zaldunondo

Zalduondo, un pueblo de 200 habitantes, se desengancha de Iberdrola

Zalduondo, un pueblo de Araba que no llega a los 200 habitantes, tiene las cosas muy claras en cuanto al suministro de energía y ha tomado la decisión de dejar a un lado a la multinacional eléctrica Iberdrola. Ha decidido desengancharse en favor de la energía fotovoltaica, que permitirá un ahorro de 2.400 euros al año, un 15% de lo que venía pagando.

Esa es una parte decisiva en la ruptura del suministro eléctrico con Iberdrola, pero otra es, como indica su alcalde Gustavo Fernández Villate (EH Bildu) que «el objetivo es contar con energía producida de manera sostenible y de origen 100% renovable, pero todavía debemos madurar el proyecto». Entiende, en este caso, que «tenemos claro que no debemos seguir trabajando con empresas como Iberdrola que dan prioridad a sus beneficios económicos por encima de la seguridad  de las personas y pretenden reabrir la central nuclear de Garoña».

Como ha explicado el alcalde de Zalduondo «nuestro municipio es de pequeño tamaño. No alcanza las 200 personas empadronbadas y sus recursos económicos son muy limitados ya que sys ingresos se limitan a las tasas e impuestos que se recaudan». Desde junio pasado se ha marcado como objetivo la reducción del gasto corriente.,  En ese sentido, el ahorro por la factura eléctrica y avanzar a un sistema más sostenible y verde son dos elementos imprescindibles , a su juicio, para alcanzar «a medio plazo un escenario de soberanía energética».
Por eso, además de revisar los contratos eléctricos, Zalduondo «ha hecho una solicitud de ayuda para cambio de luminarias de alumbrado público por lámparas de bajo consumo. A su vez, ha desarrollado un estudio que ha detectado lámparas públicas en terreno privado y se ha reducido la contamnación lumínica en la casa consistorial»
Imágenes integradas 3Imágenes integradas 2Imágenes integradas 1

Juanjo Basterra

kontxi-sanchiz

Tal día como hoy ( marzo 2004), al mediodia se estaba realizando una manifestación en Hernani en protesta por la muerte de Ángel Berrueta ayer por la policía española que ha sido disuelta duramente por la ertzaintza. Al ver lo violento de la situación, Kontxi Sanchiz, hernaniarra de 58 años , cayó al suelo sin conocimiento. La trasladaron al hospital en ambulancia, muriendo en el camino.

Kontxi Sanchiz, hernaniarra de 58 años, estaba participando en una manifestación de 200 personas en denuncia por la muerte de Agel Berrueta, muerto ayer en Iruñea por la policía española.

La ertzaintza ha parado la manifestación y ha pedido la documentación a los portadores de la pancarta. Después, han dicho que la manifestación podía continuar sin problemas.

Al escucharse unos gritos en contra por parte de los manifestantes, se han acercado a detener a una persona. Al mismo tiempo han empezado a disolver a los manifestantes a pelotazos, y entonces, Kontxi Sanchiz ha caído al suelo sin conocimiento.

“A la ertzaina no le importa”

Viendo la gravedad de la situación los presentes han llamado a una ambulancia, y viendo que esta tardaba mucho han pedido a los ertzainas que llevasen a la mujer al hospital. La respuesta de estos, según nos ha comentado un testigo, ha sido: “A nosotros no nos importa”.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: