo, es un apoyo importante, cobraba una mierda -603 euros-, entre mi mujer (autónoma) y yo llegábamos a los 1.400 euros. Haciendo tripas corazón íbamos para adelante con dificultades”. Pero admite que ha aceptado y, tras conseguir esa declaración, habló con todos esos interlocutores para agradecérselo, porque “cuando fallezca a mi mujer le quedará algo más. Es un apoyo, entre lo suyo y eso, tendrá una pensión mínimamente digna. No es la panacea”.

En este punto de la conservación, Kepa Fernández reconoce que “no hay nada que hacer. Es la resultante de esta historia. Nadie nos explicó nada sobre el amianto. Es irreversible”.

BENEFICIOS Y PUNTO

“Cuando entré en la empresa nadie nos dijo nada. Cada uno iba a lo que iba: los empresarios a obtener beneficios de los demás y punto. Sueldos de risa. Como era antes la historia. Si querías algo, tenías que meter una horita. Por eso decidí convertirme en autónomo: si voy a ganar más trabajando para mi que con esa gentuza”.

¿Cuando cambiaste?, le preguntamos. “En 1977 salí con la amnistía de la cárcel y busqué una salida con un camión. Lo metí en Hispano Química, estuve casi seis años. Antes, caí en 1972, había tenido camión pequeño”. pero en víspera del 23-F en 1981 tuve un accidente de coche y me rompí las piernas por seis sitios, y no estaba en condiciones físicas, busqué el tema del pescado, asesorado por un amigo de la cuadrilla. Nos metimos en ese mundo. Una pescadería en el barrio de Arangoiti, en Bilbo. Hasta que nos jubilamos, mi mujer y yo”.

Kepa Fernández admite que “las crisis se notan más en los barrios de currelas como Arangoiti, y mejoraron el transporte público, y cayó la recaudación y, yo estaba en edad y mi mujer próxima, y nos jubilamos”.

 

DETENIDO EN 1972 Y EN 1983

“Caí dos veces en 1972 y en 1983. En mayo era la gabarra cuando ganó el Athletic la liga. Me cargaron por militar en ETA. Me las he currado con la plana mayor. Eramos catorce en aquel entonces, entre ellos, Txomin Iturbe, Tomas Perez Revilla, Mikel Lujua, Argala, Mamarru, Azkoiti, Jesus Mari Zabarte, con el que era uña y carne. Estuvimos juntos en Puerto Santa María, en la cárcel vieja, y salimos de la mano el 13 de abril 1977 con la amnistía. Fuimos los anteúltimos en salir. Tras nosotros Aldanondo y los extrañados”.

Este gudari recuerda su actividad en ETA compaginándola con su trabajo. “Participé dos veces en un atraco Banco Guipuzcoano de Bedia, en la CAF Beasain, en el Guipuzcoano Beasain, secuestro de Zabala, en un atraco a La Naval Sestao (1971). Puro altruismo, ni chapas, ni medallas…había que hacer y… ¡tira! Recuerdo como Txikia no te daba un duro ni de coña, te daba los gastos justos y apuntado. Me parecía muy bien. Iba de legal, tanto Mikel Lujua y Tomas Perez Revilla, solíamos ir a comer a Orio, y cuando íbamos al otro lado con el capó hasta los topes de comida, bebida y tabaco… de la gente muy solidaria”.

De esa etapa recuerda también que “solía ir con José Oleaga, del Anboto, solidario y abertzale. Ibamos al baserri de Manu Robles Arangiz. Tuve muy buenas relaciones con gente comprometida y conocí una gente magnífica”.

DE CÁRCEL EN CÁRCEL.

“Cuando caí en 1972 ingresé en Basauri, luego a Burgos (coincidí con los con la sexta, con los ‘liquis’, que llamábamos) me he llevado bien. Pasé Carabanchel, a Soria, a Segovia, incluida la fuga”. ¿Estuvo allí en la fuga?, le interpelamos y contesta “Ya lo creo. A nosotros nos cazaron en la primera intentona. Nos caían unos lagrimones cuando empezaron a tirar la falsa pared del water. Nos bajaron a hostias a Puerto de Santa María. Allí tuvimos una pelea seria para mantener la dignidad. Lo conseguimos. Costó, pero ganamos”, recuerda.

“Salí con la amnistía el 3 de abril de 1977. Zabarte y yo de la mano. Tres días antes salieron Txutxo Abristketa e Iñaki Aramaio. Vinimos todos juntos y se nos recibió en Zabalburu”, recuerda en estos difíciles momentos con el cáncer derivado por haber trabajado de joven con el amianto en Talleres Saga (que ya no existe), tras una vida de trabajo y lucha.

La segunda vez que cayó fue en mayo de 1983. “Me podían caer todas, tuvimos suerte; la primera te pillan de novato y largas, no tenías opción. El enemigo era más sabio. La segunda vez ya sabías los entresijos. Fue cuando más me han torturado y machacado. Tenía ya una hija y abusaban de ello. Con tres añitos se quedó sorda, y sabía que palabra que dijera en mi contra, un año menos que la iba a tener conmigo. Llegamos a un entente mi compañero y yo, y no largamos nada. Me echaron 2 años 4 meses y un día. Existían las redenciones. Me apunté curso de Ega, y lo saqué. Me quitaron un tiempo. Salí en diciembre 1985, casi a mediados, de Herrera de la Mancha”.

En este repaso por su vida, viendo que le queda poco, recuerda que, a pesar de todo “lo que ves: me he divertido y he tenido una vida intensa”.

Por último, Kepa Fernández  recuerda que “es curioso. He ganado todas las batallas que se me han presentado, con huelgas de hambre pasándolas putas, la sordera de mi hija con tres añitos y ahora es una gran mujer con 37 años, y tengo un nieto excelente. Tiene casi cuatro años y es una criatura avezada…habla por los codos, con coherencia, sentido común y te salta por peteneras con cosas no te la esperas…tiene mano izquierda. Muy majo. Como te digo, he ganado todo, pero esta es insalvable”.

Admite que no ha sufrido mucho por el Mesotelioma hasta la fecha y a final de mes tendrá que pasar nuevos controles médicos “para ver como evoluciona. Igual se vuelve rebelde. Nunca me ha dado por acomplejarme, ni tengo temores. Lo achaco un poco a mi forma de ser, abierto”. Reconoce, sin embargo, que “el amianto ha escrito esquelas a punta y pala”.

Juanjo Basterra

image

23 años de la masacre del Filtro. 23 años de solidaridad uruguaya

(Igor Meltxor)
Se cumplen 23 años de los sucesos acaecidos en los alrededores del Hospital Filtro de Montevideo, una masacre perpetrada por la policia del Gobierno de Uruguay y una muestra de solidaridad imborrable por parte del pueblo uruguayo con el pueblo vasco.

El 15 de mayo de 1992, la Policía detuvo en Uruguay a unas 30 personas, de las que luego fueron procesadas trece. De este total de refugiados políticos vascos, el Estado español pidió prisión para diez, y finalmente demandó la extradición de ocho de ellos: Mikel Ibañez Oteiza (Elgoibar), Luis Mari Lizarralde Izagirre (Donostia), Josu Goitia Unzurruzaga (Oñati), Amaia Arakistain Unamuno (Markina), Juan José Urrutia Pía (Soraluze), Pedro Gómez López (Ortuella), Agurtzane Delgado Iriondo (Ermua) y Josu Lariz Iriondo (Alzola). Uruguay sólo accedió a entregarles a los tres primeros.

Emprendieron la huelga de hambre y de sed, cosa que antes también habían llevado a cabo en prisión. Tenían una causa pendiente en Uruguay por portar documentación falsa, en principio no era razón suficiente para la extradición pero eso era mucho presuponer.

A consecuencia de las citadas huelgas, los tres refugiados fueron trasladados al Hospital Filtro de Montevideo, donde siguieron con la protesta. En sus palabras, «lo ocurrido allí fue muy duro. La solidaridad de miles de uruguayos en los alrededores del hospital era cada vez mayor a favor del derechos de asilo, desde la entrada de los refugiados vascos.

Hoy se cumplen 22 años. Aquel 24 de agosto de 1994, la Policía reprimió a balazos a miles de uruguayos que se solidarizaron con tres vascos reclamados por el Gobierno español de Felipe Gonzalez. Dos jóvenes murieron.

22 años desde que la Policía uruguaya disparó contra las miles de personas congregadas ante el Hospital Filtro de Montevideo con el único fin de mostrar su solidaridad a tres refugiados vascos. Estaban ingresados allí a causa de la huelga de hambre y de sed que habían emprendido para reclamar el derecho al asilo y denunciar la demanda de su extradición por parte de la Justicia española.

A media tarde cerca de 4.000 personas se agolpaban en los alrededores del hospital, convocadas por la central sindical uruguaya PIT-CNT, cuando de repente y sin aviso previo la policia comenzó a disparar fuego real a quemarropa. Quienes intentaron huir se vieron cercados por la Policia que planificó una auténtica masacre. La represión puso en movimiento 500 efectivos policiales, más de 100 vehículos.

El operativo represivo estaba conducido por el Inspector Nacional José Dávila y el Inspector General Pablo Gerjiulo que dependían de la orden directa del Ministro del Interior, Gianola.

Otro punto de concentración represiva fueron los galpones de CUCTSA en donde mucha gente se había refugiado, ahí entraron los milicos dando palos y tirando con sus armas. Es, en ese momento, en la calle Cufré, donde es asesinado Fernando Morroni.

Durante la noche era asesinado por la policía, Roberto Facal, una muerte que quisieron enmascarar como un robo y dias más tarde como un supuesto “crimen pasional”. La manipulación politica y policial era indecente. El resultado era ya de 2 muertos y centenares de heridos por las calles de Montevideo.

Durante la “operación Filtro”, también denominada como “operación lagarto”, el Gobierno de Uruguay ordenó el cierre durante 48 horas de las dos únicas emisoras de radio que estaban desarrollando una ingente labor de investigación para intentar averiguar el número de fallecidos y sus identidades: CX44 Panamericana y CX36 Centenario.

Manipulación y mentiras

El entonces ministro del Interior uruguayo, Angel María Gianola, intentó atribuir los incidentes a infiltrados armados entre los manifestantes y culpó incluso a supuestas amenazas de atentados en el aeropuerto internacional de Carrasco con motivo de la llegada del avión en el que serían trasladados los tres vascos.

El 7 de setiembre se llevó a cabo una interpelación a Gianola en la Cámara de Diputado. Gianola fue respaldado por el gobierno, quien le dio la orden de matar, y dicha interpelación no trajo consecuencias políticas. Gianola siguió en el Ministerio.

El 19 de agosto de 2009, el diario GARA publicaba una entrevista con la madre de Fernando Moroni, asesinado en los incidentes de la “operación Filtro”. Adjunto la transcripción de la entrevista por su evidente interés,realizada por el periodista Ramón Sola:

«Buscaban un escarmiento, pero sólo endurecieron más a la gente»
Norma Morroni
Madre de Fernando Morroni, muerto en los incidentes del filtro

¿Cómo era su hijo, Fernando Morroni?

Era un buen chico. A veces pienso que se llevan a los buenos y a los malos los dejan aquí para que sigan haciendo sufrir. Trabajaba, estudiaba, hacía deporte, le gustaba tomar mate con sus amigos, tocar la guitarra y el tambor… El año anterior había muerto su padre, se nos quedó en una operación de corazón, y Fernando tomó las riendas de la casa. Hasta aquel día…

Recordemos lo que pasó. Había tres vascos en huelga de hambre en Montevideo…

Sí: Goitia, Lizarralde e Ibáñez. Recuerdo que fue muy sonado, estábamos oyendo la radio durante el día y nos sentíamos solidarios. Ante el Hospital Filtro se hacía una vigilia, nada más, y la gente llevaba agua caliente para hacer el mate, «chiquilines», mantas, lo que fuera… Fernando seguramente ya había empezado a ir al Hospital Filtro con sus amigos, pero no me había dicho nada porque me ponía nerviosa. Aquel día vino a casa y le pregunté: «¿Qué vas a hacer hoy, negro?». Me contestó: «Me voy a descansar, mamá, vengo muy cansado y a la noche tenemos un cumpleaños».

Yo soy muy «gallina», ¿sabes? Los jóvenes piensan que quieres controlarles, pero no, quieres saber dónde están para sentirte tranquila. Así que ya sabiendo que todos estaban en casa, me fui a hacer unos recados. Pero a la vuelta Fernando ya estaba levantado y con dos amigos. Le dije: «Pero hijo, ¿no dijiste que ibas a descansar?». «No, mamá, nos vamos para el Filtro». «Tened cuidado, porque aquello está horrible, van como locos», le pedí. Sé que lo dije, pero en realidad nunca hubiera pensado que fueran a tirar balas por encima de la cintura ni a cargar a caballo, a sablazo limpio…

Esa es entonces la última vez que lo vio con vida…

Lo peor fue a partir de las 8 de la tarde. Decían que eran balas de fogueo, pero nada de eso, eran de verdad. Yo me quedé en casa esperando, y a eso de la una de la mañana oigo que llaman sus amigos: «¡Fernando!» «¡Pero si salió con ustedes!», les dije yo. Ellos me contaron que empezaron a correr… y que ya no lo vieron más. A mi hijo le habían metido once o doce balazos en el cuerpo. Todos por la espalda.

¿Alguna autoridad le explicó algo? ¿Cómo lo justificaron?

Fuimos a comisaría, ya estaban pidiendo que acudieran familiares de Fernando. Me decían: «Venga usted, señora, vamos a hablar primero». Y yo: «Luego. No quiero hablar con nadie, sólo quiero ver a mi hijo». Fue lo más espantoso que se pueda imaginar: retiraron una plancha de metal y ahí estaba, blanco, frío, era un puro agujero. Un joven que había salido de casa saltando, lleno de vida, y me lo devolvieron así. ¿Con qué se calma a una madre en ese momento?

Desde esta Europa en la que vivimos, cuesta entender tal ola de solidaridad con una causa tan lejana como la nuestra.

Me lo han preguntado muchas veces. Para nosotros defender el derecho de asilo era normal. Fueron vascos, pero podían haber sido de otros países, emigrantes… Y lo mismo pasa con Fernando: murió él, pero pudo ser cualquiera, porque tiraron a matar. Pero sí es cierto que nosotros mismos nos quedamos asombrados por lo que pasó y por cómo atacaron, a caballo, gritando con todas sus fuerzas. A aquello se le llama desde entonces «la matanza de Jacinto Vera», que es el nombre del barrio en que ocurrió. Dicen que aquella extradición era una operación de intercambio de personas por material y que quizás por eso actuaron así. Pero no lo sé, habría que preguntárselo al Gobierno.

¿Qué supo de los vascos?

Me acuerdo del velatorio, aquello se llenó de gente de sindicatos, estudiantes, organizaciones sociales… Entonces me dijeron que había un grupo de vascos y querían saber si les permitía estar allí, pero tenían duda de si estaría molesta. ¿Cómo no les iba a dejar? Claro que sí. Los vascos también eran víctimas, como nosotros.

¿Por qué actuó la Policía con tanta saña? ¿Tiene alguna tesis al respecto?

No, no lo sé. Se dijo que querían dar un escarmiento. Seguramente actuaron así porque piensan que tienen el poder, pero se equivocan, no lo tienen. No se dieron cuenta de que con ello sólo lograron endurecer más a la gente. En mi caso concreto, soy una madre a la que sacaron de su casa y de sus platos para denunciar lo que pasó. Y luego estuvo lo de Roberto Facal, otra historia que también debo contar.

Fue el segundo muerto en aquellos días del Filtro…

Roberto era un concejal de barrio, su casa estaba a sólo dos cuadras del Filtro. Dijeron que tenía en su casa una bandera vasca con un crespón negro, así que supongo que sería la ikurriña. Iba y venía del Filtro durante todo el día, siempre con una cámara de fotos. Se supo que llamaron al timbre y cuando salió lo mataron a puñaladas, once puñaladas. Luego, encima quisieron ensuciar su memoria [inicialmente se intentó presentar la muerte como un crimen pasional]. Por cierto, la cámara que llevaba desapareció.

Cada año se recuerda aquello con una manifestación en Montevideo. ¿Le consuela que no se haya olvidado a su hijo?

Es una de las pocas movilizaciones a las que no hay que hacer llamados, porque todo el mundo sabe qué día es y cuál es el motivo. Este año vine aquí, pero con la condición de que el día 24 estoy ya allí, en el acto de Montevideo. Si no voy a la marcha de mi hijo, de verdad que me muero. Participo en un grupo de derechos humanos que se llama Plenaria Memoria y Justicia: reivindicamos la memoria de los fallecidos y hacemos escraches [concentraciones ante los domicilios] frente a los represores, y hemos conseguido resultados en algunos casos. Pero siguen en su casa, ¿por qué no en una cárcel?

¿Qué está sintiendo a su paso por Euskal Herria?

Siempre aprendes cosas. Yo no hablo de lo de aquí, pero observo. Y sobre todo observo a las madres, porque sé lo que me pasó a mí y las entiendo. El otro día en Azkoitia las veía ahí, con esas caras arrugaditas, pero siguen y siguen y siguen… Allí a muchas madres les llevaron sus hijos, los desaparecieron. Y siguen buscando, haciendo excavaciones… Eso es muy duro, es una agonía más lenta. Yo tengo al menos un lugar donde llevar las flores, pero ellas no saben siquiera si los tiraron al mar desde un avión.

A mí me costó venir, para mí es todo un vértigo, pero tenía que agradecer tanto afecto. Todos quieren que esté un ratito con ellos y no me van a caber los regalos en el avión. Ayer una señora se me acercó y dijo que me vio en una foto en GARA. Una hubiera preferido seguir anónima, porque así tendría a mi hijo. Yo ya no me reconozco desde entonces. Tocaron donde más le duele a una madre.

image.jpeg

173.425 despidos en la crisis en Hego Euskal Herria

EMPRESARIOS DESALMADOS

Entre 2008 a 2016 (marzo o julio, dependiendo de la fuente estadística que proporciona el dato) en Hego Euskal Herria se han producido 173.425 despidos. Es la mayor desastre de las últimas crisis económicas que los que trabajadores han soportado ante empresarios desalmados y que, en muchos casos, han adelgazado sus plantillas más antiguas y con salarios altos para cambiarlas por empleo temporal, de nuevas contrataciones y que, según los datos del INE, perciben salarios entre un 40% y un 60% inferiores a quienes tienen sus empleos ya consolidados en las empresas. Es fácil el Gobierno español con la aquiescencia de los gobiernos autonómicos de la CAV (Iñigo Urkullu, PNV) y Nafarroa, (Uxue Barkos) han puesto todas las herramientas en manos de los empresarios para poder despedir fácil, barato y sustituir trabajadores con empleos consolidados por empleos hiperprecarios, con un objetivo claro elevar sus beneficios empresariales y conseguir de forma artificial una mejora de la productividad y competitividad. Se sabe que los trabajadores vascos se encuentran en el pelotón de cabeza de la UE 28 en estas materias, por lo tanto es evidente que decisiones de despido profundizan en esa obtención de beneficio fácil con el sudor de los trabajadores.

De hecho, CGT-LKN de Nafarroa expresó esa realidad con datos: “en ZF-TRW, el mes pasado contrataron más de 200 personas con contratos temporales, gracias a la Reforma Laboral. Los datos no mienten. Ahora bien, supongo que la mayor parte de la sociedad navarra no se habrá olvidado de que hemos sido noticia durante meses por la amenaza de despido de 250 trabajadores/as o el cierre de la planta, que finalmente se materializó en 101 despidos entre marzo y abril y 22 pendientes para diciembre. Todo esto también gracias a la reforma laboral, despidos por causas económicas, organizativas y productivas. Causas totalmente falsas, tal y como lo dijo el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, pero en fin…”.

Los datos de los despidos provienen de fuentes oficiales por tres vías: expedientes de regulación de empleo (ERE) de extinción, el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) y los Tribunales de lo Social. En el primer caso son colectivos, y en segundo y el tercero, individuales. Hay que tener en cuenta que estos despidos son los registrados, pero hay algunos que se quedan en un “apretón de manos” por diferentes circunstancias.

De hecho, según los datos oficiales se habrían despedido a 51.319 personas en Hego Euskal Herria por ERE de extinción colectiva. Por medio del SMAC se despidieron 74.275 trabajadores durante la crisis económica y por la vía judicial, según los datos del Consejo General del Poder Judicial, desde 2008 al primer trimestre de 2016 se presentaron 47.831 despidos.

ALGUNAS PERLAS DEL MERCADO LABORAL

La abusiva precariedad y el “ejército de parados” lleva a los trabajadores a aceptar en muchas ocasiones el chantaje del empresario de trabajar muchas horas y por poco salario, que han caído de media en la crisis por encima del 10% en Hego Euskal Herria.

-Horas extraordinarias: Según la Encuesta de Población Activa (EPA) en el segundo trimestre de 2016 los aumentos de jornada no pagadas por las empresas representaron un 53,7% frente al 39,6% de 2008.

-Salarios: La variación salarial media pactada en convenio hasta julio se sitúa en el 1,11%, casi tres veces menos de lo que crece la economía por ahora. BBVA señala que “se espera que el crecimiento alcance el 3,1% en promedio este año y el 2,3% el siguiente” en Estado español.

-Contratos: El 50% de los contratos que se hacen en Hego Euskal Heria no dura más de un mes y que el 40% son a tiempo parcial. De estos, casi uno de cada tres son contratos por menos de 10 horas.

Además, los contratos indefinidos a tiempo parcial representan el 32% y los temporales a tiempo parcial suponen el 38%.

La realidad del mercado laboral vasco indica que hasta julio se realizaron 181.585 contratos más que en el mismo periodo de 2008, un 33,49% más, pero fueron 5.770 los contratos fijos menos, un 11% menos. El 93,32% de los contratos entre enero y julio de este año en Hego Euskal Herria son temporales/precarios. Es un porcentaje casi similar a lo que pasaba en 2008, el problema más importante se encuentra en que se ha destruido empleo de forma fácil y barata y se está sustituyendo por empleo precario y con salarios reducidos.

-En paro y sin prestación: 110.123 personas en paro en Hego Euskal Herria no percibe ninguna prestacion ni subsidio. Son el 60%.

El paro en Hego Euskal Herria en julio: 181.070 personas. Son 3.013 menos que en junio. Pero hay otros 11.804 en paro, pero no inscritos. Suponen unas cifras que doblan el desempleo de la UE 28.

Juanjo Basterra

image

UNA ELECCIÓN CON REVUELO

Apenas quedan días para que comience la campaña de las elecciones autonómicas. Unas elecciones que serán recordadas por varios factores novedosos. Por un lado, la vuelta de Arnaldo Otegi a unos comicios. Tras pasar seis años y medio en prisión, el líder independentista vuelve a escena con el objetivo de llevar a la coalición EHBildu a ser la segunda fuerza más votada en Gipuzkoa, Araba y Bizkaia, y tener así opciones de obtener la Lehendakaritza. Un objetivo complicado teniendo en cuenta la hegemonía del PNV y la entrada en escena de Podemos-Ahal Dugu. Un partido, que en principio, puede servir de apoyo para que el ‘Juego de Tronos’ del PNV llegue a su fin. El partido de Pablo Iglesias, tras el ‘no’ por respuesta de Garbiñe Biurrun a la oferta para ser candidata a Lehendakari, se ha decantado por debutar en los comicios vascos con Pili Zabala como candidata. Elección que ha levantado todo tipo de reacciones.

Vistos los movimientos de Podemos, es difícil descifrar cual es su estrategia ante estas elecciones. Mientras la candidata Biurrun podría llegar a ser una fuerte rival tanto para Iñigo Urkullu como para el propio Otegi, lo cierto es que con la designación de Zabala, por mucho que lo niegen, los focos se centran en la pugna IA-Podemos. La magistrada tolosarra era una baza importante con el que contaba Podemos para amarrar votos del entorno del PNV. Tras el rechazo de ésta y la incorporación de Zabala al equipo de Nagua Alba, parece que el ‘enemigo a batir’ es única y exclusivamente la izquierda abertzale. La primera era una estrategia que venía acorde con el discurso que los dirigentes morados han estado propagando en los últimos meses. Como bien dijo la propia secretaria general, el objetivo era “desbancar al PNV y traer el cambio a Euskadi”. Declaraciones que chocan con las de la nueva candidata. Recordemos que hace unos días, Zabala dijo en una entrevista que no venía a “desbancar al PNV”. ¿En qué quedamos? Intuyo cierta confusión a la hora de elaborar el discurso por parte de Podemos a las puertas de la campaña electoral, ya que su nueva candidata no se está sabiendo mojar en temas relevantes. Tras su designación, Zabala habrá dado media docena de entrevistas. Pues bien, tras todas ellas, aún no sabemos si quiere desbancar al PNV, si está a favor de la independencia (según ella, su opinión no es crucial), si el TAV le parece bien o le parece mal, o si apuesta o no por una sociedad más feminista. Y no lo digo yo. Ante sus escurridizas respuestas en una entrevista realizada a la Cadena Ser, el propio periodista le recordó que debía ser más explícita con sus palabras teniendo en cuenta el cargo al que opta.

Por encima de todo, remarcar que Zabala merece el absoluto respeto por parte de la ciudadanía vasca. Ha sido un auténtico ejemplo de dignidad y de aportación en una sociedad que estaba completamente dividida. Desde el minuto uno ha sabido acercar posturas con diferentes víctimas, de estrechar lazos y evitar actuar desde el odio y el rencor. Su hermano, Joxi Zabala, fue secuestrado y torturado casi hasta la muerte por los GAL, rematado con un tiro en la nuca y enterrado en cal viva junto a su compañero Joxean Lasa en Busot (Alicante), con la intención de que sus cuerpos nunca fueran hallados. Un sufrimiento, la de las familias Lasa-Zabala, que es imposible de describir. Pero hay ciertas declaraciones por parte de Zabala que han creado cierto descoloque en el ámbito abertzale, por no decir decepción. “El apoyo de la izquierda abertzale fue tan nocivo como el olvido del resto de políticos”, llegó a afirmar en el año 2014. No entraremos a discutir esa sensación, ya que son sus sentimientos. No se puede obligar a nadie que sienta lo que queremos que sienta. Pero, la verdad es que ante la desaparición de su hermano y Joxean Lasa, la izquierda abertzale fue el único movimiento político que estuvo ahí. Los que rastrearon zonas cercanas al lugar de la desaparición, los que afirmaron que fue un secuestro, los que denunciaron la Guerra Sucia del Estado, los que sufrieron pelotazos y porrazos en el aeropuerto de Hondarribia el día que llegaron los cuerpos a casa, los que señalaron a Galindo, Elgorriaga y compañía, los que en el cementerio de Tolosa no dieron crédito ante la actuación de la Ertzaintza dirigida por Atutxa (¡autocrítica que llegó el año pasado por parte del ex consejero!)… Los únicos que, hasta hace muy poquito, reclamaban justicia por este caso. Pero para Zabala, ese apoyo fue nocivo.

Ha sido una elección que ha escocido a la izquierda abertzale, no nos vamos a engañar. Y han escocido aun más sus declaraciones tras hacerse oficial su candidatura. Pero, dejando de lado esas diferencias que hayan podido surgir, ¿es una elección efectiva? Habrá que ver la presencia de Zabala en los debates televisivos y en los mítines. Por lo que hemos visto hasta ahora, llaman la atención sus escurridizas respuestas y carece de ese carisma tan necesario en política; no ha mostrado ninguna capacidad a la hora de transmitir ese discurso agresivo y batallador que caracteriza al partido de Pablo Iglesias en cada mitin realizado en campañas electorales. Comparándola con la primera opción que propuso Podemos ante estos comicios, a primera vista, Biurrun sí que podía llegar a personificar ese espíritu más batallador en la escenificación electoral. Algo que contrasta con la pausa y ese tono de voz semi-apagado de Zabala. Además, la magistrada cuenta con un largo recorrido radio-televisivo y con el aprecio de gente de diferentes ámbitos políticos. Desde hace años participa en debates político-sociales, y es capaz de exponer sólidos discursos ante cualquier tipo de tema. Algo, que por ahora, no hemos observado en Zabala.

Ese puede ser el talón de Aquiles de Podemos. La candidata a Lehendakari es una opción fuerte a priori, no cabe duda; pero ‘virgen’ en el mundillo del espectáculo televisivo que se monta en las elecciones y habrá que ver cómo hace frente a trileros políticos como Iñigo Urkullu, Idoia Mendia o Alfonso Alonso cuando la acorralen y le exijan que se moje de verdad en temas importantes. O qué reflejos dialécticos tiene a la hora de enfrentarse a líderes políticos con ganas de batalla tras 6 años y medio enjaulado como es el caso de Arnaldo Otegi.

Lander Iruin

Documento del Preacuerdo electoral entre Podemos, IU-Ezker Anitza y EQUO, al que ha tenido acceso El Periodista Canalla.

image

Condenado a tres años y seis meses de cárcel por apropiación indebida el gestor de una UTE de las obras del TAV
Deberá abonar 58.500 euros a Excavaciones y proyectos del Norte SL, con la que compartía la UTE Galdakao

La Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a un hombre de 51 años, gestor único de la UTE Galdakao (constituida en 2008 y encargada del movimiento de tierras en la construcción de la plataforma de la línea de alta velocidad Vitoria-Bilbao-San Sebastián, en su tramo Galdakao-Basauri) a tres años y seis meses de prisión como autor de un delito societario de administración desleal en concurso de normas, con un delito continuado de apropiación indebida agravado por la cuantía.

La resolución judicial considera probado que el procesado, con antecedentes penales susceptibles de ser cancelados, era el gestor único de la unión temporal de empresas Tele-Data Sport SL y Transportes, Derribos y Proyectos Arrigorriaga SL UTE, conocida como UTE Galdakao, constituida en fecha 8 de agosto de 2008, con una participación inicial de las socias al 50%, que se modificó el 24 de octubre siguiente, estableciéndose una participación de 99,90% para Tele-Data Sport SL y el 0,10% para Transportes, Derribos y Proyectos Arrigorriaga SL, que posteriormente modificó su denominación social por Excavaciones y Proyectos del Norte SL.

Según indica la sentencia, el acusado era administrador de Tele-Data Sport SL(Excatrans), sí bien desde el año 2004 y hasta el 10 de noviembre de 2011, la persona que figuraba como tal fue su hijo, siendo el encausado el “apoderado y quien realmente gestionaba la empresa”, mientras el hijo hacía “lo que su padre le indicaba”.

La resolución establece como hecho probado que UTE Galdakao se constituyó para la ejecución de la obra consistente en movimiento de tierras en la construcción de la plataforma de la línea de alta velocidad Vitoria-Bilbao-San Sebastián, tramo Galdakao-Basauri, contratada para ello por la UTE Zaratamo (integrada por Dragados SA e Iza Obras y Promociones SA).

La obra concluyó el 20 de junio de 2010 y se firmó el finiquito con la UTE contratista, sin que quedara pendiente de cobro más que la última factura de liquidación por importe de 16.735,91 euros y la retención pactada para responder de los trabajos ejecutados, según la resolución.

“BENEFICIO ECONOMICO ILICITO”

La sentencia indica que, cumplido el objeto de la UTE, el condenado, con el fin de obtener un “beneficio económico ilícito” en favor de Tele-Data Sport SL, procedió a emitir diversos efectos cambiados a nombre de UTE Galdakao con cargo a sus cuentas en el Banco Guipuzcoano, que fueron descontados y cobrados en base a las pólizas de cobertura para la negociación de documentos y créditos comerciales suscritas previamente con dos entidades financieras.

Según la resolución, todas estas cantidades se cobraron por Tele-Data Sport, habiendo quedado acreditado que no fueron destinadas al pago de deudas pendientes de la UTE Galdakao.

La sentencia considera probado que la UTE Galdakao no atendió el pago de los pagarés y letras de cambio por falta de saldo, por lo que fueron traspasados a situación de mora por las entidades financieras, que repitieron frente a Excavaciones y Proyectos del Norte SL, al haberse dictado en fecha 28 de mayo de 2012 un auto que declaraba en concurso de acreedores necesario a Excavaciones y Proyectos del Norte SL, que tras la primera demanda formulada por una entidad financiera solicitó preconcurso, habiendo cesado en su actividad.

OTRAS PENAS

Los magistrados le han condenado también a 2.700 euros de multa económica, con un día de responsabilidad personal subsidiaria por cada dos cuotas de multa no abonadas. La resoluci?xB3n judicial impone al condenado una inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufrago pasivo durante el tiempo de la pena, así como inhabilitación para el ejercicio del cargo de administrador de patrimonios ajenos de personas físicas y jurídicas durante el tiempo de la condena.

En concepto de responsabilidad civil, el condenado deberá abonar a Excavaciones y Proyectos del Norte SL (empresa con la que el condenado compartió la UTE Galdakao, a través de la compañía Tele-Data Sport SL, que administraba) la cantidad de 58.553,74 euros más los intereses.

Además, la sentencia impone al procesado la mitad de las costas causadas y declara la otra mitad, de oficio y absuelve al hijo del condenado del delito por el que venía siendo acusado.

La sentencia no es firme y contra ella cabe interponer recurso de Casación ante el Tribunal Supremo en el plazo de cinco días, a contar desde el siguiente a la notificación de la misma, formalizándolo ante la Sala en la que se ha seguido la causa.

Kazetari Kanaia - Periodista Canalla

gerediaga 001

Un radial de tan solo 6,4 kilómetros de distancia y que costará a los vizcaínos unos 900 millones de euros, a raíz de que la Diputación de Bizkaia, aun presidida por José Luis Bilbao, optara como fórmula de financiación por el controvertido sistema de “peaje en sombra”. La inversión millonaria en la Supersur y en los Túneles de Artxanda no han logrado ni de lejos, los rendimientos sociales y económicos que auguraron los responsables políticos, sin atisbarse cambios radicales en esa tendencia. Aun así, la Diputación dirigida por el PNV insistió en construir para 2016 el tramo Gerediaga-Elorrio del corredor Durango-Beasain. Hay que destinar cientos de millones de dinero público para alimentar al lobby de las constructoras, con el agravante de que

el coste del vial de 6,4 kilómetros de trazado por el corazón de Durangaldea se ha elevado en un 42%, de 254 a 362 millones de euros. Se…

Ver la entrada original 567 palabras más

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: