SIDENOR, de pelotazo en pelotazo

Processed with MOLDIV

Processed with MOLDIV

GERDAU vende su división a CLERBIL SL

Es una SOCIEDAD UNIPERSONAL constituida HACE UN MES por 3.000 euros por el máximo directivo de Gerdau-SIDENOR, JOSÉ ANTONIO JAINAGA.

 – La División de Gerdau en Estado español, dedicada a la producción de aceros especiales, atiende principalmente a la industria de automoción.

– La venta permitirá a Gerdau concentrarse en sus empresas con mayor rentabilidad.

Gerdau anunció el viernes 20 de mayo mediante una nota de prensa la suscripción de un acuerdo definitivo de venta de su empresa productora de aceros especiales en Estado español a Clerbil SL. Dice que es un grupo inversor “con experiencia internacional” aglutinado alrededor de un grupo de ejecutivos locales de la Compañía liderados por el actual CEO de la división, José  Antonio Jainaga.

Lo único bueno es que, de momento, la empresa pasa a manos de empresarios vascos, ante la crítica situación de Gerdau y que podría haber traído consecuencias similares a Arcelor Mittal en Zumarraga y Sestao, pero se abre un nuevo futuro incierto y, sobretodo, que esa operación no parece definitiva, sino que parece otra operación transitoria para una nueva reventa.

En realidad, CLERBIL SL es una sociedad unipersonal formada hace un mes, el 4 de abril de 2016, siendo el titular jurídico y formal de las acciones o participaciones societarias José Antonio Jainaga Gomez, que ha aportado 3.000 euros para su constitución. Tiene experiencia sí en abrir y cerrar este tipo de sociedades para operaciones de compraventa. Cierto.

El valor de la transacción es de 155 millones euros con la posibilidad de incrementar el importe hasta en otros 45 millones al cabo de cinco años, dependiendo del desarrollo futuro del negocio. Es menos de la mitad que Gerdau pagó a Sabino Arrieta cuando compró SIDENOR en 2004.

“Ante los desafíos globales de la industria del acero, estamos buscando generar más valor de mercado y ampliar la competitividad de nuestras operaciones manteniendo el endeudamiento bajo control. En este contexto, la venta la división de España se está realizando para que Gerdau pueda concentrarse en sus empresas con mayor rentabilidad. Además, me gustaría agradecer el empeño de nuestro equipo local para enfrentar el momento de enorme desafío que atraviesa el mercado mundial del acero”, afirma el director-presidente (CEO) de Gerdau, André B. Gerdau Johannpeter.

Y el director-presidente (CEO) de Clerbil SL, José Antonio Jainaga y máximo responsable de Gerdau Europa, añade que “comprendemos la decisión de Gerdau de concentrarse en los mercados con rentabilidades más altas y aprovechamos para agradecerle su compromiso con nosotros durante más de 10 años. Ha sido un período de intenso trabajo con Gerdau, en el que hemos podido beneficiarnos ampliamente de su conocimiento del negocio de aceros especiales”.

La empresa, que volverá a operar bajo la marca Sidenor, que perdió en 2012 al cambiar su denominación social CORPORACION SIDENOR SA a la denominación GERDAU HOLDINGS EUROPA, tiene fábricas en Hego Euskal Herria, Cantabria y Catalunya, y oficinas comerciales en Alemania, Francia, Italia y Gran Bretaña.

La capacidad instalada de la compañía es de un millón de toneladas por año y suministra aceros especiales a diversos sectores de la economía, principalmente a la industria de automoción.

Posee uno de los Centros de Investigación y Desarrollo más grandes del sector del acero en Europa, siendo una referencia en el desarrollo de nuevas tecnologías en la producción de aceros especiales.

Sidenor y Gerdau continuarán colaborando en el desarrollo tecnológico de nuevos productos, en particular aceros para la industria de automoción. Se espera que la transacción se cierre antes de final de julio, ya que se encuentra sujeta al preceptivo análisis por parte de las autoridades de la competencia.

 

Sobre Gerdau

Gerdau es líder en el segmento de aceros largos en el continente americano y una de las principales proveedoras de aceros especiales del mundo. En Brasil, también produce aceros planos y mineral de hierro, actividades que amplían el mix de productos ofrecidos al mercado y la competitividad de las operaciones. Además, es la mayor recicladora de Latinoamérica y, en el mundo, transforma anualmente millones de toneladas de chatarra en acero, reforzando su compromiso con el desarrollo sostenible de las regiones donde actúa. Las acciones de las empresas Gerdau están listadas en las bolsas de valores de São Paulo, Nueva York y Madrid.

gerdau-sidenor

UNA HISTORIA DE PELOTAZOS

SIDENOR agrupó a varias siderúrgicas que en la reconversión industrial de los años 80-90 cerró plantas en Laudio y Hernani, y redujo a la mínima expresión la plantilla.

El empresario vasco Sabino Arrieta adquirió la empresa pública Sidenor en 1995 por 13 millones de euros, y en 2005 pasó a manos de la brasileña Gerdau que pagó 443,8 millones, según la versión oficial que parece que se queda corta. Sidenor duplicó su tamaño bajo la presidencia de Sabino Arrieta (1995-2004) y duplicó el resultado neto de 50 millones de 2005.

Sidenor estaba controlado desde 1995 por Ifesa, una sociedad de cartera entre cuyos principales accionistas está Sabino Arrieta, ex presidente del grupo hasta 2004. Ese año, el militante del PNV y ex viceconsejero de Interior del Gobierno vasco abandonó el cargo. Sabino Arrieta aparece entre los más ricos de la lista Forbes del Estado español gracias a los pelotazos que obtuvo de comprar casi gratis empresas en crisis, pero saneadas a cuenta erario público o con pelotazos urbanísticos.

Con la venta a Gerdau en 2004, el equipo directivo seguiría liderado por el consejero delegado, José Antonio Jainaga, quien ha comprado a Gerdau la empresa. A este ingeniero industrial bilbaíno, Sabino Arrieta le “convenció” para que dejara la dirección mundial de la división de turismos de Michelin, llegó a la acería vasca apenas tres años después de la privatización de Sidenor, y puso en marcha los procesos de modernización necesarios para iniciar una expansión que tenía vocación mundial.

La llegada de Gerdau también esconde otros pelotazos en Brasil y aspectos oscuros. No hace mucho, El Correo explicaba esas andanzas de la brasileña. Sobre SIDENOR decía que “no había dejado de dar tumbos desde la crisis de finales de los 70 y principios de los 80 y estaba formado, básicamente, por un grupo de instalaciones de producción de acero y laminación en Euskadi, junto a una división de forja por estampación que tenía también una factoría en Collado Villalba y, por último, una factoría en Reinosa dedicada a grandes piezas forjadas”.

Unos años más tarde, en el 2000, Sidenor adquirió la compañía brasileña de aceros especiales Aços Villares. En realidad tomó el control al adquirir el 58% de las acciones, competidora de Gerdau. Ahí está la primera clave para entender la historia. Aços era tres veces más grande que Piratini, la división de aceros especiales de Gerdau en Brasil.

“Al parecer, en 2005 la compañía siderúrgica Arcelor se interesó por la posibilidad de comprarle Aços Villares a Sidenor, ya que estaban considerando la posibilidad de poner un pie en los aceros especiales -no se dedicaban a ello- y precisamente en Brasil”.

Cuando este asunto llegó a oídos de la familia Gerdau saltaron todas las alarmas. En ese reportaje, se explican dos teorías de la brasileña. Una señala que fue Sidenor la que dijo aquello de “o lo compraís todo o no hay nada”, mientras que la segunda versión apunta a que la aproximación fue algo más amable del estilo de “bueno…. también os podíamos vender lo que tenemos en España”, como dice El Correo.

Por lo que Gerdau se tuvo que quedar con todo por algo más de 440 millones de euros. “Bueno, en realidad, engañaron un poco -o lo intentaron- para solventar algunos problemas legales. Oficialmente sólo habían comprado el 40%, ya que el Banco Santander se quedaba con otro 40% y el equipo directivo con el 20% restante. Pero, en realidad, aquel montaje de dispersión de acciones no era sino una estratagema para sortear las dificultades que podía poner el CADE, la autoridad de competencia brasileña, por la concentración que se iba a dar en ese país con la suma de Piratini y Açcos Villares, ya que colocaba en manos de Gerdau, aproximadamente, el 70% del mercado de aceros especiales del país”.

Con el tiempo y cuando ya estuvieron seguros de que el CADE no pondría problemas, Gerdau puso a su nombre la totalidad de las acciones.

En los años previos a 2005 Sidenor había ganado mucho dinero, pero en los dos siguientes ganó mucho más. En realidad, “Gerdau amortizó la compra de Sidenor en apenas año y medio”.

De ahí que no fue extraño que ya a principios de 2006 el propio Jorge Gerdau, presidente de la compañía, anunciase al entonces lehendakari Juan José Ibarretxe su intención de apostar de forma decidida por sus inversiones en Euskadi, en su primer viaje a suelo vasco.

De ahí, llegaron las compras de la empresa guipuzcoana GSB. El compromiso de seguir invirtiendo en Euskadi lo reiteraría también Jorge Gerdadu en marzo de 2010 al lehendakari Patxi López, en esta ocasión en un encuentro que se celebró en una suite de un hotel de Sao Paulo. “Pero, en realidad, desde un año antes Gerdau ya había congelado las inversiones en España y había dejado de apostar”.

Juanjo Basterra



Categorías:BIZKAIA, EKONOMIA, EUSKAL HERRIA

Etiquetas:, ,

2 respuestas

  1. Hay una serie danesa, que refleja muy bien este tipo de chiringuitos. Se llama Bedrag. Aconsejo verla para comprender como funciona la industria especulativa…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: